A pesar de haber roto relaciones con Pablo Casado, el PSOE de Pedro Sánchez ha pactado con el PP la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Gobierno y oposición han acordado la composición del órgano de gobierno de los jueces, que a partir de ahora tendría mayoría progresista con 11 vocales a propuesta del PSOE y otras formaciones de izquierda; y 9 jueces conservadores a los que sumaría como presidente el magistrado Manuel Marchena, propuesto por el PP y también conservador. 

Este acuerdo no es el método que siempre ha defendido Pedro Sánchez: hace sólo 2 años, durante su discurso de investidura tras el pacto con Ciudadanos, Sánchez defendía que los cargos de “designación parlamentaria” como los miembros del CGPJ fueran elegidos en “convocatoria pública”. 

Calificaba entonces Sánchez su propuesta de “revolucionaria” y señalaba que este era su “compromiso”, y su “convencimiento” que entre los candidatos debía primar “la independencia, la profesionalidad y la imparcialidad”. La idea es que fuera un “comité asesor profesional” el que evaluara la competencia e idoneidad de los candidatos cuyas evaluaciones fueran públicas, con audiencias en comisión y aprobación por la mayoría de las cámaras. 

2014: Sánchez pedía que los candidatos no fueran a propuesta de los partidos

Esta idea que fuera un ente externo al Congreso el que evaluara las competencias de los candidatos al CGPJ no surge del pacto con Ciudadanos en 2017. Ya en 2014, cuando Sánchez acababa de ser elegido Secretario General del PSOE por primera vez, defendía que los partidos dejaran de proponer candidatos y fuera una mesa de expertos catedráticos quien los evaluara:

“Que los partidos dejemos de proponer candidatos, que se establezca una mesa de expertos catedráticos que filtren los candidatos que son capaces de gobernar el gobierno de los jueces y que el Congreso decida libremente y no a instancias de los partidos políticos. Cuando llegan a examinarse al Congreso ya saben la nota y no puede hacerse es que sigan decidiendo los partidos políticos. No hay ningún sistema perfecto. Si hay unos expertos con capacidad y méritos me parece más razonable a que se elijan por afinidad partidaria”

Entrevista en El programa de AR. 11 diciembre 2014

Evitar la “dependencia partidista” del CGPJ

También en el documento con el que Pedro Sánchez se presentó a las primarias contra Susana Díaz en 2017 se contemplaba esta idea de que la elección de los miembros del CGPJ debía hacerse “evitando su dependencia partidista y asociativa”, aunque no ahondaba en el modelo.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!

#FundaMaldita.

Te necesitamos para luchar contra la mentira. Llevamos un año detectando, comprobando, desmintiendo y viralizando la verdad con tu ayuda y queremos seguir construyendo Maldita.es contigo.

Queremos convertirnos en fundación para no ser propiedad de nadie y hemos empezado un crowdfunding. Dona si puedes y difunde en redes.

Hazte embajador/a de Maldita.es