MENÚ
MALDITA CIENCIA

Por qué debes evitar que tu gato o perro te lama la cara

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Literatura científica

Pocas cosas hay más agradables que un perro ‘te coma’ a besos. Si hablamos de gatos, puede que la cosa cambie (su lengua ‘raspa’). Sea uno u otro, hay ocasiones en las que nuestras mascotas tienen especial querencia por lamernos la cara e incluso la boca. Un estudio realizado en Países Bajos en 2009 encontró que el 50% de los dueños de perros y gatos dejan que sus mascotas les laman la cara. Pero, lejos de ser un gesto inofensivo, debemos tener cuidado porque, como consecuencia, pueden transmitirnos enfermedades.

La zoonosis, como aprendimos con la pandemia de COVID-19, es el salto de patógenos y enfermedades de animales a personas y viceversa. Los perros y gatos no son una excepción. De hecho, los perros son un importante reservorio de infecciones zoonóticas y pueden transmitir a los humanos varias enfermedades víricas y bacterianas. ¿Cómo? A través de la saliva, la orina o las heces contaminadas y, además del contacto directo.

Por ejemplo, ha habido casos, como el de una mujer estadounidense, en los que el lametón de un cachorro a una herida abierta provocaron una infección por la bacteria Capnocytophaga canimorsus, presente en las encías de gatos y perros. Trainer acabó con una mano y las dos piernas amputadas.

"La saliva de todos los mamíferos alberga un gran número de bacterias. Los perros tienen en su saliva, un mayor número de tipos de bacteria de las que tiene el humano, la mayoría de ellas inocuas, pero algunas tienen capacidad de transmitir alguna patología al ser humano", ha explicado a Maldita.es Mar Puig, auxiliar veterinaria, educadora canina también especializada en gatos y maldita que nos ha prestado sus superpoderes.

Entre los gérmenes más comunes que pueden transmitir algunas de nuestras mascotas se encuentran virus como el de la rabia y bacterias como Salmonella (que causa salmonelosis), Brucella (provoca la brucelosis, una enfermedad que también se puede adquirir por la leche cruda), Campylobacter y varias especies de Staphylococcus. Pastuerella, que también está en la boca de gatos, nos provoca infecciones.

Los gatos, por su parte, pueden transmitir la rabia, una infección vírica mortal, a través de la exposición de la mucosa de un animal infectado. Además, los gatos son el animal doméstico al que más frecuentemente se le diagnostica la rabia en Norteamérica.

La mayoría de los casos de personas que enferman por besarse o lamerse con mascotas provienen del contacto oral previo de los animales con residuos fecales. Los lametones faciales y labiales entre humanos y mascotas pueden transportar esa materia fecal. "Tanto los perros como los gatos se acicalan a través del lamido, es decir, no es necesario que el animal nos chupe para estar en contacto con las bacterias de su saliva, ya que estas pueden estar distribuidas por cualquier parte de su pelaje, al que el propio animal tiene acceso", ha aclarado la veterinaria Mar Puig.

En el mencionado estudio neerlandés, se tomaron muestras de 152 perros y 60 gatos en los que se encontraron parásitos, tanto en su piel como en sus heces. Entre los hallazgos, se toparon con huevos del nematodo Toxocara en alrededor del 4,5% de las heces de los perros y gatos analizados. También en un 12% en la piel de perros y un 3% en la de gatos. Este parásito, secundario para nuestra especie, puede causar enfermedades en humanos. Los protistas (anteriormente conocido como protozoos) Giardia, que nos causan la enfermedad giardiasis, y Cryptosporidium, que provoca en humanos criptosporidiosis, también fueron encontrados en perros y gatos.

"Para evitar el contagio es fundamental una correcta vacunación y desparasitación del animal con el que convivimos y extremar las precauciones cuando el contacto se da en animales que no conocemos", señala Puig. La veterinaria también recomienda lavarse bien manos y las caras tras estar en contacto con estos animales y que los bebés, personas inmunodeprimidas y personas muy mayores extremen la higiene después de estar en contacto con un animal al que no conozcan.

Así que ya sabes, desparasita con frecuencia a los animales con los que vivas y ten cuidado con sus lametones.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes la maldita Mar Puig y José Ángel Morales.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.