MENÚ
MALDITO BULO

No, esta caja de la vacuna de AstraZeneca fechada en 2018 no es real: se trata de un montaje

Publicado viernes, 30 julio 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Búsqueda inversa de Google
Hablar con la fuente involucrada

Con afirmaciones como “plandemia!” o “parece que los laboratorios farmacéuticos y sus dueños, la élite financiera mundialista, lo tenían todo bien preparado desde hace varios años…” se difunde en varios idiomas una imagen de una caja de la vacuna de AstraZeneca fechada en 2018. Según quienes comparten la captura, esto demostraría que “la pandemia estaba planeada”, pero es un bulo. La imagen original no tiene estampada esa fecha en la caja de la inyección de AstraZeneca y la compañía niega que la vacuna se fabricase en 2018.

Esta es la imagen que se comparte y por la que nos habéis preguntado a través de nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 229 319):

Captura de la imagen viral.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

La captura está manipulada y la original no contiene ninguna fecha

A través de una búsqueda inversa de imágenes en Yandex hemos encontrado la imagen original publicada en varios tuits de noviembre de 2020. Tal y como se puede comprobar, esta no contiene ningún etiquetado que muestre que la inyección contra la COVID-19 de AstraZeneca estuviese preparada desde 2018. 

Comparación entre la imagen original y el montaje viral.

Además, desde la compañía farmaceútica han asegurado a los verificadores de Reuters y AFP Factual, miembros de la International Fact-Checking Network (IFCN) como Maldita.es, que AstraZeneca “no tenía envases para la vacuna de la COVID-19 en 2018”.

No es la primera vez que se difunden imágenes de la vacuna de AstraZeneca con fechas anteriores a la pandemia. En febrero de este año, se difundió la foto de un recipiente etiquetado como ChAdOx1 nCoV-19, el nombre de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, fechado el 15 de marzo de 2020. Aunque esta imagen se utilizó también para decir que la pandemia “estaba planeada”, en Maldita.es ya explicamos que el 7 de febrero de 2020, una semana después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase que el brote de coronavirus era una emergencia de salud pública de importancia internacional, la Universidad de Oxford anunció que un equipo de investigación del Instituto Jenner ya se estaba preparando para comenzar las pruebas clínicas de una candidata a vacuna contra el coronavirus. 

En definitiva, esta imagen de una caja de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca no es real: se trata de un montaje

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.


Primera fecha de publicación de este artículo: 30/07/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.