MENÚ

Qué podemos hacer si caemos en un timo y pagamos a los ciberdelincuentes con criptomonedas

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos

Los timos por internet están a la orden del día, ¿A quién no le ha llegado un SMS o un correo electrónico fraudulento para hacerse con sus datos bancarios? En estos casos, aunque para recuperar el dinero dependerá de si el banco considera que hemos sido nosotros los que hemos cometido una negligencia o no, tenemos una entidad a la que reclamarlo.

No pasa lo mismo cuando nos estafan empleando las criptomonedas. Por ejemplo, lo vimos con los correos electrónicos que recibieron diversos usuarios a los que les hacían creer que tenían material íntimo suyo y que, para evitar su difusión a terceras personas, debían pagar una cantidad de dinero en bitcoin. Dado que las criptomonedas no se encuentran respaldadas por un banco o entidad, ¿a quién reclamamos ese dinero cuando descubrimos que hemos sido víctimas de un timo?

El sistema de registro de operaciones con activos virtuales está descentralizado. “Eso significa que no existen instituciones ni intermediarios que controlen la cadena de bloques (blockchain)— es decir, el conjunto de tecnologías que hace posible este registro descentralizado sin la necesidad de intervención de terceros—. A diferencia de los sistemas bancarios, donde necesitamos su intermediación para desarrollar una operación, en estos sistemas de finanzas descentralizadas no es posible 'borrar' o 'retrotraer'  una operación que ya se ha asentado en la cadena de bloques”, explica a Maldita.es la abogada especializada en materia de blanqueo de capitales relacionado con las operaciones con activos virtuales, Ayelén Anzola. 

Cuando los ciberdelincuentes nos timan o nos extorsionan para que les enviemos un pago en criptomonedas “al final, tenemos que comprarlas en algún exchange— la plataforma que nos permite comprar o intercambiar criptomonedas o monedas digitales por otros activos— como por ejemplo Binance o Coinbase, y tienes que traspasárselas a la cartera de ese timador”, nos indica Miguel Ángel Romero, fundador de la empresa especializada en digitalización y ciberseguridad con la tecnología blockchain, Minery Report, y profesor del máster “Blockchain para juristas” de la Universidad Camilo José Cela.

Antes de nada, debemos saber que este tipo de carteras digitales funcionan con dos claves: una privada, que es la que el usuario utiliza para gestionar su patrimonio de criptomonedas, y otra pública, que es la que cede a terceras personas para realizar las transacciones.

Entonces, ¿podemos entonces reclamar el dinero al exchange?

Según Romero, “si la dirección, es decir, la cartera a la que estamos enviando esas criptodivisas está controlada por un exchange, es recomendable que nos pongamos en contacto con ellos. El problema está en que para abrirte una cuenta de bitcoin por ejemplo, no necesitas estar en ningún exchange. Es un comando que ejecutas en un ordenador con el que obtener una cuenta a la que te pueden llegar criptomonedas. Los malos utilizan esas cuentas, que no están trazadas. No hay forma de saber quién está detrás y por eso, los ciberdelincuentes utilizan ese pago”.

En caso de que sepamos que la cartera se encuentra en un exchange determinado, por ejemplo Coinbase, el experto en blockchain aconseja que nos pongamos en contacto con la plataforma, “diciendo que hemos sido engañados o extorsionados para que marquen la cuenta destino en su lista negra para que el malo no pueda convertir criptomonedas en dinero”. 

No obstante, “una vez la transacción está confirmada ya no puede revocarse, a excepción de algún caso excepcional, con lo que no se podría recuperar el pago, aunque este pertenezca a una transacción hecha en el contexto de una estafa”, nos indica Cristina Pérez Solà, profesora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) especializada en criptodivisas y protocolos seguros de blockchain. 

En todo caso, sí que es importante que se denuncie a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), explica Ayelén Anzola. Señala que “es difícil recuperar el dinero debido a que las medidas que tradicionalmente se adoptaban para recuperar bienes también se han alterado en este nuevo ámbito 'cripto'. No sabemos a quién enviar la orden y no tenemos intermediarios que nos ayuden a hacerla cumplir, como sí ocurre en el sistema bancario”, añade. Aunque señala que “la denuncia ayudará a que el timo no ocurra a otras personas y a concienciar del daño de estos delitos”.

Como recuerda a Maldita.es Cristina Villasante, socia del despacho Écija, especializado en Tecnología, Medios y Telecomunicaciones, también debemos considerar que quien nos presta el servicio a través del cual estamos adquiriendo esas criptomonedas podrían ser entidades que pudieran estar cometiendo el ilícito, por lo que son entidades ante las que podremos dirigir acciones legales”.

Infórmate antes de invertir

Antes de hacer una transacción es importante que tengamos en cuenta qué requisitos nos pide el exchange. Según Miguel Ángel Romero, “lo normal es que te pidan cierta documentación al registrarte, al meter dinero y mucha documentación cuando quieras sacar dinero. Si no te piden datos como tu nombre o DNI, sospecha, porque puede que no esté cumpliendo con la normativa a nivel español y europeo de blanqueo de capitales”.

Además, añade que “podríamos ser víctimas de otro fraude e introducir nuestros datos bancarios en una página fraudulenta pensando que vamos a comprar criptomonedas y al final se queden con los datos de nuestra tarjeta”.

En Maldita.es ya os hemos hablado en diversas ocasiones del timo de las falsas inversiones en bitcoin que utiliza caras de famosos. Por tanto, es recomendable que, antes de invertir, sepas que las criptomonedas no están reguladas en la Unión Europea y que, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España “su extrema volatilidad, complejidad y falta de transparencia, las convierten en una apuesta de alto riesgo”.

Villasante añade que hay que tener en cuenta que “la pérdida de dinero por la fluctuación a la baja de una criptomoneda que se haya adquirido esperando una expectativa de revalorización, no podría considerarse por sí misma una estafa o un timo”. No obstante, los prestadores de servicios, “deben informar a los usuarios sobre los riesgos en la inversión de este tipo de activos”. Además, nos recuerda que “el usuario debe ser diligente y responsable a la hora de invertir para tratar de evitar en la medida de lo posible este tipo de situaciones en las que la gente puede perder mucho dinero”.

También es aconsejable que antes de hacer una inversión te informes cómo hacerla. En una guía de inversión de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera se recomienda seguir cinco puntos clave antes de invertir en criptomonedas. Además, en Maldita.es hemos realizado una emisión especial en Twitch sobre cómo evitar que nos la cuelen con timos y estafas que aprovechan el bitcoin. 

Maldito Timo cuenta con el apoyo de ESET

logo eset