A nuestro consultorio a veces nos llegan preguntas muy curiosas, que encajarían perfectamente en una partida de Trivial, como por ejemplo esta: las ancas de rana, ¿se consideran carne o pescado?

En el Registro General Sanitario de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, las ancas de rana aparecen en la categoría de Pescado, Crustáceos, Moluscos y Derivados pero eso no significa que sean pescado.

“Son anfibios, no mamíferos ni peces”, aclara a Maldita Ciencia Íñigo Martínez-Solano, investigador del departamento de Biodiversidad y Biología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales.  

El biólogo destaca que las especies autóctonas que suelen usarse para consumo humano son la rana verde común (Pelophylax perezi) y la rana bermeja (Rana temporaria). “Esto es ilegal ya que ambas especies están protegidas por diferentes legislaciones regionales, nacionales e internacionales”, denuncia.

"También ha habido granjas que criaban la rana toro americana (Lithobates catesbeianus), una especie invasora que depreda sobre especies nativas y es portadora de una peligrosa enfermedad infecciosa, la quitridiomicosis", añade.

En Maldita Ciencia hemos preguntado al SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) si le consta alguna denuncia de que se empleen estas especies de anfibios en los restaurantes y nos informan que "no hay denuncias en este sentido".

En cuanto a la protección de estas especies, el SEPRONA destaca que la rana verde es piscícola y se puede comercializar, siguiendo la regulación de las comunidades autónomas (está protegida en el Principado de Asturias e incluida en la directiva Hábitats y en el Convenio de Berna).

Por su parte, la rana bermeja está incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y "no se puede comercializar", subraya el SEPRONA. No obstante, si se cría en cautividad y cumple con los requisitos sanitarios, sí podría venderse, añaden estas mismas fuentes. De manera excepcional, las comunidades autónomas podrían aprobar una autorización especial para su comercialización, aunque no es lo habitual, según el SEPRONA.

Respecto a la rana toro americana, al estar incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras "no se puede comercializar de ninguna manera", resaltan estas fuentes.

Se calcula que hay miles de especies diferentes de ranas en todo el mundo y en España existen nueve -de los géneros HylaRana y Pelophylax-. “Todas ellas se encuentran protegidas por ley y afrontan serias amenazas como la destrucción y fragmentación de sus hábitats acuáticos y terrestres, la introducción de especies exóticas invasoras (sobre todo cangrejos y peces, que son depredadores de huevos, larvas y adultos) y la aparición de nuevas enfermedades infecciosas”, explica Martínez-Solano.

Por tanto, si te preguntan si las ancas de rana son carne o pescado, puedes responder que ninguna de las dos cosas, que son anfibios y además, para que no te insistan con el tema, puedes añadir que en España tenemos nueve especies de ranas y que están protegidas por las amenazas a las que se enfrentan.