MENÚ
MALDITO BULO

No, la justicia francesa no ha eximido a "una compañía de seguros de cubrir la muerte de un vacunado" frente a la COVID-19 "por considerar un suicidio que se inyectara un producto experimental"

Publicado
Comparte
Categorías
Salud
Social
Recursos utilizados
Búsqueda en otros idiomas (traductor)
Hablar con fuentes oficiales

Está circulando el contenido de una web que asegura que "la justicia francesa exime a una compañía de seguros de cubrir la muerte de un vacunado por considerar un suicidio que se inyectara un producto experimental". Es un bulo. El contenido que se mueve en español sólo enlaza a una supuesta fuente: el tuit en inglés de un usuario que enlaza, a su vez, a una web en francés donde dicen que el contenido es un "artículo encontrado en varias páginas de Facebook".

Además, no hay rastro en medios de comunicación de que esto haya ocurrido y la Federación Francesa de Aseguradoras (FFA), de la que forman parte todas las aseguradoras que operan en Francia, asegura a Maldita.es que el contenido que circula es "desinformación". La FFA también afirmó a los verificadores del medio francés 20 Minutes Fake off, miembros de la International Fact-Checking Network (IFCN) al igual que Maldita.es, que "los contratos de seguro no prevén exclusiones relativas a las consecuencias de la vacunación", en relación a este contenido que circula.

En Maldita.es ya os hemos contado que las vacunas contra la COVID-19 no son un "producto experimental". También hemos desmentido otro bulo muy parecido que dice que en España las aseguradoras no pagan a los beneficiarios del seguro de vida puesto que "esas vacunas son una intervención médica experimental".

Este es el contenido por el que nos habéis preguntado a través de nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 229 319):

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

La supuesta fuente dice que es un "artículo encontrado en varias páginas de Facebook"

El contenido que circula en español no dice cuándo habrían pasado los supuestos hechos: dice que "un ciudadano frances (sic) muere dos semanas después de recibir las vacunas", sin mencionar la fecha. Además, tampoco dice qué tribunal habría tomado la decisión, sino que habla del "tribunal encargado del caso".

En todo el texto no se menciona una sola fuente y sólo hay un enlace que lleva al tuit en inglés de un usuario que dice que un hombre muere por la vacuna, supuestamente confirmado por la autopsia, y que "el seguro de vida no pagará porque participó en un experimento médico". El tuit enlaza a otra web, esta en francés.

En esa web podemos leer que se trata de "un artículo encontrado varias páginas de Facebook". Y dice que "el tribunal aceptó" la postura de la aseguradora, quien mantiene "la participación del paciente en el experimento" de la vacuna (aunque, como decimos, las vacunas aprobadas frente a la COVID-19 no son un "experimento"). Afirman que la aseguradora lo considera un "suicidio" porque "el cliente ha sido notificado" de los riesgos de la vacuna "y ha aceptado correr voluntariamente el riesgo de morir sin estar obligado a ello".

No hay rastro de este supuesto hecho y la búsqueda por palabras clave en español, francés e inglés no ofrece resultados de medios de comunicación u organizaciones oficiales relacionados con los que cuenta este contenido.

La Federación Francesa de Aseguradoras asegura que el contenido es "desinformación"

Hemos consultado a la Federación Francesa de Aseguradoras (FFA), que aglutina a todas las compañías de seguros que operan en Francia, y aseguran que el contenido que está circulando es "desinformación". Y añaden que ninguna aseguradora se ha negado a cubrir el supuesto fallecimiento a causa de la vacuna contra la COVID-19 de uno de sus clientes.

El medio francés 20 Minutes Fake off asegura que "para las aseguradoras, la vacunación contra la Covid-19 nunca ha sido un criterio para rescindir un contrato de seguro de vida". Y afirma que la Federación Francesa de Aseguradores (FFA) ya les dijo en 2021 que "los contratos de seguro no prevén exclusiones relativas a las consecuencias de la vacunación".

En marzo de 2021 ya circuló en Francia que las aseguradoras se niegan a pagar el seguro de vida a su beneficiario "si muere como resultado de una vacuna COVID", según France Info. En ese momento, este medio francés publicó que el "rumor" provenía de Canadá y que ya en ese país "la Asociación Canadiense de Seguros de Vida y Salud (CLHIA) ha confirmado que 'vacunarse no afecta la cobertura de seguro de vida'".

Además, France Info también afirmaba que "la Autoridad de Control y Resolución Prudencial (ACPR), el organismo de supervisión bancaria y de seguros" había confirmado que "las condiciones de fallecimiento del asegurado no tienen efecto en el pago al beneficiario de las sumas ingresadas en un seguro de vida".

Las vacunas contra la COVID-19 no son un "producto experimental"

El contenido que circula dice que la justicia ha considerado que el hecho de que el supuesto fallecido por la vacuna se inyectara "un producto experimental" como un "suicidio". Pero en Maldita.es ya os hemos contado que ninguna de las vacunas aprobadas contra el coronavirus es "experimental"Las vacunas han sido aprobadas tras pasar la fase 3 de ensayos clínicos, al igual que el resto de medicamentos y vacunas aprobadas.

La fase 4 es la última fase de experimentación clínica y se da cuando está ya comercializada y se usa a gran escala. El objetivo de esta fase es monitorizar los efectos secundarios del fármaco, sobre todo los más raros, que pueden observarse sólo cuando el medicamento es utilizado a gran escala.

En esta fase se encuentran las vacunas comercializadas y autorizadas por las autoridades sanitarias contra el coronavirus pero por esta fase pasan todas las vacunas y medicamentos tras ser aprobados. Lo dice la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS): la fase 4 examina los efectos a largo plazo una vez el medicamento se ha comercializado.

Por lo tanto, no es cierto que las vacunas aprobadas frente a la COVID-19 sean un "producto experimental".

En Maldita.es también hemos desmentido un contenido similar que circuló en España y que dice que si una persona muere después de haber recibido la vacuna de Pfizer y BioNTech o la de Moderna, las aseguradoras no pagan a los beneficiarios del seguro de vida puesto que "esas vacunas son una intervención médica experimental". Como ya os contamos, es un bulo.

En definitiva, no es cierto que la justicia francesa haya eximido a "una compañía de seguros de cubrir la muerte de un vacunado" frente a la COVID-19 "por considerar un suicidio que se inyectara un producto experimental".

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.