Maldito Dato
15/01/2020

Una de cada cuatro piscinas de Madrid suspendieron las inspecciones sanitarias: cuáles son y por qué

LAS CLAVES

- El 23,78% de las piscinas visitadas por Madrid Salud entre enero de 2018 y octubre de 2019 suspendieron su última inspección
- La mayoría de las inspeccionadas son las de comunidades de vecinos 
- Las piscinas eróticas, como saunas o clubs de swingers, son las que más suspenden
- El 31,91% de las piscinas madrileñas tuvieron problemas de higiene en las inspecciones

Casi todos tenemos un conocido o conocida con piscina. En Madrid, además, cuando llega el calor del verano intentas que se convierta en tu mejor amigo, pero puede ser que tenga la agenda muy apretada y no consigas que te invite a darte un baño. Lo que probablemente no sabes, es que quizás este amigote hizo un favor porque su piscina puede haber suspendido las inspecciones sanitarias

No sólo la piscina de tu amigo a la que quieres ir a pasar la tarde en julio o agosto; es algo que te puede pasar todo el año. Las piscinas climatizadas o los spas y balnearios tampoco se libran. Como ya hicimos con los bares y restaurantes de Madrid, en Maldita.es hacemos públicas las inspecciones higiénico-sanitarias de las piscinas y balnearios llevadas a cabo por el organismo municipal encargado de las políticas de salud pública, Madrid Salud. Desde 2018, y hasta octubre de 2019, han visitado 799 piscinas distintas y casi un cuarto de ellas suspendieron, según ha podido conocer Maldita.es a través de una petición de acceso a la información pública.

Las piscinas pueden acabar con tres resultados posibles: favorable, favorable condicionado o desfavorable. De enero de 2018 a octubre de 2019 suspendieron su última visita de Madrid Salud (o lo que es lo mismo: fueron calificadas de desfavorables) 190 piscinas: el 23,78% de las inspeccionadas. Cuando los inspectores de las Juntas Municipales de Distrito de Madrid, coordinados por Madrid Salud*, visitan una piscina valoran distintas categorías: las condiciones higiénicas; el personal; los equipos, utillajes y productos; la estructura física de las instalaciones; y la información que se facilita al usuario. Tras evaluar estos cinco apartados las piscinas obtienen uno de los tres resultados posibles y se sabe si aprueban, suspenden o se quedan en la categoría intermedia, el favorable condicionado.

Los datos obtenidos por Maldito Dato a través de la Ley de Transparencia revelan por primera vez cuáles son las piscinas que no aprueban las inspecciones de sanidad en una ciudad española. 

Las mayoría de piscinas inspeccionadas son de comunidades de vecinos, aunque no son las que más suspenden

Desde 2018, y hasta octubre de 2019, el 65% de las piscinas visitadas por Madrid Salud (520 de las 799) eran de comunidades de propietarios. Los inspectores han suspendido a 100 de ellas en este tiempo: un 19,23% de las piscinas de comunidades de vecinos inspeccionadas.

El porcentaje de los suspensos en las comunidades de vecinos es de los más bajos de todos los tipos de piscinas. Ese 19,23% de resultados desfavorables sólo es peor que el porcentaje de suspensos en las piscinas de colegios (12,82%); las de centros sociosanitarios (12,5%), una categoría donde se encuentran clínicas, residencias de la tercera edad o centros para personas con dependencia o discapacidad; y las de universidades, colegios mayores y residencias para estudiantes (10%).

Piscinas destinadas a niños, estudiantes, ancianos, personas con discapacidad o dependencia, también suspenden, como la de la Clínica Nuestra Señora de la Paz, la del Colegio Mayor Chaminade o las de cinco escuelas.

La piscina climatizada de la Clínica Nuestra Señora de la Paz fue calificada de desfavorable en su última inspección el 11 de diciembre de 2018 por incumplimientos en las condiciones generales de higiene. Desde la clínica reconocen que tuvieron esa inspección, pero consideran que “tampoco fue un suspenso lo que recibió la piscina, sino una serie de cosas a mejorar en las que se ha trabajado y subsanado”.

El Colegio Mayor Chaminade sí reconoce su suspenso en la última inspección que han recibido de Madrid Salud y nos han detallado que se debió “a un conjunto de varias deficiencias: que el nivel de cloro del agua en ese momento era demasiado alto, que el socorrista no presentó su titulación en el momento de la visita y que no tenían todos los elementos requeridos en el botiquín”. A pesar de ello, afirman que las subsanaron y que están a la espera de otra visita de los inspectores del Ayuntamiento. 

Cinco piscinas de colegios concertados y privados entre los suspensos

Entre las piscinas de los colegios que suspenden está una de las tres climatizadas del colegio concertado El Valle III de Las Tablas, que tuvo incumplimientos en higiene, información al usuario y equipos, utillajes y productos. Desde el centro explican que “arreglaron todos los errores” que les mandaron subsanar en la que obtuvo el resultado de desfavorable. Y añaden que “precisamente este mes de septiembre hemos tenido más inspecciones y lo vieron todo correcto”. Sobre el suspenso en septiembre de 2018 en una de ellas, explican que “faltaban carteles y había algunos deteriorados”, “había azulejos cortantes en los vestuarios” y que “la persona de limpieza no rellenaba correctamente su libro de autocontrol”. Pero afirman que Madrid Salud volvió a comprobar que habían arreglado esos errores y así lo certificaron. “No entendemos porque no os mandan los datos recogiendo eso”, afirman ante las preguntas de Maldita.es.

Las otras cuatro piscinas que suspenden son de colegios privados y el resultado desfavorable fue tras fallar únicamente en la higiene. Son las piscinas de las escuelas infantiles Chiquitín, en Pinar del Rey, y Brains Internationals Schools, en Conde de Orgaz, una del centro de infantil del colegio Ramón y Cajal y la del colegio Sagrado Corazón - Corazonistas.

Desde el Colegio Ramón y Cajal explican que el principal motivo para el suspenso fue que, en aquel momento, la piscina estaba con “unos niveles de cloro altos”, pero aseguran que este mes de noviembre, que ya se encuentra fuera del periodo de datos facilitados por Madrid Salud, volvieron a ser inspeccionados y sí aprobaron. “Nosotros llevamos un control exhaustivo de la piscina. Trabajamos cada mes con un laboratorio que nos hace las analíticas. Siempre nos dicen que ‘ojalá todas las piscinas como esta’”, añaden. 

El Colegio Sagrado Corazón-Corazonistas directamente niega que la última inspección municipal que ha recibido su piscina acabara en suspenso, a pesar de que conste de esta forma en los datos de Madrid Salud y no han facilitado ningún documento que demuestre lo contrario.

En el momento de esta publicación la escuela infantil Chiquitín no ha respondido a las preguntas que les ha realizado Maldita.es.

Maldita.es se ha puesto en contacto con el colegio Brains Internationals Schools de Conde de Orgaz. Desde su departamento de mantenimiento nos han explicado que el problema detectado por los inspectores en la piscina fue el PH en la inspección de apertura de temporada. Puntualizan desde el colegio que ya está todo arreglado aunque añaden que “es normal, siempre encuentran algo, aunque sea algo pequeño, nada grave”.**

En el momento de esta publicación la escuela infantil Chiquitín no ha respondido a las preguntas que les ha realizado Maldita.es.

Estos últimos cinco colegios suspendieron debido a incumplimientos en las condiciones de higiene, que es la categoría en la que más piscinas madrileñas han fallado. Mientras que el 23,78% de las inspecciones acabaron en un suspenso, en el 31,91% de los casos se encontraron problemas de higiene. Esta diferencia se produce porque hay incumplimientos que no tienen porqué ocasionar que el resultado final de la inspección sea desfavorable.

Hoteles de cuatro estrellas que suspenden las inspecciones de Madrid Salud

Otras piscinas que también suspenden y tienen problemas de higiene son, por ejemplo, la piscina del célebre Casino de Madrid, en la calle Alcalá 15, la del hotel Axel de la calle Atocha o la del nuevo hotel Riu Plaza España.

Desde el hotel Axel explican que el suspenso en la inspección se debe a que “hubo un problema con el cloro y el pH”. “Hemos hablado con Madrid Salud y ni siquiera ellos le dan importancia a que suspendiéramos, no hay anomalías graves, es una cuestión puntual”. El Casino de Madrid, en cambio, no ha respondido a las preguntas que Maldita.es le ha hecho llegar. El hotel Riu, por su parte, sólo nos ha hecho constar que tiene “todos los permisos sanitarios”, algo que no impide que suspendan las inspecciones de Madrid Salud, pero tampoco ha respondido a nuestras preguntas.

El nuevo hotel Riu, situado en el emblemático edificio de plaza España, suspendió el pasado 13 de septiembre, un mes y un día después de su inauguración, y acumuló incumplimientos en todas las categorías evaluadas excepto en la de personal. Las piscinas del hotel Axel y del Casino de Madrid, en cambio, sólo suspendieron por incumplimientos en higiene, en el caso del primero, y en higiene y estructura física, en el caso del segundo.

Las piscinas ‘erótico-festivas’, como saunas y clubs de swingers, las que más suspenden

Si por un lado las piscinas que más aprueban son las de centros educativos y las de centros sociosanitarios, las que más suspenden son las ‘erótico-festivas’; o, simplemente, eróticas. Desde 2018 se han inspeccionado cinco lugares de este tipo y tres de ellos suspendieron

Las tres que suspendieron son Naked Spa, “un centro de ocio nudista”, Balneario Natura Spa, un “spa” donde se dan “masajes eróticos”, y el Local Liberal Encuentros VIP Club Swinger, un lugar de “intercambio de parejas y fiestas swingers en Madrid”, según sus propias páginas web. Naked Spa obtuvo un desfavorable únicamente por incumplimientos de higiene. Las otras dos sumaron, a los problemas de higiene, incumpimientos en la información al usuario y en la estructura física de las instalaciones.

Desde Natura Spa explican que en el momento de ese suspenso los dueños del local eran otros. “Además, vinieron hace unas semanas a hacernos una inspección y no pudieron hacerla porque la zona termal estaba en obras. Está traspasado el local y no pudieron evaluarnos porque seguíamos en obras. Hemos reformado la piscina entera, tienen que volver”, detallan.

Naked Spa, en cambio, ha declinado responder a las preguntas de Maldita.es sobre su suspenso en la inspección de Madrid Salud. Y el caso del Local Liberal Encuentros VIP Club es algo más complicado. Desde el local afirman que no es que suspendan, sino que no son “una piscina ni el local es un centro deportivo ni gimnasio ni spa, tal y como dicta la ley”. Es más, dicen que no tienen una piscina ni jacuzzi en su local, sino un “estanque decorativo” y que no aceptan “someter dicho estanque a los rigurosos controles que marca la ley ya que están enfocados a aquellos vasos que son usados para el baño”. Es decir, a las piscinas que son usadas para bañarse. 

Fuente: Imagen del "estanque decorativo" en la web del Local Liberal Encuentros VIP.

Desde el local también afirman que indican a sus clientes “que está prohibido el baño” en el supuesto estanque decorativo y que en la última inspección dejaron claro que “no somos ningún centro deportivo, ni spa ni gimnasio y que el estanque no está destinado al baño ni mucho menos, tampoco al uso recreativo ni a tratamiento alguno”. “Es simplemente decoración”, aseguran. A pesar de ello, Madrid Salud inspecció el centro el 11 de diciembre de 2018 como si se tratara de un balneario o spa urbano y lo calificó de desfavorable.

Las declaraciones de los responsables del local, además, contrastan con las opiniones que recibe el local en Google, donde se habla del centro como si contara con un jacuzzi para el baño y no con ese supuesto “estanque decorativo”.

Por todo ello, el local ha decidido cambiar su actividad en el censo de actividades del Ayuntamiento de Madrid y ahora figuran únicamente como un “café espectáculo”. A pesar de esta decisión, desde Madrid Salud han confirmado a Maldita.es que lo que desde el local llaman “estanque decorativo” en la última inspección era “un vaso de hidromasaje con agua recirculada”. Lo que comúnmente podríamos llamar jacuzzi. Por ello, desde Madrid Salud confirman que consideraban el lugar como “balneario urbano” y era “objeto de inspección programada”. 

Aún así, y a pesar del cambio en la licencia a café espectáculo, también explican que los servicios de inspección de sanidad del distrito verificarán que realmente se trata únicamente de un café espectáculo y que si observan que no es así, darán de nuevo de alta la actividad de balneario urbano del local en el censo de locales y actividades. Un procedimiento habitual cuando se hacen inspecciones en materia de salud pública, ya que los inspectores tienen autorización para realizar estos cambios.

Ha habido dos piscinas eróticas inspeccionadas más y tampoco consiguieron un aprobado completo: Cap Madrid y Divermis Connecting SPA. Ambas consiguieron un favorable condicionado, la categoría intermedia entre el favorable y el desfavorable. Estas dos ‘piscinas’ se definen en sus páginas web como un baño turco “naturista, mixta y liberal”, y “un multi SPAcio swinger”, respectivamente.

Cómo son las inspecciones de sanidad a las piscinas madrileñas: se necesitan 10 puntos para suspender

Para que una piscina o balneario suspenda en la inspección sanitaria se suman sus incumplimientos en todas las categorías evaluadas y se valora si ha tenido infracciones graves en otras inspecciones en los últimos años. Cada incumplimiento supone una puntuación y si llegan a los 10 puntos se les califica de desfavorables, según rige el procedimiento de inspección de aguas recreativas de Madrid Salud [pág. 29]. 

Que falten duchas o escaleras, por ejemplo, son tres puntos, unas malas condiciones de limpieza y mantenimiento, cinco, y la falta de socorristas, ocho. Madrid Salud suma todos estos puntos y califica a la piscina o balneario en la inspección según la puntuación total.

Fuente: Procedimiento de inspección de aguas recreativas de Madrid Salud [pág. 29].

Según explica Madrid Salud, los incumplimientos que detectan de forma más habitual son, entre otros, la existencia de escaleras inseguras o insuficientes, las malas prácticas higiénicas por parte de los usuarios, la mala limpieza y mantenimiento de las instalaciones, el tratamiento inadecuado del agua o la escasa protección de la piscina cuando no está permitido el baño.

A pesar de que Maldito Dato ha solicitado los datos detallados de cada inspección para conocer qué incumplimientos concretos hubo, Madrid Salud no lo ha aportado alegando que su sistema no permitiría extraer esta información de forma automatizada.

Este organismo municipal en algunas ocasiones incluso toma muestras de agua en las piscinas o spas y las analiza en laboratorio. En 2018 más de la mitad suspendieron el análisis físico-químico que se le realizó, según recoge la memoria anual de Madrid Salud [pág. 93]. Entre los motivos principales de ese suspenso: un valor de pH fuera de los límites establecidos o una concentración de agente desinfectante insuficiente o fuera de los límites.

No todas las piscinas se inspeccionan: hay algunas que no han sido evaluadas desde 2018

Hay piscinas y balnearios sobre los que no se pueden solicitar los incumplimientos concretos que tuvieron porque ni siquiera han sido inspeccionados. O al menos no lo han sido desde el 1 de enero de 2018, fecha a partir de la que Maldita.es ha obtenido los datos de Madrid Salud.

Para ver cuáles no fueron inspeccionadas, hemos comprobado aquellas piscinas que figuran en el censo de locales. En Madrid hay al menos otras 104 piscinas adicionales a las 799 que sí ha visitado Madrid Salud. Aunque puede haber muchas más que ni siquiera estén registradas en el censo. La mayoría de estas 104 que sí lo están y no han sido inspeccionadas son piscinas de uso público (41 de temporada y 25 climatizadas), mientras que sólo 15 son de comunidades de vecinos.

Esto sucede porque las piscinas, al igual que pasa con los bares y restaurantes, se inspeccionan con mayor o menor frecuencia según la categoría de riesgo a la que pertenezcan. Se les da una categoría u otra dependiendo del riesgo de actividad con el que los hayan calificado los inspectores de Madrid Salud y de si su último resultado en una inspección fue favorable o desfavorable.

Fuente: Procedimiento de inspección de aguas recreativas de Madrid Salud [pág. 29].

Esta normativa, regulada en el ‘Procedimiento de inspección de actividades con incidencia en la salud pública de la Ciudad de Madrid basado en el riesgo’ [pág. 50], se rige también por una puntuación. Por ejemplo, la puntuación para calificar el riesgo de actividad de una piscina es mayor si es climatizada que si no lo es o si es de uso público en lugar de privada.

A pesar de esta categorización, las piscinas que registran más inspecciones son las de temporada de las comunidades de vecinos. De las inspecciones realizadas en 2018, incluyendo las de las piscinas que se han visitado más de una vez, más de la mitad de las realizadas fueron a las piscinas de comunidades. 

De hecho, casi todas las inspecciones a estas piscinas comunitarias se hicieron cuando llega el calor. O lo que es lo mismo: entre junio y septiembre. Algo que no sucede en el caso, por ejemplo, de los spas y balnearios o las piscinas climatizadas, que son inspeccionadas de forma indistinta durante todo el año. Te invite a su piscina tu nuevo mejor amigo o no.

METODOLOGÍA

Maldito Dato ha creado una base de datos, que ha sido la analizada para esta información, de las inspecciones a piscinas y balnearios de Madrid, tras obtener la información a través una de petición de acceso a la información pública realizada a Madrid Salud utilizando la Ley de Transparencia. Además, se solventaron distintos tipos de errores en el dataset con OpenRefine y se geolocalizaron a través de la librería Python Geocoder.

Cada registro de la base muestra los resultados de una inspección distinta. Además, se han añadido las piscinas que aparecen en la base de datos de piscinas municipales de Madrid y las privadas que constan en el censo de locales y actividades del ayuntamiento para poder conocer qué piscinas no han sido inspeccionadas por Madrid Salud al menos desde 2018. 

Para poder analizar qué tipos de piscinas son las que más suspenden las hemos clasificado en nueve categorías distintas: piscinas de colegios, de universidades, residencias de estudiantes o colegios mayores; de clínicas, centros de personas con discapacidad o dependencia, residencias para la tercera edad o centros de educación especial (lugares sociosanitarios); de comunidades de vecinos; de administraciones públicas; de hoteles, apartamentos turísticos o restaurantes; de centros de natación, gimnasios, espacios de fitness o wellness u otros tipos de centros deportivos; spas o balnearios; y, por último, piscinas eróticas. En la categoría de administraciones públicas, además, hemos utilizado dos subcategorías: municipales y de otras administraciones públicas.

Además, hay que puntualizar que las piscinas de centros deportivos o gimnasios, por ejemplo, que se encontraban dentro de hoteles o apartamentos las hemos contado dentro de esta última categoría. Igual que los balnearios o spas que formaban parte de otras instalaciones como pueden ser hoteles o centros deportivos también los hemos categorizado dentro de estos últimos apartados. 

Los datos facilitados por Madrid Salud y, por lo tanto, los que aparecen en la base de datos construida por Maldito Dato sólo reflejan la última inspección realizada a cada piscina o balneario urbano desde 2018. Excepto cuando un negocio tenga licencia en más de un epígrafe de actividad, como puede ser el de spas y balnearios urbanos, el de piscinas climatizadas de uso público o el de piscinas de uso público de temporada. En ese caso pueden haber habido inspecciones distintas para cada actividad y así lo recoge la base de datos.

El conjunto de datos también incluye el detalle de si ha habido incumplimientos en las distintas categorías que se analizan en cada inspección y se puede consultar y descargar aquí. En ella constan datos como, por ejemplo, el nombre de la piscina, la dirección geográfica, el tipo de piscina que es, la clase de actividad que realiza según su epígrafe, la fecha de la inspección o el resultado de esta.

*Se ha modificado esta información para especificar que los inspectores que evalúan las piscinas son los técnicos sanitarios de las Juntas Municipales de Distrito de Madrid y que Madrid Salud es el organismo municipal que los coordina y establece los protocolos de inspección.
** En una versión anterior se había recogido por error que el colegio Brains Internationals Schools de Conde de Orgaz no había respondido a las preguntas de Maldita.es cuando no es así. El colegio respondió a través de su departamento de mantenimiento como se refleja ahora en la información.

Otros artículos de Maldita.es