En los últimos días hemos visto por redes sociales y en los medios de comunicación noticias y fotografías dramáticas sobre la situación de los menores inmigrantes en Estados Unidos: fotos y vídeos de niños solos y asustados, a veces muy pequeños, en instalaciones gubernamentales equipadas con rejas. Ante un tema tan serio, hay algunos datos y bulos que es importante aclarar.

¿Qué dice Trump?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra el que están lloviendo las críticas por esta situación, ha asegurado -con su particular estilo- que la culpa de las separaciones familiares la tienen los Demócratas y sus leyes, algo que debería cambiar pero que no ocurre también por culpa del partido rival.

Sería fácil pensar que esto es cierto porque de hecho Trump no ha aprobado nueva legislación migratoria. Entonces, ¿por qué está sucediendo ahora?

¿Tenían lugar estas mismas separaciones familiares con las anteriores administraciones y no eran noticia?

No. Tal y como cuenta Snopes, no existe una ley federal que recoja esta medida y el aumento en el número de casos que se está produciendo ahora mismo no viene de un cambio legislativo sino en un cambio en la ejecución de las leyes que forma parte de la política de ‘tolerancia cero’ de Donald Trump.

Antes, tal y como explica este reportaje de la CNN del 7 de mayo, a las personas sorprendidas cruzando la frontera de forma irregular se les abría un procedimiento administrativo y, a no ser que reuniesen los requisitos para una petición de asilo válida, se les deportaba rápidamente y sin separarlos de sus familias.

Ahora, según este cambio a la hora de actuar, a todos los adultos (con hijos o sin ellos) que traten de cruzar ilegalmente la frontera estadounidense se les abrirá una investigación penal, lo cual significa detenerlos y separarlos de sus hijos durante el tiempo que dure el procedimiento. Además, esto significa que independientemente de que al final final se les conceda el asilo y puedan vivir legalmente en Estados Unidos, tendrán que hacer frente a una posible condena por haber entrado de forma ilegal.

Desde el 19 de abril al 31 de mayo 1.995 niños han sido separados de los adultos que los acompañaban, según cifras del Department of Homeland Security y que reporta NPR.

¿Fotos actuales o de 2014?

Otro foco de confusión han sido las fotografías publicadas sobre los niños que están siendo llevados a estos centros de detención. Durante el pasado fin de semana fotos actuales, distribuidas por el gobierno, y otras de 2014 (cuando gobernaba Barack Obama) se han mezclado en las redes sociales.

El origen de la confusión fue un tuit de Jon Favreau, que trabajó como redactor de discursos para Obama en el que usaba una fotografía de 2014 para denunciar las medidas tomadas por Trump. En la imagen se veía a dos niños durmiendo en colchonetas tras una reja en el centro de menores del servicio de Protección de Aduanas y Fronteras en Nogales, Arizona.

Foto publicada por Associated Press en 2014.

Pronto recibió respuestas y críticas puntualizando que la imagen era en realidad de 2014, cuando Obama era presidente. No es la única foto de esa época que circula por internet, hay en la que se ven escenas muy parecidas a las actuales: niños metidos en grandes jaulas dentro de este y otros centros de detención.

Las fotos de 2014 en varios tuits que las consideran actuales

A esta imagen compartida por Favreau se han añadido otras, tomadas de distintas fuentes como Getty Images y que también se han empezado a hacer pasar por actuales:

Favreau borró el tuit tras la confusión y publicó un hilo explicando el error y también las diferencias entre la situación de 2014 y la de ahora. “En 2014, cuando la administración Obama tuvo que lidiar con una oleada de menores no acompañados que llegaron a nuestra frontera huyendo de la violencia de Centroamérica, las agencias encargadas de alojar a los niños se vieron desbordadas y las condiciones a menudo fueron atroces”. La diferencia entre el caso de 2014 es que los niños ya cruzaban la frontera sin estar acompañados por un adulto mientras que ahora son separados. Esta crisis produjo varias comparecencias y respuestas oficiales a comités del Senado, como esta del administrador de la FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) que cuantifica dicha crisis en más de 24.000 menores no acompañados durante el año 2013 y más del doble (52.000) sólo entre enero y junio de 2014.

A pesar de la rectificación, las fotos de los dos momentos ya se habían mezclado, y han seguido circulando como si se tratase del mismo momento a pesar de que haya 4 años de diferencia y un Gobierno distinto entre ellas. 

Sin embargo, sí hay imágenes muy similares tomadas en la actualidad. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ha hecho público un vídeo que muestra las instalaciones de detención de McAllen, en Texas, y que sí está directamente relacionado con el cambio a la hora de actuar de la Administración Trump.

¿Han desaparecido 1.500 menores?

El 27 de mayo Tim Kaine, senador demócrata por Virginia, publicó un tuit que decía que la Administración Trump era incapaz de dar con el rastro de 1.500 menores perdidos.

Esta cifra se hizo rápidamente viral, con mensajes hablando de la desaparición de 1.500 menores.

Sin embargo hay matices necesarios para entender lo sucedido. La ley permite reubicar a los menores con un familiar, entregándoles la custodia siempre que éste se comprometa a continuar con los casos de deportación o asilo cuando sea requerido. 

El subsecretario del Departamento de Salud y Recursos Humanos aclaró que lo sucedido es que durante una ronda de contactos con los familiares de los 7.635 niños reubicados entre octubre de 2017 y finales de ese año  en 1.475 casos no se pudo establecer una comunicación telefónica con los responsables. Es decir: no es que hayan desaparecido, sino que no se puede establecer comunicación con ellos, algo que puede ser por muchas causas: por ejemplo, que los propios responsables hayan decidido no contestar al Departamento.