Malditas y malditos, llevamos dos semanas con nuestro servicio de Whatsapp y queríamos compartir con vosotros varias conclusiones a las que hemos llegado:

1. Lo primero claro, gracias. Estamos muy contentos con la acogida: nos habéis mandado más de 4.500 mensajes de WhatsApp.

2. Estamos preocupados por la gran cantidad de potenciales bulos de odio: sobre todo relacionados con inmigración y refugiados. Más de un tercio aproximadamente de todas las consultas de estos días han sido sobre eso.

3. El peligro de WhatsApp: Siempre hablamos del peligro de los bots de Twitter, de Facebook y sus datos... Y nos olvidamos del agujero negro que supone WhatsApp, a día de hoy, para luchar contra la desinformación. Nosotros estamos trabajando en herramientas, pero las plataformas también tienen que ayudar.

4. La desinformación en imagen: las capturas, los memes y los vídeos. Una gran parte de la desinformación no viene con link; tenemos que dejar de pensar que el peligro de la desinformación y los bulos viene siempre de webs, blogs... Cada vez más vienen en formato de imagen (una captura de una noticia falsa, un meme de una frase falsa de un político, un vídeo) y hay que dirigir esfuerzos en ver cómo detenerla.

5. El auge del audio para desinformar: cada vez más nos enviáis audios. Audios que simulan situaciones de alarma, que buscan el miedo, que fomentan el odio y que disfrazan la mentira datos falsos. Fáciles de hacer para los malos y muy muy virales. No te los creas.

6. Los malos cada vez están mejor organizados: este lo desarrollaremos con pruebas otro día.

7. Si eres un gabinete de prensa y te llamamos para pedirte datos sobre un posible bulo, es que se está viralizando mucho más de lo que imaginas: ayúdanos y estarás ayudando a parar una desinformación. Como no nos gusta poner ejemplos negativos ahí va uno en positivo: gracias, por ejemplo, al equipo de comunicación del Ministerio del Interior por cómo se toma en serio esto de la desinformación cuando les consultamos.

8. Hay que acabar con el mito de que un bulo sólo tiene influencia si llega a los grandes medios: cada vez tienen más alcance las desinformaciones. Si eres un organismo público, un partido o una empresa... Empieza a pensar que la actuación rápida frente a una desinformación que se empieza a viralizar, siempre es la mejor opción: la transparencia siempre a la mentira. 

9. Bajemos del pedestal (nosotros también): muchas veces nos decís ¿esto se lo cree alguien? O incluso nosotros mismo lo pensamos cuando leemos alguna consulta. En ocasiones los datos de viralización de un link o las veces que nos pasáis la consulta nos hacen darnos cuenta de que un bulo ha penetrado más de lo que pensábamos. Datos frente a percepción, no hay duda en la elección.

10. La salud: queríamos acabar estas reflexiones sobre nuestra experiencia en Whatsapp con la sanidad y los bulos que pueden afectar a nuestra salud. Muchas de vuestras consultas son sobre ello y más allá de la lucha contra la pseudociencia, desde Maldita Ciencia queremos que cale un mensaje: confía en tu médico.

Gracias [email protected] seguid avisándonos y consultándonos en nuestro whatsapp en el 655198538

P.D.: Malditas, malditos, sí tenemos que pediros una sola cosa: paciencia. Somos un equipo pequeño luchando contra un enemigo muy grande, y a veces tardamos en contestar, a veces no llegamos, a veces no nos da la vida. Pero contigo seguro que es más difícil que nos la cuelen.