Nos habéis preguntado también por la kava y si se puede considerar realmente un ansiolítico natural. Esto es lo que sabemos.

La kava (Piper methysticum) es una planta de origen polinesio. Con su raíz se elabora una bebida que tiene propiedades sedantes y anestésicas y que por tanto se ha propuesto como un tratamiento alternativo para la ansiedad, especialmente teniendo en cuenta que los actuales medicamentos ansiolíticos han demostrado ser eficaces, pero también que pueden provocar efectos secundarios poco deseables. Revisiones realizadas por la Biblioteca Cochrane han demostrado que la kava es una forma efectiva de reducir los síntomas de la ansiedad cuando se la compara con el placebo.

via GIPHY

Sin embargo, en 2001 surgió cierta preocupación por una posible toxicidad de los extractos de kava que podía causar efectos perjudiciales en el hígado, y como resultado se reguló o limitó en muchos países, aunque algunos científicos apuntaron que los casos de toxicidad se dieron en pacientes con problemas hepáticos anteriores o que tomaban medicamentos que pudieron interferir con la kava.