Maldita Hemeroteca
13/10/2020

Cuando Pedro Sánchez quería que el CGPJ se eligiera por concurso público

El 13 de octubre, el Partido Socialista y Unidas Podemos presentaron en el Congreso una proposición de ley para reducir la mayoría necesaria para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). De esta forma, solamente se necesitaría mayoría absoluta (176 escaños), frente a los 210 de la mayoría cualificada que se requieren ahora.

Ya el pasado 2 de octubre, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció su intención de cambiar el sistema de elección sorteando así al Partido Popular. "Tenemos al principal partido de la oposición bloqueando esa renovación, creo que la mayoría absoluta de la Cámara [el Congreso de los Diputados] y el Ejecutivo tenemos que dar una salida para desbloquear esta situación", dijo.

En cambio, el Constitucional se ha mostrado en otras ocasiones en contra y ha insistido en que se necesita mayoría cualificada frente a los 176 de la mayoría absoluta para llevarlo a cabo, por lo que tendría que pactar con el PP para tener su apoyo.

Esta postura contrasta con la que ha mantenido Sánchez hasta hace unas semanas. Durante el verano, tanto PP como PSOE estuvieron negociando una acuerdo hasta "prácticamente el 99%", pero el presidente del Gobierno asegura que "inexplicablemente el Partido Popular rompió esos acuerdos". Unas acusaciones que desde el partido de Pablo Casado atribuyeron a los ataques de Podemos a la monarquía tras la salida del rey emérito de España.

Estas conversaciones iban en la línea de lo ocurrido en 2018, cuando Sánchez pactó con el PP la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Gobierno y oposición acordaron la composición del órgano de gobierno de los jueces, que a partir de ahora tendría mayoría progresista con 11 vocales a propuesta del PSOE y otras formaciones de izquierda; y 9 jueces conservadores a los que sumaría como presidente el magistrado Manuel Marchena, propuesto por el PP y también conservador. 

Pero este acuerdo tampoco es el método que siempre ha defendido Pedro Sánchez: en 2016, durante su discurso de investidura tras el pacto con Ciudadanos, Sánchez defendía que los cargos de "designación parlamentaria" como los miembros del CGPJ fueran elegidos en "convocatoria pública". 

Calificaba entonces Sánchez su propuesta de "revolucionaria" y señalaba que este era su "compromiso", y su "convencimiento" que entre los candidatos debía primar "la independencia, la profesionalidad y la imparcialidad". La idea es que fuera un "comité asesor profesional" el que evaluara la competencia e idoneidad de los candidatos cuyas evaluaciones fueran públicas, con audiencias en comisión y aprobación por la mayoría de las cámaras. 

2014: Sánchez pedía que los candidatos no fueran a propuesta de los partidos

Esta idea que fuera un ente externo al Congreso el que evaluara las competencias de los candidatos al CGPJ no surge del pacto con Ciudadanos en 2017. Ya en 2014, cuando Sánchez acababa de ser elegido Secretario General del PSOE por primera vez, defendió, en múltiples ocasiones, que los partidos dejaran de proponer candidatos y fuera una mesa de expertos catedráticos quien los evaluara:

"Que los partidos dejemos de proponer candidatos, que se establezca una mesa de expertos catedráticos que filtren los candidatos que son capaces de gobernar el gobierno de los jueces y que el Congreso decida libremente y no a instancias de los partidos políticos. Cuando llegan a examinarse al Congreso ya saben la nota y no puede hacerse es que sigan decidiendo los partidos políticos. No hay ningún sistema perfecto. Si hay unos expertos con capacidad y méritos me parece más razonable a que se elijan por afinidad partidaria".

Entrevista en El programa de AR. 11 diciembre 2014

Una postura que mantuvo en varias entrevistas esos días, donde decía que una de las "comodidades del bipartidismo" era que fueran los partidos los que decidieran la renovación del CGPJ e insistía en renunciar a que el PSOE participara de esa elección.

Evitar la "dependencia partidista" del CGPJ

También en el documento con el que Pedro Sánchez se presentó a las primarias contra Susana Díaz en 2017 se contemplaba esta idea de que la elección de los miembros del CGPJ debía hacerse "evitando su dependencia partidista y asociativa", aunque no ahondaba en el modelo.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!

Otros artículos de Maldita.es