MENÚ
MALDITO BULO

No, ni los fondos europeos ni la financiación en materia de violencia de género se reparten en función de las denuncias que tiene cada país

Publicado lunes, 20 septiembre 2021
Comparte
Categorías
Género
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Hablar con la fuente involucrada
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)
Legislación

Durante los últimos días se han viralizado varios contenidos que afirman que los fondos europeos se reparten a cada país en función del número de denuncias por violencia de género que ese territorio tiene. Uno de los contenidos que se difunde, y por el que nos habéis preguntado a través de nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 229 319), corresponde a una entrevista a la abogada Yobana Carril realizada en mayo de 2020 en el programa La Inmensa Minoría de El Toro TV. 

El vídeo ya alcanza los 10.000 “me gustas” y se ha compartido más de 8.000 veces en TikTok, pero es un bulo. La Comisión Europea afirma a Maldita.es que la financiación de la UE está abierta en “igualdad de condiciones a todos los países miembros”, independientemente del número de denuncias que estos presenten. Además, indican desde este organismo que “existen mecanismos de control de esa financiación”, por lo que es falso que las subvenciones “no estén auditadas” como aseguran varios contenidos.

La Unión Europea no tiene en cuenta las denuncias por violencia de género existentes en cada país a la hora de repartir la financiación, ni general ni específica

Como decimos, el contenido viralizado corresponde a una entrevista realizada en mayo de 2020, pero se comparte como actual en TikTok. En el vídeo la abogada Yobana Carril, fundadora del despacho Celtius Abogados, que según su página web es especialista en casos de “hombres maltratados por la ley”, señala que “los fondos europeos proporcionan a cada país una serie de subvenciones contra la violencia de género en función de las denuncias que ese país tiene” y que, por tanto, “al país le interesa tener un volumen alto de denuncias”. 

También otro de los contenidos virales, un hilo de Twitter con más de 1.300 retuits, asegura que “en Europa se paga por el número de denuncias de violencia de género de cada país” y que “los fondos europeos proporcionan una serie de subvenciones a cada país en función del número de denuncias que ese país tiene”. Pero es un bulo

Consultada por Maldita.es, la Comisión Europea recalca que “la financiación de la Unión Europea está abierta en igualdad de condiciones a todos los países de la UE, independientemente del número de denuncias”. Concretamente, sobre las ayudas económicas en materia de violencia de género, la Comisión explica que el programa actualmente vigente es el llamado Ciudadanía, Igualdad, Derechos y Valores. 2021-2027. Dentro de este se encuentra integrado el programa Daphne, que busca combatir la violencia de género contra las mujeres y las niñas y prevenir la violencia “contra los niños, los jóvenes y los grupos en riesgo como el LGTBI”. 

Desde que el programa actual entrase en vigor este 2021, únicamente se ha realizado una convocatoria de subvención para Daphne. En las bases de la convocatoria, podemos comprobar que entre los criterios para adjudicar los proyectos subvencionados no aparece “el número de denuncias del país”, sino que se basan en criterios de pertinencia, calidad e impacto. 

Captura de los criterios publicados en las bases de la convocatoria.

Tampoco con el anterior programa se atendía al número de denuncias para adjudicar las ayudas financieras en materia de violencia de género

En 2020, cuando la abogada Carril realizó esas declaraciones en El Toro TV, estaba activo el programa de “Derechos, Igualdad y Ciudadanía. 2014-2020”, una de las herramientas de financiación específica y directa de la UE para abordar la violencia de género y predecesor del actual programa vigente antes mencionado. Según explican en su página web, la Comisión realiza “contribuciones financieras directas en forma de subvenciones a proyectos u organizaciones que ayuden a ejecutar programas o políticas de la UE”. Entre esas políticas se encuentra concienciar sobre la violencia de género.

El programa “Derechos, Igualdad y Ciudadanía” estaba gestionado por la Dirección General de Justicia de la Comisión Europea y buscaba, al igual que el programa actual, financiar proyectos de onegés, autoridades públicas y otras organizaciones públicas o privadas cuyas actividades favoreciesen, entre otros muchos objetivos, a combatir el racismo, la xenofobia y la homofobia o a prevenir todas las formas de violencia contra los niños, los jóvenes y las mujeres. En total, se financiaron 631 proyectos en toda la Unión Europea (en este enlace puedes ver los participantes y sus propuestas), pero como explican desde la institución, la elección para subvencionar los proyectos depende de la calidad de los mismos y “no atiende a criterios de número de denuncias”, ni siquiera al país al que pertenecen las organizaciones.

Esta misma respuesta ya la facilitó la Comisión Europea a Maldita.es en 2019, cuando se difundió un contenido que afirmaba que "cada vez que se realiza una denuncia falsa por maltrato, la Unión Europea subvenciona al Gobierno español con más de 3.000 euros”. Igualmente, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, afirmó en una entrevista en 2019 que “la Unión Europea da más dinero a aquellas comunidades autónomas que han registrado mayor número de denuncias [por violencia de género]”. Algo que también desmentimos en Maldita.es.

Datos descontextualizados que, en realidad, recogen los costes de la violencia de género y no las ayudas

El hilo de Twitter viral que hemos mencionado antes también añade una tabla con diferentes datos publicada por el Instituto Europeo para la Igualdad de Género. Según este usuario, el “fenómeno” de la violencia de género vendría dado por una correlación entre “los fondos canalizados para las políticas de género y el fenómeno de las denuncias falsas” y estaría “nutrido con fondos europeos y la estructura clientelar de los partidos políticos”. Para ello, adjunta esta tabla del Instituto Europeo para la Igualdad de Género, pero los datos no reflejan las ayudas concedidas por la UE a cada país para luchar contra la violencia de género, sino el coste de la misma.

Los datos se extraen del informe “Estimando los costes de la violencia de género en la Unión Europea” cuyo objetivo, indican, es medir el coste de la violencia de género y de pareja en los Estados miembros de la UE. Los datos publicados en el hilo viral son una extrapolación de los costes de la violencia de género en Reino Unido (sumando servicios sanitarios, servicios especializados, costes personales o sistema judicial, entre otros) al resto de países miembros de la Unión Europea según su población (y no de las denuncias que presenten). 

Tabla de los costes de la violencia de género y la violencia de pareja en los países de la Unión Europea.

Así, se calcula que el coste de la violencia de género en España, según su población y extrapolando los datos de Reino Unido, sería de más de 24 mil millones de euros y en el conjunto de la UE de más de 250 mil millones. Además, los datos también recogen el coste de la violencia de pareja, dentro de la cual se incluye tanto la violencia de hombre a mujer como la de mujer a hombre.

Las subvenciones concedidas sí son auditadas posteriormente, tanto por parte de la Unión Europea como del Estado español, según la Comisión Europea y el Ministerio de Hacienda

Los contenidos a los que nos referimos también aseguran que las subvenciones que se reciben en materia de violencia de género “no se auditan” y que, por tanto, “nadie controla su gasto”. Es un bulo. 

La Comisión Europea explica a Maldita.es que existen mecanismos de control de esa financiación. Según indican, los proyectos que reciben financiación tienen que presentar una evaluación intermedia y al final del proyecto, “además de mantener informados a los servicios de la Comisión de manera regular”. Igualmente, afirman desde el organismo que el pago final de la subvención está vinculado a la verificación y a la buena ejecución de las actividades que se hubiesen presentado en el acuerdo de subvención.

También en 2020, el reglamento del programa Derechos, Igualdad y Ciudadanía antes mencionado recogía expresamente que “los intereses financieros de la UE deben ser protegidos mediante medidas proporcionadas a lo largo de todo el ciclo del gasto, incluidas la prevención, la detección y la investigación de irregularidades, la recuperación de los fondos perdidos, indebidamente pagados o mal utilizados y, en su caso, la imposición de sanciones administrativas y financieras”. Además, el reglamento señala que la dotación financiera del programa también estará destinada a realizar auditorías, controles efectivos y acciones preventivas contra el fraude y la corrupción.

Según especifica el documento en su artículo 12, será la propia Comisión o sus representantes, el Tribunal de Cuentas y la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) los organismos facultados para auditar a todos los beneficiarios de subvenciones, contratistas y subcontratistas que hayan recibido fondos de la UE en el marco de este programa contra la violencia de género. 

De hecho, el Informe sobre Igualdad de Género en la UE del año 2021 (el primero de la nueva Estrategia de Igualdad de Género 2020-2025) recoge el seguimiento realizado y los resultados de algunos de los proyectos financiados y cofinanciados en el programa Derechos, Igualdad y Ciudadanía.

Captura de uno de los resultados del proyecto Survivor, cofinanciado por la Comisión Europea a través del programa Derechos, Igualdad y Ciudadanía.

Asimismo, el control de los fondos europeos por parte del Estado español está expresamente recogido en la Ley General de Subvenciones. En ella se indica que las funciones de control de los fondos europeos corresponden a la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), concretamente a la Oficina Nacional de Auditoría en coordinación con las Intervenciones Generales de las Comunidades y Ciudades Autónomas. Desde el Ministerio de Hacienda señalan a este medio que el proceso de control y auditoría de estos fondos se realiza mediante la aplicación de “criterios de muestreo aceptados por la Comisión Europea” que van desde verificaciones documentales hasta visitas físicas “en los supuestos que proceda”. 

En el caso de las subvenciones que son financiadas total o parcialmente con cargo al presupuesto general del Estado, explican a Maldita.es desde el Ministerio de Hacienda que la IGAE realiza verificaciones a los beneficiarios de estas subvenciones para garantizar “el uso adecuado de las ayudas concedidas” pudiendo dar lugar al reintegro de la subvención e incluso a la propuesta de inicio de un procedimiento sancionador o a la remisión a la Fiscalía del expediente.

En resumen, es un bulo que los fondos europeos y las ayudas concedidas en materia de violencia de género se otorguen en función del número de denuncias del país y que estas no se auditen: desde la Comisión Europea afirman que la financiación de la UE está abierta en “igualdad de condiciones a todos los países miembros”, independientemente del número de denuncias que estos presenten. Además existen mecanismos de control de esa financiación. 


Primera fecha de publicación de este artículo: 20/09/2021