MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Guía de privacidad en WhatsApp: elige quién ve tu información o quién puede meterte en grupos

Publicado jueves, 10 junio 2021
Comparte
Categorías
Aplicaciones
Recursos utilizados
Material producción propia

En estas últimas semanas nos habéis preguntado mucho por WhatsApp y por algunas de sus funciones. Por ejemplo, la que tiene para que elijamos quien puede meternos en un grupo con más personas y quién no o cómo pueden usarse las imágenes que compartimos o usamos de perfil. Hay ciertas cosas que podemos hacer dentro de la configuración de WhatsApp para usar la aplicación con mayor seguridad y para mejorar nuestra privacidad (hasta cierto punto). Veamos algunas de ellas.

Cifrado de extremo a extremo para las conversaciones

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que WhatsApp asegura que el contenido que mandamos a través de la aplicación, así como las llamadas de voz o las videollamadas, están cifradas de extremo a extremo, por lo que no hay terceros que puedan leer nada de lo que mandamos. El método que da WhatsApp a los usuarios para verificarlo es un código QR que se puede escanear de móvil a móvil. Lo veremos yendo al perfil del contacto que queramos y buscando la opción de “Cifrado”. Dicen que podemos escanear el código QR o comprobar que el código numérico que nos aparece coincide.

Limita quién puede ver tu información personal

En cuanto a los contactos, hay varias opciones que podemos activar o desactivar para controlar un poquito más quién puede acceder a nosotros a través de WhatsApp. Empezando por quién ve parte de tu información, como la foto que tengas puesta de perfil, tu estado, cuándo te conectaste por última vez a la plataforma o si has leído los últimos mensajes recibidos o no. Todo esto lo controlamos desde el menú de “Ajustes” o “Configuración” > “Cuenta” > “Privacidad”. Podemos elegir que esto pueda verlo cualquier persona que nos añada a WhatsApp, solo nuestros contactos o nadie en absoluto.

En ese mismo menú tenemos dos opciones importantes en las que nos tenemos que fijar: quién dejamos que nos meta en un grupo y el acceso a nuestra ubicación en tiempo real. De esto último, lo que importa sobre todo es que no estemos dándole a WhatsApp acceso continuo a nuestra localización, sino que la activemos sólo cuando queramos compartirla con alguien en un momento concreto. Eso lo podemos controlar fijándonos en qué permisos damos a cada aplicación

Elige si cualquiera puede meterte en un grupo o solo tus contactos

Aparte de eso, podemos configurar quién puede añadirnos a un grupo: todo el mundo, solo nuestros contactos o los contactos que nosotros elijamos. Esto viene bien para evitar que personas desconocidas nos añadan a grupos que no conocemos y en los que tampoco sabemos qué contenido se está compartiendo.

Bloquea a personas con las que no quieras hablar

Hablando de mensajes indeseados, os recordamos que también podéis bloquear a personas con los que no queráis hablar o denunciar algo que os manden. Para lo primero, basta con ir al perfil de la persona en cuestión, tanto en Android como en iOS, el sistema operativo de Apple. Entre las opciones que nos aparecen para customizar nuestra conversación con esa persona tenemos las opciones de “Bloquear” y “Reportar contacto”. Bloquearles les mandará a una lista negra para que no puedan escribirte, mientras que si les reportas WhatsApp obtendrá una copia de los últimos mensajes intercambiados con el contacto en cuestión para analizar si incumplen sus reglas.

Como decíamos un poquito más arriba, WhatsApp dice que no puede leer tus mensajes por el cifrado de extremo a extremo, pero si lo que quieres es evitar que alguien de tu alrededor lea determinados mensajes si llega a acceder a tu móvil y sin tener que borrar una conversación al completo, puedes recurrir a los “mensajes temporales”. Con el contacto que elijas tienes la opción de activar el autoborrado de los últimos mensajes intercambiados cada siete días. En ese caso, desaparecerán de tu teléfono, pero acuérdate de que si la otra persona tiene activada la copia de chats en Google Drive, por ejemplo, seguirán existiendo para ella.

Activa la verificación en dos pasos

Más consejos para mejorar nuestra seguridad en la aplicación: activar la verificación en dos pasos. Al hacerlo, cada cierto tiempo WhatsApp nos pedirá un pin numérico de seis dígitos que habremos elegido nosotros previamente. Para ello nos vamos al menú de “Ajustes” o “Configuración” > “Cuenta” > “Verificación en dos pasos”. Ya que estamos, aprovechamos para recordarte que evites códigos demasiado obvios, como fechas de cumpleaños o el nacimiento de tu hijo. ¡Que eso es fácil de adivinar!

Es conveniente tenerla activada por si acaso alguna vez nos roban nuestra cuenta de WhatsApp (que puede pasar). De este modo, si alguien intenta intenta vincular nuestro número de teléfono a la aplicación sin nuestro consentimiento, no podrán hacerlo sin ese pin de seis números que sólo sabemos nosotros. Ojo porque hay ciberdelincuentes que tienen tácticas aprendidas para engañarnos y sonsacarnos ese número, como suplantando a uno de nuestros contactos. Te contamos todo en este artículo.

¿Quieres que cualquier archivo que te envíen se descargue automáticamente?

Por último pero no menos importante, te recordamos que es conveniente tener desactivada la descarga automática de imágenes y otra multimedia que nos manden. ¿Por qué? Como ya os hemos explicado en alguna que otra ocasión, por WhatsApp sí que es posible que nos lleguen archivos infectados con algún virus y esta es una manera de evitarlo. Además, ayuda a que seas tú quien seleccione qué imágenes o vídeos quieres que se guarden en tu teléfono y cuáles no, y no que sea algo automático. Para configurarlo nos vamos a “Ajustes” o “Configuración” > “Almacenamiento de datos” y en el apartado de “Descarga automática” elegimos “Ningún archivo” para todas las opciones que nos aparecen.

Además de explicarte estas medidas para mejorar tu privacidad y seguridad en la aplicación de Whatsapp, te recordamos que en nuestro repositorio de aplicaciones alternativas tenemos una lista de servicios que puedes usar que no sean los de grandes tecnológicas, como es el caso de WhatsApp y su propietaria, Facebook. Estas aplicaciones tienen otro modelo de negocio que no está basado en la recolección de datos para subsistir, por lo que pueden mejorar incluso más tu privacidad.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.