MENÚ
MALDITO BULO

No hay pruebas de que el fallecimiento de "dos cardiólogos españoles" esté relacionado con la vacunación contra la COVID-19 y los hospitales donde trabajaban lo niegan

Publicado lunes, 13 septiembre 2021
Comparte
Categorías
Salud
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)
Hemeroteca / videoteca

Se está difundiendo por redes sociales un mensaje que asegura que "dos cardiólogos españoles", Rafael Borras y Félix Pérez Villa, fueron de los primeros en inocularse contra la COVID-19 y han fallecido de un paro cardíaco. "¿Por qué nadie lo cuenta? Están probando su propia medicina", señala un mensaje que se ha difundido en Telegram.

Sin embargo, es una desinformación sin pruebas. El fallecimiento de ambos profesionales no está relacionado con la vacunación contra la COVID-19, según indican los respectivos hospitales en los que trabajaban a Maldita.es. Además, las publicaciones que se difunden no aportan ninguna prueba.

Este es el mensaje que se mueve, por el que nos habéis preguntado a través de nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 229 319):

¿Por qué nadie lo cuenta?

Están probando su propia medicina

2 cardiólogos españoles (Rafael Borras y Feliz Pérez Villa), que promocionaron la vacuna y fueron de los primeros en inocularse, han fallecido de un paro cardiaco. Tenían alrededor de 60 años.

7 de agosto de 2021
https://diariodecastillayleon.elmundo.es/articulo/salamanca/fallece-jefe-urgencias-hospital-salamanca-rafael-borras/20210807113321029603.html

1 de septiembre de 2021
https://www.redaccionmedica.com/secciones/cardiologia/muere-felix-perez-villa-jefe-medico-de-trasplante-cardiaco-del-clinic-7158

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

Rafael Borrás, jefe de Urgencias del Hospital de Salamanca, falleció de un ataque al corazón sin relación con la vacuna, según aseguran desde el hospital

El pasado 7 de agosto falleció Rafael Borrás, jefe del Servicio de Urgencias del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca. Borrás fue el primer sanitario de Salamanca en vacunarse contra la COVID-19, como podemos comprobar en esta nota de prensa que publicó Europa Press el 15 de enero. El jefe del servicio compartió entonces su ilusión por recibir la vacuna, ya que consideraba que es "la herramienta más eficaz en un futuro para detener esta pandemia".

Sin embargo, no hay pruebas de que la muerte del sanitario esté relacionada con la vacunación contra el coronavirus. Desde el hospital aseguran a Maldita.es que Rafael Borrás murió por un ataque al corazón y no por la vacuna. Señalan que entre la vacunación (que fue en enero) y el fallecimiento (en agosto) han pasado muchos meses y el sanitario no padeció efectos secundarios a raíz de la vacunación durante ese periodo de tiempo.

Además, el mensaje que se ha viralizado no aporta ninguna prueba. Solamente enlaza a una noticia del Diario de Castilla y León de El Mundo en la que se informa sobre el fallecimiento del sanitario. De hecho, en esta noticia se indica que la agencia Ical confirmó "con fuentes cercanas a la familia" que Borrás, de 65 años, "sufrió un infarto que acabó con su vida". En ningún punto del artículo se relaciona el fallecimiento con la vacuna.

Félix Pérez Villa, cardiólogo del Hospital Clínic de Barcelona, falleció por una enfermedad preexistente y su muerte no tiene nada que ver con la vacuna, según afirman desde el hospital

Félix Pérez Villa, director Médico del programa de Trasplante Cardiaco del Hospital Clínic de Barcelona, también falleció hace unas semanas. El pasado 29 de julio, el hospital publicó en Facebook un post para expresar sus condolencias hacia la familia y amigos de Pérez Villa:

También la Sociedad Española de Cardiología (SEC) publicó un comunicado el 9 de agosto informando del fallecimiento de Pérez Villa, quien "inició el programa de Trasplante Cardíaco conjuntamente con la Dra. Eulalia Roig en el Hospital Clínic" y era un "referente nacional e internacional en el ámbito de la Insuficiencia Cardiaca Avanzada y Trasplante Cardiaco".

Pero no hay pruebas de que la muerte de Félix Pérez Villa tenga relación con la vacunación contra la COVID-19. Desde el Hospital Clínic de Barcelona aseguran que el cardiólogo falleció por una enfermedad preexistente que padecía, aunque no especifican cuál es por la privacidad de la familia. En todo caso, aseguran que su fallecimiento no tiene nada que ver con la vacunación contra la COVID-19 ni con esta enfermedad.

Además, al igual que en el caso anterior, el mensaje viral no aporta ninguna prueba. Adjunta un enlace a esta noticia de Redacción Médica, publicada el 1 de septiembre, en la que se recogen varias reacciones de compañeros y pacientes ante el fallecimiento de Pérez Villa. En este artículo no se dice en ningún momento que la vacuna haya sido la causa de la muerte.

Por lo tanto, no hay pruebas de que el fallecimiento de estos dos médicos españoles, Rafael Borras y Félix Pérez Villa, tenga relación con la vacunación contra la COVID-19. Desde los hospitales en los que trabajaban aseguran a Maldita.es que sus muertes no tienen nada que ver con la vacuna y, además, el mensaje que se difunde no aporta ninguna evidencia.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .