MENÚ
MALDITA EXPLICA

Qué podemos hacer si hemos dado nuestro número de teléfono o datos bancarios a través de un caso de phishing

Publicado sábado, 19 junio 2021
Comparte

Seguramente algún amigo o familiar te ha mandado alguna vez por WhatsApp un enlace para participar en un supuesto sorteo de una marca y has acabado dando tus datos pero te has dado cuenta de que, efectivamente, era un caso más de phishing. Algunos de esos casos te piden tu información bancaria o tu número de teléfono y te apuntan con ella a distintas suscripciones.

Estos tipos de fraudes se pueden evitar siguiendo unos consejos pero, si has proporcionado tus datos, también puedes anotar una serie de recomendaciones para desactivar la suscripción y dejar de pagar por ello.

¿Qué podemos hacer si ya hemos dado nuestro número de teléfono?

Si resulta que ya has introducido el número de teléfono y descubres que todo es un timo, es importante que te asegures antes de nada si has acabado suscrito a uno de estos servicios. Para ello, la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) recomienda comprobarlo directamente en la factura de nuestro teléfono y mirar si en el apartado de mensajes de texto hay alguno en el que te cobran una tarificación adicional a la que ya tenemos contratada. 

Una vez verifiques que estás suscrito a un servicio premium, puedes deshabilitarlo poniéndote en contacto con tu operadora móvil y solicitando que te den de baja de cualquier servicio de SMS premium o de tarificación especial.

En el caso de que la operadora no te aporte una solución, la OSI aconseja que acudas a la Oficina de Consumo de tu ciudad y pongas una reclamación. También puedes reclamar ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones.

Asimismo, también puedes confirmar si alguna aplicación instalada en el teléfono tiene permisos para usar servicios de mensajería premium siguiendo estos sencillos pasos:

  1. Abre el menú ‘Ajustes’ y en el buscador o icono de lupa escribiremos ‘SMS’ o ‘Acceso a SMS Premium’. Dependiendo del teléfono puede cambiar el nombre de la opción.
  2. Pulsa sobre la opción correspondiente y comprueba las aplicaciones que tienen ese permiso concedido.
  3. Elimina las suscripciones en caso de que las tengas.

Si has sido víctima, de esta o de cualquier otra estafa, es importante que denuncies ante la Policía Nacional o la Guardia Civil aportando todas las pruebas que tengas.

¿Y si no he proporcionado mi teléfono pero he dado los datos bancarios?

En muchos de los casos de phishing que hemos detectado en Maldita.es te indican que conseguirás un determinado producto pagando unos cuantos euros, pero lo cierto es que acabas suscrito a un servicio de contenidos online en el que te cobran una cantidad mensual si no te das de baja.

Lo más eficaz es contactar con tu banco y pedir que cancelen estos pagos. No obstante, muchos de estos phishing proporcionan en la parte de “términos y condiciones” una dirección de correo electrónico para poder darte de baja. Escríbeles y diles que no quieres seguir con el servicio. Si no obtienes respuesta, siempre puedes cancelar la tarjeta.

Y, como decimos, antes de proporcionar algún dato, verifica que la página sea segura y lee las condiciones que aceptas para no llevarte ningún susto.

Para evitar caer en estos fraudes, identifica si la página a la que te lleva es fiable

Si te llega ese WhatsApp que hemos mencionado o un correo electrónico de un supuesto sorteo o de un regalo gratis por el aniversario de una marca, aunque suene muy bien y realmente quieras tener un Samsung Galaxy S21 por tan sólo 1,50 euros o un bolso de Hermès gratis, empieza desconfiando de que algo así pueda ser real.

Y, ¿cómo puedo saber si la web es fiable? Aunque estos casos de phishing están cada vez más elaborados, se puede identificar fácilmente si una web suplanta a la de una marca, fijándonos en detalles como si la URL es la original de la empresa que dice ser o si los elementos de la web como el menú funcionan y te llevan a alguna parte o simplemente están adornando la página para hacerte creer que es la original. Ante la duda, también puedes contactar siempre con la marca o empresa y preguntarle.

En otras ocasiones, el propio navegador te avisa que ha detectado que se trata de phishing, una señal para saber que sólo pretenden quedarse con tus datos.

Tampoco proporciones tu número de teléfono si tienes sospechas de que puede ser una estafa

Puede ser que la oferta que nos llega no nos convenza del todo y, aunque no damos nuestros datos bancarios, acabamos proporcionando el número de teléfono. No te fíes tampoco, porque puedes acabar suscrito, como decimos, a uno de los servicios premium a través de SMS de los que hemos hablado anteriormente.

La OSI también ofrece una serie de consejos para que evitemos estos fraudes y no nos acaben cobrando una tarificación especial:

  • Nunca introduzcas ni compartas el número de teléfono en estos sitios de los que no te fías. Tampoco es recomendable que lo utilices en anuncios o pop-ups que nos puedan aparecer en la pantalla al navegar por Internet.
  • Evita introducirlo en concursos o sorteos promovidos por páginas web que desconoces. Para ello, es importante que leas las claúsulas antes de compartir tus datos.
  • No respondas a mensajes de desconocidos a través de SMS. Así también evitarás suscribirte a cualquier servicio premium.
  • Contacta con tu operadora de telefonía móvil para solicitar la inhabilitación de este tipo de números.

Si has sido víctima de algún caso de phishing y has acabado suscrito a un servicio premium de SMS o te han hecho un cargo en tu tarjeta, puedes contarnos tu caso escribiéndonos a [email protected].


Primera fecha de publicación de este artículo: 10/06/2021