MENÚ
MALDITA CIENCIA

No, no hay evidencias de que el coronavirus fuese creado en un laboratorio (a 28 de enero de 2021)** ni esté causado por el 5G: bulos y desinformaciones sobre el origen del SARS-CoV-2

Publicado jueves, 28 enero 2021
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

En febrero de 2021, un equipo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha viajado a Wuhan, la ciudad china en la que detectó el foco inicial de la pandemia, para obtener más información sobre el origen del coronavirus SARS-CoV-2. Sus conclusiones tras ese viaje fueron que un origen en un laboratorio de la ciudad era "extremadamente improbable". En los últimos meses se han compartido múltiples bulos y desinformaciones al respecto. Algunos indican que el coronavirus fue creado en un laboratorio o que está causado por el 5G. Pero no hay evidencias de que sea así. Os lo explicamos.

No, no hay evidencias de que el coronavirus fuese creado en un laboratorio

Diferentes contenidos conspiratorios de todo tipo han afirmado que el SARS-CoV-2 habría sido obra del ser humano, creado en un laboratorio como un arma biológica para lograr distintos fines. Sin embargo, no hay evidencias científicas de que el coronavirus haya sido creado en un laboratorio.

Por ejemplo, la supuesta viróloga Judy Mikovits sostiene que el SARS-CoV-2 “ha sido liberado intencionalmente”. Li-Meng Yan, una viróloga china, y otros tres científicos también afirman en un artículo y en entrevistas televisivas que la COVID-19 ha sido creada en un laboratorio en China. El artículo de Li-Meng Yan no ha sido publicado en ninguna revista científica y diferentes expertos señalan la falta de evidencias aportadas en él.

“No tiene ninguna evidencia científica sólida", zanjaba en declaraciones a Maldita Ciencia la viróloga Sonia Zúñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología. "La mayor parte de las referencias que citan son o artículos que aún están en preprint (no revisados por otros científicos) o fuentes similares, no publicaciones científicas; y cuando citan muchas publicaciones científicas es para decir que no se creen lo que dicen".

Un comunicado publicado en la revista The Lancet asegura que "científicos de múltiples países han analizado genomas del agente causal y los resultados concluyen, de forma abrumadora, que el origen está en la vida silvestre".

Además, el presidente de la Sociedad Española de Virología (SEV), Albert Bosch Navarro, indicaba a Maldita Ciencia que este tipo de rumores asociados a la creación de virus en laboratorios son comunes y que ya "sucedió lo mismo cuando apareció el SARS en 2002 o la conocida como gripe A, la nueva variante del H1N1, en 2009".

En los últimos meses también se han compartido publicaciones que atribuyen este tipo de declaraciones a personas famosas o incluso a medios de comunicación. Por ejemplo, no es cierto que Tasuku Honjo, nobel de Medicina, haya afirmado que el coronavirus "está fabricado y el virus es completamente artificial". El propio Tasuku Honjo manifestó en un comunicado que le entristecía mucho que su nombre y el de la Universidad de Kioto (Japón) fueran utilizados “para difundir falsas acusaciones y desinformación".

Tampoco es cierto que el Washington Post haya confirmado que el origen del coronavirus sea un laboratorio de Wuhan. El origen de esta idea es una columna de opinión publicada en este diario. Pero en ella, el columnista Josh Rogin reconoce que no hay pruebas concluyentes de que un laboratorio de Wuhan sea el origen del coronavirus.

Ante el debate sobre la posible fuga del SARS-CoV-2 laboratorio de Wuhan reabierto en mayo de 2021, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, ha pedido a los servicios de inteligencia que elaboren un informe sobre el origen del coronavirus.*

No, no hay ninguna evidencia científica de que el coronavirus esté causado por la tecnología 5G

También se han viralizado varios contenidos que vinculan 5G y COVID-19 e incluso señalan que el coronavirus está causado por esta tecnología. Algunos afirman que el coronavirus no es un virus, sino un "exosoma influido por la contaminación electromagnética". Pero no hay evidencias de que los campos electromagnéticos afecten a la salud ni estén relacionados con la COVID-19.

En un contenido se indica que "la tecnología 5G irá acompañada de un aumento de una variedad de patologías, desde infertilidad a enfermedades neurológicas y cáncer". Sin embargo, las evidencias disponibles actualmente, que son abundantes (unos 25.000 estudios científicos en los últimos 30 años según la Organización Mundial de la Salud) indican que la exposición cotidiana a los campos electromagnéticos de baja intensidad no parece tener efectos sobre la salud.

También se ha hecho viral un vídeo de Thomas Cowan que afirma de manera falsa que la pandemia de COVID-19 está causada por el 5G y que cada gran epidemia de la historia ha sido provocada por un salto "cuántico" en la electrificación de la Tierra. Pero, tal y como os acabamos de comentar, ni hay ninguna prueba de la relación entre el 5G y la COVID-19 ni tampoco hay ninguna evidencia científica que lo sustente.

Algunas publicaciones aseguran, además, que Wuhan fue la primera ciudad china en implantar redes 5G y que la enfermedad que causa el coronavirus es resultado de un exceso de exposición a esas ondas. 

Pero no hay evidencias de que fuese así, como ya os contamos en Maldita Ciencia y como ha explicado FullFact, miembro de la International Fact-Checking Network (IFCN) de la que también forma parte Maldita.es. En octubre de 2019 tres empresas estatales de telecomunicaciones chinas anunciaron la instalación de tecnología 5G en varias ciudades, y en una noticia publicada por Reuters en aquel momento se decía que otras grandes ciudades como Pekín o Shangai ya estaban cubiertas.

En Maldita Ciencia os hemos desmentido además muchos otros bulos que relacionan la COVID-19 y el 5G. Por ejemplo, os hemos contado que no es cierto que haya un componente con la marca 'COV-19' en los circuitos electrónicos de las torres 5G y por qué es falsa la teoría que relaciona el 5G y los países más afectados por la COVID-19.

“Menos bulos, más rigor científico” es un proyecto de DKV Salud con contenido editorial de Maldita.es.

*Hemos modificado este artículo para incluir la petición de un informe a los servicios de inteligencia sobre el origen del coronavirus por parte de Joe Biden.

**Se añade la fecha en el titular para reflejar lo que las evidencias señalaban en el momento de publicación del artículo.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.