MENÚ
MALDITA CIENCIA

¿Pueden las mujeres embarazadas y las madres lactantes vacunarse contra la COVID-19?

Publicado martes, 30 marzo 2021
Comparte
Categorías
Vacunas
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

En Maldita Ciencia ya os hemos resuelto múltiples preguntas sobre la campaña de vacunación contra el coronavirus en España. Os hemos contado cuántas personas van a poder vacunarse, cuánto tarda en hacer efecto la vacuna o a qué grupos se le administrará primero. También nos habéis preguntado si las embarazadas o las mujeres que tienen bebés lactantes pueden vacunarse. Los datos sobre la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 en embarazadas y madres lactantes son limitados. Os contamos todo lo que sabemos al respecto. 

Los datos sobre la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 en embarazadas son aún limitados

Los ensayos de las vacunas contra la COVID-19 no han incluido a personas embarazadas o en período de lactancia, por lo que nuestro conocimiento directo sobre el tema es actualmente limitado.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos confirman que “hay datos limitados sobre la seguridad de las vacunas COVID-19 para personas embarazadas”. Según cuentan, están en marcha estudios en embarazadas y los fabricantes de vacunas están monitorizando a las personas que participaron en los ensayos clínicos y se quedaron embarazadas.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) indica que, en el caso de la vacuna de Pfizer, “los estudios en laboratorio en modelos animales no han mostrado ningún efecto dañino en el embarazo”. “Sin embargo, la información sobre el empleo de Comirnaty (la vacuna de Pfizer) en el embarazo es todavía muy limitada”, advierte. Lo mismo ocurre con la vacuna de Moderna, según recoge la Agencia Europea de Medicamentos.

La OMS y el Gobierno de España no recomiendan a las embarazadas vacunarse contra la COVID-19, salvo en excepciones

La Organización Mundial de la Salud no recomienda que las mujeres embarazadas se vacunen contra la COVID-19 por el momento. En caso de que una mujer embarazada tenga un riesgo alto e inevitable de exposición, la OMS indica que se podría considerar la vacunación tras una valoración de los profesionales sanitarios.

El Gobierno de España ha elaborado una web de preguntas y respuestas sobre la campaña de vacunación. En ella explica que “aunque no hay ninguna indicación de problemas de seguridad en la vacunación de embarazadas, no hay evidencia suficiente para recomendar su uso durante el embarazo”. 

En España, tal y como recoge el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP), los protocolos de vacunación en personas embarazadas no son idénticos en todas las comunidades. Mientras que algunas sanitarias embarazadas o lactantes sí que han podido vacunarse, a otras no se les ha permitido hacerlo, tal y como recoge elDiario.es y cuentan algunas usuarias en Twitter. 

En el caso de que la embarazada tenga un alto riesgo de exposición o de complicaciones, el Gobierno indica que “puede valorarse la vacunación de manera individualizada”. Además, si en el momento de recibir la vacuna una mujer piensa que puede estar embarazada, “puede retrasarse la vacunación”. 

La AEMPS considera que la decisión del empleo de la vacuna en mujeres embarazadas o durante la lactancia maternadebería hacerse con la valoración de un profesional sanitario para evaluar individualmente los beneficios y riesgos según cada caso”.

¿Y en el caso de que una mujer planee quedarse embarazada? ¿Es mejor que no se vacune? “Las vacunas frente al COVID-19 actualmente disponibles son vacunas de ARNm que no contiene virus vivos, por lo que es muy probable que no ocasione problemas en el feto ni en la embarazada”, señala el Gobierno de España. En cualquier caso, si se está planeando un embarazo, como medida de precaución, recomienda esperar dos semanas tras la administración de la segunda dosis.

Las mujeres embarazadas que se planteen vacunarse deben valorar la probabilidad de exposición al coronavirus y los riesgos de la COVID-19, según los CDC

Para los CDC, la vacunación es una elección personal de las embarazadas que se encuentren en los grupos a los que se recomienda recibir la vacuna. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomienda que no se denieguen estas vacunas a las personas embarazadas en los grupos prioritarios que cumplan con los criterios establecidos por el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación (ACIP) de los CDC.

“Una conversación entre pacientes embarazadas y sus médicos puede ayudarles a decidir si deben vacunarse con una vacuna que haya sido autorizada”, señalan los CDC. Las consideraciones clave que las pacientes embarazadas pueden discutir con los sanitarios serían “la probabilidad de exposición al SARS-CoV-2, los riesgos de la COVID-19 para ellas y los riesgos potenciales para los fetos y lo que se sabe sobre la vacuna”.

Las embarazadas que se vacunen deben continuar siguiendo las pautas recomendadas por los organismos de salud para prevenir la propagación de COVID-19. Es decir, el uso de mascarillas, el distanciamiento social o el lavado de manos.

En cuanto a los efectos secundarios, los CDC indican que no se espera que sean diferentes para las personas embarazadas que para las personas no embarazadas. En Maldita Ciencia ya os hemos explicado cuáles son los efectos secundarios de las vacunas contra la COVID-19.

Tampoco hay datos sobre la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 en mujeres lactantes

Como os hemos comentado, las madres lactantes no han participado en los ensayos clínicos de las vacunas contra la COVID-19. Por lo tanto, tampoco hay datos sobre los posibles efectos de la vacuna durante la lactancia, “ni sobre la producción de leche ni sobre el lactante”, según afirma el Gobierno de España. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos confirman que no hay datos sobre la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 en mujeres lactantes. “Las personas que están amamantando y son parte de un grupo recomendado para recibir una vacuna contra la COVID-19, como el personal de atención médica, pueden optar por vacunarse”, señala.

Del mismo modo, la Organización Mundial de la Salud indica que si una mujer que amamanta es parte de un grupo prioritario, se le puede ofrecer vacunarse. Después de la vacunación, la OMS no recomienda suspender la lactancia materna.

El Gobierno de España indica que no se considera que las vacunas autorizadas en Europa a día de hoy (la de Pfizer y BioNTech y la de Moderna) supongan un riesgo para la lactante. Por ello, sostiene que “en el caso de mujeres que amamantan y que tienen alto riesgo de exposición o alto riesgo de complicaciones, puede valorarse la vacunación de manera individualizada”.

Los primeros estudios apuntan a que la vacuna genera una respuesta inmune en mujeres embarazadas y lactantes*

Según indica la Asociación Española de Vacunología (AEV), han aparecido artículos en los que se aborda la respuesta inmune en mujeres embarazadas a las vacunas de ARN mensajero (la de Pfizer y BioNTech y la de Moderna), así como el paso de anticuerpos transplacentarios y por la leche de la madre.

Uno de ellos es un preprint en el que se concluye que las respuestas inmunes de las embarazadas que participaron (que recibieron la vacuna en el tercer trimestre de gestación) y las lactantes eran equivalentes a los no embarazadas. Un preprint no ha pasado la necesaria revisión previa a ser publicado en una revista científica. Esto no invalida sus conclusiones pero sí hace necesario tomarlas con cautela. Puedes leer más sobre los preprints y su abundancia durante esta pandemia en este artículo de la Agencia SINC republicado en Maldita.es.

Además, según señala la AEV sobre este preprint, "el perfil de efectos adversos postvacunales fue similar al de las no embarazadas, aunque el 32% de las vacunadas durante el embarazo tuvieron fiebre tras la segunda dosis".

Otro artículo publicado en BMC Pediatrics trata sobre el caso de una embarazada que recibió la vacuna de Moderna a las 36 semanas de gestación y en este se analiza el paso de anticuerpos transplacentarios. "Detectaron anticuerpos en sangre de cordón dirigidos frente a la proteína S aunque no los cuantificaron", indica la AEV.

Anteriormente, otro preprint ponía de manifiesto que la administración de vacunas de ARNm puede proteger tanto a la madre como al neonato. Sobre este estudio, la AEV apunta que "aunque los resultados son alentadores, según los autores, todavía quedan varias preguntas para las que todavía no se dispone de respuesta". Por ejemplo, cuál es el mejor momento para vacunar a una embarazada.

Aquí en España, el Hospital Nuestra Señora de la Candelaria de Tenerife ha realizado un estudio con una muestra de 90 madres lactantes, una embarazada y nueve madres sin vacunar, a las que se les aplicó la vacuna de Pfizer y la de Moderna. Estas madres lactantes "han generado anticuerpos protectores frente e la COVID-19, que transmiten a través de la leche a sus bebés", recoge la agencia EFE. El estudio "está en elaboración para ser publicado próximamente en una revista médica internacional", según apuntan medios como El Mundo o eldiario.es.


*Este artículo ha sido actualizado el 30/03/2021 para incluir los datos de nuevas investigaciones.


Primera fecha de publicación de este artículo: 18/01/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.