MENÚ
MALDITA EXPLICA

¿Te ha tocado estar en una mesa electoral? Todas las claves para saber qué hacer

Publicado
Claves
  • Si como ciudadano te toca acudir a la mesa electoral el día de las elecciones, hay una serie de aspectos que tienes que seguir recogidos en los manuales de elecciones
  • Los integrantes de la mesa electoral tienen derecho a una compensación económica de 70 euros y a un permiso laboral retribuido, entre otros aspectos
  • Es obligatorio acudir a la mesa electoral; su incumplimiento acarrea penas de cárcel y multas

Comparte

Te ha llegado el aviso: formas parte de una mesa electoral en los próximos comicios. Empiezas a notar sudores fríos y a preguntarte cómo funcionan los mismos cimientos de la democracia: cómo narices se hacía eso de votar, qué demonios es una urna, qué leches significan las palabras elector, vocal, censo y presidente… ¡Que no panda el cúnico! En Maldita.es te explicamos las principales claves si te toca gestionar la fiesta de la democracia.

Todos los pasos están explicados en los manuales de votación, como es el caso de las próximas elecciones en Galicia el 18 de febrero. Estos manuales se entregan a los miembros de las mesas electorales. En Maldita.es recomendamos que los leas con detenimiento para que no te quedes con ninguna duda. Durante el día de la votación, los miembros de las mesas electorales deben llamar a la Junta Electoral de Zona que le corresponda para informar sobre cualquier incidencia.

Antes de empezar a votar: el papel de los ciudadanos en unas elecciones

Si es la primera vez que te enfrentas a unas elecciones en España, puede que te sorprenda que son los ciudadanos quienes conforman las mesas electorales, en vez de funcionarios, trabajadores temporales o voluntarios como en otros países. La ley electoral establece que son personas, escogidas al azar en un sorteo público, quienes deben conformar las mesas, asegurarse de que se vote sin incidentes, contar los votos y después entregar las actas de votación.

Para cada mesa electoral, se escoge un presidente y dos vocales titulares, y dos presidentes y cuatro vocales suplentes. En total, son nueve personas. Es obligatorio acudir a la mesa electoral y su incumplimiento acarrea penas de cárcel o multa, aunque se pueden alegar excusas para no ir. Si son aceptadas por la junta electoral, acudirá uno de los suplentes.

El presidente de la mesa electoral tiene la autoridad exclusiva para conservar el orden, asegurar la libertad de los electores y mantener que se cumpla la ley.

Los ciudadanos que formen parte de una mesa electoral tienen derecho a una compensación económica de 70 euros, a una indemnización por desplazamiento de 8 euros para llevar las actas al juzgado una vez termine el escrutinio, a la cobertura de la Seguridad Social, a un permiso retribuido del trabajo y a una reducción de jornada de su trabajo de cinco horas el día siguiente. Las personas suplentes sólo tendrán derecho a estas compensaciones si sustituyen a alguno de los miembros titulares e integran la mesa a lo largo de la jornada electoral.

Una hora antes de abrir las urnas: la preparación del material y de las acreditaciones

Los nueve miembros de la mesa electoral (titulares y suplentes) deben presentarse a las ocho de la mañana en el colegio electoral (en un mismo edificio puede haber varias mesas electorales). Si los titulares están presentes, los suplentes pueden marcharse a casa. En ese momento, los miembros de la mesa deben revisar que la documentación y los materiales se encuentran en perfectas condiciones:

  • La urna electoral debe estar cerrada y precintada.

  • Las cabinas de votación deben estar localizadas entre la mesa y la entrada.

  • Debe haber suficiente número de sobres y de papeletas de todos los partidos políticos.

  • Debe haber una lista en papel del censo electoral y otra hoja con una lista numerada de los votantes.

  • Debe haber tres modelos oficiales de actas: de constitución de mesa, de escrutinio de la mesa y de la sesión de la mesa. La primera se firma al principio de la jornada electoral, en la segunda se anotan los votos y en la tercera se apuntan los incidentes que hayan transcurrido.

  • Copias de certificados de votación para los votantes que lo pidan.

  • Copias de las acreditaciones de los interventores.

  • Tres sobres idénticos para el final de la jornada.

Si faltara cualquier documento o hubiera una incidencia tanto en el momento de conformar la mesa como durante el día, el presidente de la mesa debe llamar a la Junta Electoral de Zona para que suministren los materiales necesarios.

Entre las 8:00 y las 8:30 los miembros de la mesa darán las credenciales a los interventores. Los interventores son representantes de los partidos que pueden estar en las mesas echando una mano, pero no tienen poder de decisión. En total, puede haber dos interventores en cada mesa, que podrán rotar entre los diferentes partidos.

A las 8:30 se rellenará el acta de constitución de la mesa, que estará firmada por el presidente, los vocales y los interventores. Apoderados, interventores y representantes de las candidaturas pueden solicitar copias del acta.

Las 9:00 horas: comienza la votación

A las 9:00 horas de la mañana, el presidente de la mesa dirá en voz alta: “Comienza la votación”.  A lo largo de la jornada electoral, la mesa debe contar con al menos dos de sus integrantes (vocales y presidente).

¿Cómo se vota? Los electores se acercarán de uno en uno. Se identificarán y podrán presentar tres documentos para acreditarse: el DNI, el pasaporte o el carné de conducir. Los documentos serán aceptados aunque estén caducados, pero no serán válidas las fotocopias. Los miembros de la mesa electoral comprobarán que está inscrito su nombre en el censo electoral. Las personas que hayan votado por correo no pueden volver a votar presencialmente y en sus nombres aparecerá una señal para indicar que votaron por correo.

Una vez comprobada su identidad, la persona depositará el voto en un sobre cerrado en la urna y se anotará su nombre.

Las 20:00 horas: se cierra la votación y comienza el recuento de votos

A las 20:00 horas termina la votación. El acto de escrutinio es público y puede haber ciudadanos presentes en todo momento. En ese momento, la mesa electoral introducirá los votos por correo. Después, votarán los interventores, los vocales y el presidente de la mesa y se firmará la lista de votantes.

Una vez hecho todo esto, se abrirá la urna y se extraerán los sobres de uno en uno. El presidente leerá en voz alta la candidatura y la mostrará al resto, que apuntarán el voto. Los sobres que no contengan papeletas o que tengan la papeleta de una candidatura legalmente retirada se contarán como votos en blanco. El resto: papeletas sin sobre, papeletas o sobres no oficiales o modificadas, sobres con varias papeletas de candidaturas distintas y situaciones similares se considerarán votos nulos.

La mesa deberá comprobar que el número de sobres abiertos coincide con el de votantes anotados a lo largo de la jornada electoral. En presencia de los asistentes, se destruirán las papeletas y los votos, excepto los nulos y los que tengan alguna reclamación.

Una vez hecho esto, el presidente anunciará en voz alta y en el siguiente orden:

  • Número de electores censados y número de certificaciones censales presentadas.

  • Número de votantes.

  • Número de votos nulos.

  • Número de votos en blanco.

  • Número de votos de cada una de las candidaturas.

Una vez hecho esto, se rellenará el acta de escrutinio con esos datos. Este acta se firmará por los integrantes y los interventores de la mesa electoral. Se colocará el acta original en la entrada del colegio electoral. Luego, se entregará copias al representante de la Administración (esta persona transmitirá los resultados provisionales) y a los representantes de las candidaturas, apoderados e interventores que lo soliciten. Después, se rellenará el acta de la sesión.

Último paso: entrega de la documentación electoral en el juzgado

Una vez terminado todo el proceso, los miembros de la mesa prepararán tres sobres con documentación.

  • En el primer sobre se debe introducir el expediente completo: originales de las actas de constitución de la mesa y de la sesión, lista numerada de votantes, papeletas nulas, lista del censo electoral, copias de las credenciales de los interventores, certificaciones censales y judiciales, solicitudes de reintegros de correo.

  • En el segundo y en el tercer sobre se introducirán los mismos documentos: una copia del acta de constitución de la mesa y una copia del acta de la sesión.

El presidente de la mesa deberá entregar los sobres 1 y 2 en el Juzgado de Primera Instancia o de Paz de la provincia. La policía deberá acompañar al presidente e incluso facilitarle el transporte si fuese necesario. Los vocales e interventores, si quieren, también podrán acompañarlo. El juez firmará el recibo. Una vez hecho esto, terminan las funciones de los integrantes que fueron al juzgado y pueden marcharse a casa.

Un vocal deberá quedarse en el colegio electoral para entregar el tercer sobre al personal de Correos, que firmará el recibo. Una vez hecho esto, también este vocal terminará sus funciones y podrá marcharse a casa.

Cinco días más tarde, se realizará el escrutinio general: las juntas electorales revisarán las actas de cada una de las mesas electorales y sumarán los votos procedentes del extranjero. Después, publicarán los resultados definitivos. Independientemente de los datos que haya publicado provisionalmente la Administración a través de las web de resultados, los únicos resultados válidos son los del escrutinio general.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.