MENÚ
MALDITA CIENCIA

Depresión en personas mayores: quiénes la padecen, cuáles son los síntomas y consejos para prevenirla

Publicado
Actualizado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Literatura científica

Entre 2015 y 2050 la proporción de población mundial mayor de 60 años se multiplicará casi por dos (pasando del 12% al 22%), según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Varias investigaciones indican que, por lo tanto, también aumentará el número de personas mayores con depresión. Os explicamos cómo les afecta esta enfermedad y qué consejos pueden ayudar a prevenirla. 

Si estás pasando por una mala situación personal, padeces alguna enfermedad mental o tienes pensamientos suicidas, puedes recibir ayuda de tu médico de cabecera o acudir a Urgencias. También puedes acudir a una persona de tu confianza, comunicarle lo que te está sucediendo y buscar la compañía de alguien que te aprecie y con quien te sientas a gusto. 

Otros recursos disponibles son el Teléfono de la Esperanza, con el que puedes contactar llamando al 91 459 00 55 o al 717 003 717 (aquí tienes el listado completo del teléfono de sus sedes en España y otros lugares del mundo), y el Teléfono contra el Suicidio, disponible en el 91 138 53 85.

Hasta un 5% de personas mayores de 65 años en el mundo padece depresión

La depresión es un trastorno mental frecuente entre las personas mayores. Manuel Martín Carrasco, vicepresidente de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), cuenta a Maldita.es que la prevalencia es de entre el 2% y el 5% de la población mayor de 65 años. 

A ello habría que sumar otro 10% o 15% de personas que “presentan síntomas depresivos clínicamente apreciables, pero que no reúnen las características como para ser diagnosticados (la denominada depresión subclínica)”.

Más síntomas inespecíficos: cómo afecta la depresión a los ancianos

La depresión en ancianos puede manifestarse con síntomas diferentes a los de la población adulta. “En los mayores, la queja principal puede no ser la tristeza y que, en su lugar, aparezcan síntomas médicos no explicados, con una tendencia a la hipocondriasis (el paciente cree de forma infundada que padece alguna enfermedad grave)”, afirma Martín.

Entre estos síntomas, el experto menciona la fatiga, la apatía, la pérdida de peso, el aumento del dolor, el insomnio o la ansiedad. Los ancianos también pueden experimentar trastornos de comportamiento. Por ejemplo, podrían dejar de comer, beber o tomar la medicación, aislarse o descuidar la higiene. 

Rafael Mora Marín, psiquiatra y jefe de servicio del Área de Salud Mental del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón y maldito que nos ha prestado sus superpoderes, confirma a Maldita.es que en las personas mayores son más frecuentes los síntomas somáticos como los dolores y molestias vagas, inespecíficas y erráticas. “Muchas veces el paciente peregrina de médico en médico en busca de una causa física de su malestar”, indica Mora.

Estos pacientes también pueden tener baja autoestima, sentimientos de culpa, desinterés o falta de energía, según subraya a Maldita.es Rebeca Alcocer Velarde, psicóloga sanitaria en el centro Psicólogos Princesa 81 y codirectora de la Red Nacional de Psicólogos para la Prevención del Suicidio.

Sería importante no normalizar esta sintomatología haciéndola propia del proceso de envejecimiento, ya que en muchas ocasiones esto hace que la depresión pase desapercibida”, afirma la psicóloga.

Algunos pacientes pueden experimentar problemas de memoria y de orientación

En esta población pueden ser especialmente acusados síntomas cognitivos como la desorientación o la distracción, según Mora. El psiquiatra explica que la queja principal de algunos pacientes con depresión es la falta de memoria, que puede ser considerada erróneamente un signo de demencia. Estos problemas de memoria “suelen desaparecer cuando la enfermedad es tratada con éxito”.

Por el contrario, en algunas personas mayores, “un episodio depresivo mayor puede ser la presentación inicial de una demencia irreversible”. “De esta forma, a los pocos meses del inicio de la depresión (o incluso después de superarla) empiezan a ser evidentes la pérdida de memoria y otros síntomas de demencia”, señala.

El riesgo de suicidio en ancianos con depresión

Entre los signos comportamentales más frecuentes, Alcocer menciona “la confusión, la tendencia al aislamiento, las variaciones de humor, las crisis de llanto, el negativismo, la hostilidad y los intentos de suicidio”. 

Existe un riesgo enorme de suicidio en personas con depresión a partir de los 65 años, según Mora: “Aunque se suicidan más personas entre los 40 y 50 años (porque hay muchas más personas de esa edad), el porcentaje de suicidios en relación con la población por grupo de edad se dispara a partir de los 65 años, sobre todo en varones”. 

Tal y como indica el libro Depresión y suicidio 2020 (2020), el suicidio consumado en ancianos constituye “un verdadero problema de salud pública”. Los autores destacan que, al contrario que en jóvenes, la mayoría de actos de autolesiones deliberadas en personas mayores tiene una elevada intencionalidad suicida. Varias investigaciones concluyen que existe una fuerte relación entre la ideación, el intento y la consumación del suicidio en esta población.

¿Quiénes suelen ser los más afectados?

Hay una serie de factores que aumentan el riesgo de padecer depresión a partir de los 65 años. El más importante, según Martín, es haber experimentado otros episodios depresivos antes

Entre los factores sociales que pueden influir en que una persona mayor tenga depresión, Gema Pérez Rojo, doctora en Psicología y profesora titular de la Universidad CEU San Pablo, menciona a Maldita.es la jubilación, la pérdida de seres queridos, cambios en el estilo de vida, la soledad, el aislamiento, la pandemia de la COVID-19 y dificultades económicas. En Maldita.es os hemos hablado del impacto de la pandemia de coronavirus en la depresión

También influye padecer una enfermedad crónica y tener dificultades para quedarse dormido, según un estudio publicado en la revista científica PLOS ONE. Martín subraya que esto ocurre principalmente cuando las patologías afectan a la autonomía personal o producen un dolor intenso. “La enfermedad cerebrovascular y el cáncer están entre las enfermedades que más se asocian a depresión”, añade.

Consejos para prevenir la depresión en personas mayores

Si se sospecha que alguien padece depresión, es fundamental que reciba ayuda cuanto antes de un profesional. “No hay que aguantar la depresión”, afirma Martín. En Maldita.es ya os hemos explicado por qué la depresión no es un signo de debilidad personal y otros mitos sobre la enfermedad.

Además de permanecer activo, el experto recomienda mantenerse conectado con amigos y familiares, comer adecuadamente, no guardar los sentimientos y no consumir alcohol ni otras sustancias tóxicas.

Para prevenir la depresión, también sería aconsejable ejercitar la memoria para mantener activo el cerebro. “Los ejercicios cognitivos entrenan habilidades como la atención, la orientación, el lenguaje u otras funciones ejecutivas como planificar u organizar”, señala.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el maldito Rafael Mora.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.


Primera fecha de publicación de este artículo: 11/03/2022

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.