MENÚ
MALDITA CIENCIA

Cuidado con estas gráficas que comparan datos de COVID-19 en 2020 sin vacunas y 2021 con ellas: no son periodos comparables por las restricciones y el confinamiento de 2020

Publicado jueves, 2 septiembre 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Recursos utilizados
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Se han viralizado una gráfica y una tabla que comparan datos de COVID-19 en España en julio y agosto, respectivamente, de 2020 con las mismas fechas en 2021. Con estas cifras se insinúa que la situación pandémica es mejor cuando no había vacunas (en 2020) que tras la campaña de vacunación (en 2021). Pero no es así: además de que hay errores en los números de ambas imágenes virales, la explicación es que ambos momentos no son comparables: en julio y agosto de 2020 veníamos de un confinamiento estricto y en esas mismas fechas de 2021 las medidas sanitarias son menos estrictas.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

Dos momentos de la pandemia no comparables

Como señala a Maldita.es Usama Bilal, profesor asistente en el Departamento de Epidemiología y Bioestadística y Salud Urbana Colaborativa en la Universidad de Drexel (Estados Unidos), durante el mes de julio y comienzos de agosto fue “el momento de menos casos de toda la pandemia”. Además, hay que considerar que desde el 14 de marzo hasta el 2 de mayo de 2020 que comenzó la desescalada, España estuvo en confinamiento estricto. El primer estado de alarma duró hasta el 21 de junio de 2020.

Incidencia acumulada desde el inicio de la pandemia (la primera ola está subestimada por una menor capacidad diagnóstica). Fuente: Instituto de Salud Carlos III.

En cambio, “en julio de 2021, hemos decidido que esas medidas no merecen la pena, así que hay más casos”, indica Bilal. Además, aclara que el número de casos no se traduzca en enfermedad grave “es una de las labores de las vacunas, y parece que así está ocurriendo”.

“No tiene sentido comparar dos momentos que pueden diferir en una serie de factores que pueden influir en la recogida de los datos, en el control de la transmisión o en las consecuencias en términos de COVID-19 grave o fatal”, explica a Maldita.es Mario Fontán Vela, médico especialista en medicina preventiva y salud pública.

Esas diferencias son, por ejemplo, que en 2020 “veníamos de un confinamiento estricto que redujo la transmisión a los niveles más bajos que hemos tenido desde que la epidemia se inició en nuestro territorio. Esto hizo que las cadenas de transmisión se redujeran casi al máximo, por lo que luego el virus necesitaba más tiempo para que se abrieran cadenas de transmisión suficientes para disparar la transmisión comunitaria y que esto repercutiera en términos de ingresos hospitalarios, ocupación de UCI y fallecimientos”. En cambio, en 2021 venimos de una relajación paulatina de unas medidas que ya eran más flexibles si las comparamos con el confinamiento de marzo-junio de 2020, aclara Fontán.

Otro problema es la comparación de dos momentos puntuales, porque son fotografías de una cuestión que es dinámica, aclara el médico: “No se puede comparar como si la epidemia fuera estacional en este momento y fuera esperable que en un mismo momento en años diferentes deberíamos ver las mismas curvas con la misma intensidad”.

Con las vacunas, a igual incidencia, menos hospitalizados y fallecidos

Dado que las vacunas lo que hacen especialmente es prevenir la forma grave de la enfermedad COVID-19, y como el número de ingresos, pacientes en UCI y fallecimientos depende del nivel de transmisión que haya, lo que hay que comparar para una misma incidencia acumulada son los otros párametros de hospitalizaciones, UCI y fallecimientos, añade Fontán. El 27 de julio de 2021, según la actualización diaria del Ministerio de Sanidad, había una incidencia acumulada a 14 días de 701,92 en España y el 19 de enero de 2021 del 714,21. Pese a esta incidencia similar, las hospitalizaciones eran de 9.522 en julio frente a 24.185 en enero, la ocupación UCI de 1.534 en julio frente a 3.416 seis meses antes y los fallecidos en los 7 días previos fueron 138 en julio y 952 en enero.

Aun así, como explica Fontán, estas comparaciones tampoco serían del todo exactas porque “cada curva epidémica tiene sus características propias en cuanto a qué factores sociales le dan forma y qué grupos de población se ven más afectados. Pero tendría más sentido que comparar por momento temporal”.

Errores en los datos

Tanto la gráfica como la tabla citan como fuente al Ministerio de Sanidad y en el caso de la tabla también al Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). Pero las dos imágenes incurren en el error principal de tomar como fuente las actualizaciones diarias del Ministerio de Sanidad en vez de la base de datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) que gestiona el Centro Nacional de Epidemiología (CNE) disponible en la web del ISCIII. Como explica el ISCIII, los datos estadísticos diarios el Ministerio de Sanidad “pueden ser incompletos, contener errores y sufrir retrasos en distinta medida” mientras que los datos del RENAVE han pasado por “procesos de depuración, imputación y relación con otras bases de datos secundarias para paliar los defectos de la notificación”.

Así que hemos realizado nuestra gráfica y tabla con los datos del ISCIII y se observa que la diferencia de datos COVID entre las mismas fechas de 2020 y 2021 es menor de la que aparece en las imágenes virales, sobre todo en cuanto a datos de fallecimientos y hospitalizaciones.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.


Primera fecha de publicación de este artículo: 24/08/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.