Maldito Bulo
17/06/2020

¿Qué sabemos sobre el supuesto comunicado en el que se hace un "llamamiento al sentido común" en el desconfinamiento y se advierte sobre la ventilación asistida? No hay pruebas de que sea de un Colegio de Médicos español

Nos habéis consultado por un supuesto comunicado de un Colegio de Médicos en el que se advierte a la población sobre la COVID-19 y lo que supone la ventilación asistida, y se hace un "llamamiento al sentido común" en el desconfinamiento. Pero no hay pruebas de que sea de un Colegio de Médicos español.

Desde el Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) nos dicen que no tienen constancia de que sea un texto de algún colegio de España. El supuesto comunicado también ha llegado a países de Latinoamérica y un fragmento del mismo circula al menos desde abril.

Además, gran parte del texto viral trata sobre la ventilación asistida. Os contamos en qué consiste esta práctica y lo que sabemos sobre el origen del supuesto comunicado:

cadena analizada por maldita.es
"COMUNICADO DEL COLEGIO DE MÉDICOS

Queremos hacer un llamamiento al sentido común de las personas que han tomado el desconfinamiento como si se hubiese terminado la pandemia, y hubiésemos vuelto a la normalidad anterior al comienzo de esta crisis.

Todavía después de tantos fallecimientos a nivel mundial, muchos ciudadanos no se toman en serio que tenemos que protegernos y proteger a los demás, poniendo el mayor énfasis en el uso de mascarillas, lavado de manos y distancia de seguridad.

Infectarse con el coronavirus no es un resfriado común, después de unos comienzos de fiebres altas, dolores de garganta y opresión en el pecho como si se te fuera la vida, llega lo peor, necesitas reanimación.

Se habla de ventilación, pero mucha gente no sabe de lo que en verdad se trata.

No es una máscara de oxígeno puesta en la boca mientras usted disfruta acostado pensando en su vida...

La ventilación invasiva para el COVID-19 es intubación que se hace bajo anestesia general, consiste en quedarse 2 a 3 semanas sin moverse, muchas veces boca abajo (decúbito prono) con un tubo en la boca hasta la tráquea, que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que está conectado.
Usted no puede hablar, ni comer, ni hacer nada de manera natural.

La molestia y el dolor que siente necesitan de la administración de sedantes y analgésicos para asegurar la tolerancia al tubo.

Durante el tiempo que el paciente necesite la máquina para respirar estará en un coma inducido, esto es, un coma artificial.

En 20 días con este tratamiento, un paciente joven llega a tener una pérdida de masa muscular de un 40%, y la posterior reeducación será de 6 a 12 meses, asociado a traumatismos de la boca o de las cuerdas vocales.

Es por esta razón que las personas ancianas o ya frágiles no aguantan.

Si llegaron a leer este mensaje hasta aquí, le agradeceríamos que lo compartieran para que entre todos nos tomemos en serio esto, ahora que se está volviendo a salir..., sigan por favor las indicaciones y se lo tomen más en serio.

Esta pandemia termina cuando se encuentre la vacuna, no antes.

Gracias por difundirlo."

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

El CGOM no tiene constancia de que el texto sea de algún Colegio de Médicos español

Desde el Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM) dicen que no tienen constancia de que el texto viral sea de algún Colegio de Médicos de España.

Además, desde el Colegio Oficial de Médicos de Madrid niegan que el supuesto comunicado sea suyo. Por su parte, el Colegio Oficial de Médicos de Córdoba ha publicado un comunicado en el que explica que es un bulo que el texto viral sea suyo.

El supuesto comunicado ha circulado por países de Latinoamérica

El supuesto comunicado del Colegio de Médicos se ha publicado en webs de países latinoamericanos. En esta publicación del 17 de mayo se atribuye el "llamamiento" a "médicos de la UCV", refiriéndose a los médicos de la Universidad Central de Venezuela. En esta otra, del 2 de junio, se dice que el comunicado viene del Colegio Médico del Perú.

También se ha movido por Cuba y se ha atribuido a los médicos de la UCI del Hospital Militar de la Habana, según este artículo de la Tribuna de la Habana. Además, hemos visto parte del texto en una publicación de Facebook del 29 de mayo de la Caja de la Salud de Mendoza y aparece en esta otra que señala que es un comunicado del Colegio de Médicos de La Pampa, ambas regiones de Argentina. Lo hemos encontrado también en webs de países como Bolivia, República Dominicana o Colombia.

En México, los compañeros de Animal Político, miembros del International Fact-Checking Network (IFCN), han desmentido que se trate de un comunicado del Colegio Médico de México.

Un fragmento del texto lleva moviéndose al menos desde abril

Hemos encontrado una parte del supuesto comunicado, la referente a la ventilación asistida, en publicaciones desde 19 de abril (aquí, aquí y aquí). En estas, que son las más antiguas con las que hemos dado, el texto no se atribuye a nadie.

También lo hemos visto en esta publicación del 7 de mayo de La Paseata, blog de Manuel Artero, quien nos ha indicado que el texto es de "un profesional de la medicina pública". En la propia publicación agradece a María de los Ángeles Vigil Hurtado "por hacer público su testimonio".

El nombre de esta persona aparece en otras publicaciones del texto viral de finales de abril y principios de mayo. Desde Maldita.es nos hemos puesto en contacto con Mariangeles Vigil Hurtado, que según su perfil de Facebook trabaja en el Servicio Cántabro de Salud, pero no hemos recibido respuesta al término de este artículo.

En qué consiste la ventilación asistida: es "un paso extremo" y a algunos pacientes les pueden quedar secuelas

Una parte del comunicado advierte sobre la ventilación invasiva para tratar la COVID-19. En este artículo de Maldita Ciencia ya os contamos en qué consiste y cuáles podrían ser las secuelas.

Según Candelaria de Haro, coordinadora del Grupo de Trabajo de Insuficiencia Respiratoria Aguda de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, en el caso de la ventilación mecánica invasiva, es necesario intubar al paciente.

Una vez intubado, un paciente con COVID-19 puede pasar intubado semanas. Como explica Javier Asensio, residente de cirugía maxilofacial del Hospital 12 de Octubre y el coordinador médico del proyecto The Open Ventilator, además de utilizar colchones especiales, hay que moverlo con cierta frecuencia y cambiarlo de posición para evitar que le salgan escaras o úlceras de decúbito (lesiones en la piel y el tejido inferior que resultan de una presión prolongada sobre la piel). 

Durante todo este periodo, según cuenta De Haro, se le alimenta a través de una sonda que se coloca por la nariz y va al estómago y a veces es necesario darle la vuelta y ponerle boca abajo. 

Que un paciente tenga que recurrir a la ventilación mecánica, según De Haro, implica que está “muy grave”. No es lo mismo si esto le ocurre a un paciente joven que a uno mayor. Tampoco si tiene patologías previas o no: “Cuanto más mayor y con más patologías, más complicado”.

El tiempo que un paciente con COVID-19 puede estar con un respirador varía de días a semanas dependiendo de diferentes factores. De Haro afirma que depende del paciente, la gravedad, hasta qué punto haya afectación, si tenía enfermedades previas o no. “Algunos han pasado hasta 40 días con ventilación asistida”, sostiene. 

Además, los pacientes que han tenido que recurrir a la ventilación asistida a veces les quedan “muchas secuelas”. En primer lugar, las estancias prolongadas en la UCI provocan una pérdida de masa muscular. También pueden sufrir alteraciones a nivel cognitivo o sufrir lesiones en las cuerdas vocales, ya que el tubo pasa a través de ellas, según De Haro.


Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el coronavirus. Y aquí resolvemos más de 350 preguntas sobre la crisis sanitaria.

Fact-checkers de todo el mundo nos hemos unido para luchar contra la desinformación que han traído consigo el coronavirus y la COVID-19, puedes leer más sobre la alianza en este especial del International Fact-Checking Network (IFCN). También puedes compartir este artículo utilizando el hashtag #CoronavirusFacts.

Otros artículos de Maldita.es