MENÚ
MALDITA CIENCIA

Malditos pedos: ¿Por qué se producen? ¿Los que no suenan huelen peor?

Publicado miércoles, 9 junio 2021
Comparte
Categorías
Cuerpo humano
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

Flatulencias, ventosidades, gases, cuescos. O simplemente pedos. Quien lo huele (salvo si tiene COVID-19), debajo lo tiene. Mucho se ha dicho (y olido) sobre este acto fisiológico. Os contamos lo que se sabe y desmontamos algunos mitos al respecto. Ya desmentimos que olerlos prevenga el cáncer y aclaramos que no hay evidencias de que comer un yogur después de las legumbres ayude a reducir los gases. Tampoco de que el coronavirus se pueda transmitir por los pedos.

Tragar aire y las bacterias intestinales producen los gases

Las flatulencias aparecen principalmente por dos motivos: por tragar aire o porque se producen directamente en el intestino grueso. Los primeros aparecen por problemas dentales, comer rápido, masticar chicles… y los segundos por las bacterias que hay en nuestro intestino grueso, sobre todo en el colon, explica a Maldita Ciencia Beatriz Robles, tecnóloga de los alimentos y nutricionista. En menor medida también contribuye la difusión de gases desde la sangre al tubo digestivo y el gas liberado en las reacciones químicas de la digestión, al mezclarse los alimentos con los fluidos intestinales, señala a Maldita Ciencia Antonio M. Moreno García, especialista en aparato digestivo en el Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz y miembro de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD).

Cuando ingerimos carbohidratos que no podemos digerir, señala Robles, las bacterias del colon lo fermentan y producen como residuo gases. Entre los alimentos que contienen hidratos de carbonos no digeribles están las legumbres, la coliflor, el brócoli, la cebolla, las coles de Bruselas... También son materia prima para las flatulencias los alimentos con polialcoholes, unos hidratos de carbono que se usan como edulcorantes y que son habituales en chicles.

El azufre es la causa del olor

Estos gases tienen sustancias inodoras como el nitrógeno, dióxido de carbono y el metano pero también compuestos que contienen azufre y son los que dan mal olor: ácido sulfhídrico, metanotiol y dimetilsulfuro. ¿Y por qué tienen distintos olores? Por las distintas concentraciones de diferentes compuestos sulfuradosLos pedos olorosos proceden de la fermentación bacteriana, aclara Robles, y su olor va a depender del tipo y cantidad de bacterias intestinales que tengamos y de los alimentos que comamos.

La dietista-nutricionista Júlia Farré señala a Maldita Ciencia que el olor va a depender más de nuestras bacterias intestinales que de nuestra dieta: “No se puede generalizar porque depende de cada microbiota”, las colonias de bacterias que viven en nuestros intestinos. Para reducir los gases, Farré no recomienda evitar los alimentos con fibra porque son necesarios para tener una buena microbiota. Además, aconseja acudir a dietistas-nutricionistas si tenemos problemas de gases.

El sonido no tiene relación directa con el olor

Pero Robles desmiente el mito de que los silenciosos huelen peor: “El sonido depende sólo del estado de relajación o contracción del esfínter y de la velocidad de expulsión. Si tenemos un mayor volumen de gas, como sucede cuando tragamos mucho aire, va a hacer más ruido pero ese gas no es producto de la fermentación y no va a llevar tantos compuestos olorosos”.

Los pedos con peor olor son los que tienen como origen alimentos con compuestos azufrados, como los aminoácidos cisteína y metionina procedente de la carne o los huevos si no se absorben en el intestino delgado, añade. Robles advierte que debido al gran consumo de alimentos con compuestos sulfurados, los vegetarianos pueden producir flatulencias que huelen peor. “A priori, parecería que todas las dietas vegetarianas producirían gases más pestilentes, pero no siempre es así, dependerá de la combinación de alimentos que se realicen a lo largo del día. Lo que sí existe es una mayor producción de gases” en la dieta vegetariana, matiza el médico Moreno García.

Además de la dieta, hay otros factores que influyen en el olor de los pedos, añade Moreno García: consumo de antibióticos y patologías digestivas como la intolerancia a la lactosa, a la fructosa y la dispepsia funcional (síntomas recurrentes de indigestión que no tienen una causa obvia).

Alimentos que causan malos olores

En resumen, los alimentos que provocan flatulencias con peores olores son aquellos que tienen compuestos sulfurados y que, además, lleguen sin digerir al intestino. Son, explican Robles y Moreno, las legumbres, la coliflor, las coles de Bruselas, las acelgas, las espinacas, la piña, la uva, la ciruela, la cebolla y el brócoli. De forma menos frecuente, la carne y huevos si no se absorben correctamente sus aminoácidos sulfurados en el intestino delgado.


Primera fecha de publicación de este artículo: 15/02/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.