MENÚ
MALDITO BULO

¿Qué sabemos de la llamada "variante colombiana" de la COVID-19? Existe y la OMS la denomina B.1.621 pero rechaza usar referencias geográficas para no estigmatizar países

Publicado lunes, 7 junio 2021
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

El viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, afirmó el 4 de junio de 2021 en una rueda de prensa que estaba ocurriendo un aumento de la presencia en la Comunidad de Madrid de la "variante colombiana" del coronavirus SARS-CoV-2 causante de la COVID-19 que contiene la "mutación 484". En cambio, algunos medios de comunicación afirman que no existe esta variante colombiana. En realidad sí existe la variante denominada B.1.621, que fue detectada por primera vez en Colombia, pero la Organización Mundial de la Salud rechaza llamar a las variantes en base a países o regiones. Lo explicamos.

La Organización Panamericana de la Salud rechaza el término "variante colombiana" y prefiere llamarla B.1.621

El 4 de junio de 2021, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) publicó un comunicado titulado 'No existe variante colombiana de la COVID-19' en el que afirma que en enero de 2021, el Instituto Nacional de Salud de Colombia "pudo caracterizar un linaje de la COVID-19" que circula en varios países llamado "variante B.1.621, que algunos medios españoles han denominado de manera equivoca como ‘cepa colombiana’".

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

En el comunicado, el virólogo Jairo Méndez, asesor regional en enfermedades virales de la OPS, rechaza relacionar las variantes del coronavirus con el lugar donde se identificaron porque "además de generar información confusa sobre el origen del virus y el riesgo potencial que representa cada una de las variantes, propicia la discriminación y la estigmatización de países o territorios". Por eso, el 31 de mayo de 2021 la OMS resolvió nombrar a las variantes de SARS-CoV-2 con "etiquetas no estigmatizantes" usando letras del alfabeto griego. La variante B.1.621 se incluye en la etiqueta de la OMS delta. A 3 de junio de 2021, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) considera la variante B.1.621 como variante de interés.

La OMS tiene dos categorías para considerar variantes específicas del coronavirus: las variantes de interés y las variantes de preocupación. Las variantes de interés, según la OMS, se asocian con al menos de unas de las siguientes características: un incremento de la transmisibilidad o un cambio perjudicial en la epidemiología de la COVID-19, un incremento en la virulencia o cambios en la presentación clínica de la enfermedad, una disminución de la efectividad de las medidas sociales y de salud pública o de los diagnósticos, terapias y vacunas disponibles. Pero el ECDC advierte que la evidencia de estos cambios "es todavía es preliminar".

Además, el ministro de Salud y Protección Social de Colombia, Fernando Ruiz, publicó un tuit dirigido a Antonio Zapatero en el que dijo que "un país reporte una cepa no lo define como lugar de origen. La precisión es importante desde un ente técnico como el Ministerio de Sanidad de España (sic). Esas imprecisiones alimentan la xenofobia". El Gobierno indio hizo un comunicado similar sobre la llamada "variante india", como ya explicamos en mayo.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.