MENÚ
MALDITO BULO

Por qué no debes fiarte de los vídeos que muestran zonas de hospitales vacíos y afirman que la COVID-19 es mentira

Publicado lunes, 1 febrero 2021
Comparte

En las últimas semanas se han difundido en redes varios vídeos de hospitales vacíos que señalan que la pandemia de la COVID-19 es "mentira" y "una gran farsa". Sin embargo, aunque algunas de esas grabaciones son reales no demuestran que el coronavirus sea "mentira", ya que hay varios factores que explican que en algunas zonas de centros hospitalarios no haya pacientes en un momento dado. Además, algunos de los vídeos que se han viralizado se grabaron en partes de los hospitales que no estaban operativas.

"Se ha restringido mucho el acceso a los hospitales"

En declaraciones a Maldita.es, la portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), Andrea Buron, asegura que "se ha restringido mucho el acceso a los hospitales tanto en número de personas como en horarios" y que incluso "en algunas plantas no permiten el acceso" para reducir el riesgo de contagio. De hecho, señala que esas restricciones también se le han aplicado a algunos profesionales sanitarios.

Según Buro, la escasa presencia de personas en las grabaciones podría deberse también a que los hospitales están procurando separar a los pacientes en función de sus patologías: "se está intentando que las personas que llegan tosiendo al hospital, no coincidan en la misma sala" con el resto de pacientes. También afirma que las salas pueden estar vacías ya que se incentiva la teleasistencia "si no es necesaria la exploración física" y que "se ha limitado" la presencia de acompañantes en los hospitales.

Por otra parte, la portavoz de SESPAS señala que las imágenes podrían haberse grabado mientras estaban higienizando las salas o que podrían haber sido tomadas en agosto, cuando "la presión asistencial bajó". También resalta la posibilidad de que correspondan a una sala destinada a patologías concretas que no tenían pacientes en ese momento. En todo caso, concluye que "el goteo de pacientes con COVID-19 es continuo, y que puntualmente haya una sala de espera vacía no es indicativo de la situación actual".

En Maldita.es también nos hemos puesto en contacto con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), desde donde coinciden en que "es posible que se hayan grabado en una zona del hospital que no tenga afluencia, como puede ser el pasillo de rayos una tarde de sábado en la que el servicio no esta operativo". También destacan que, en el caso de los pacientes con coronavirus, "están en zonas COVID-19, que son zonas en las que no se pueden recibir visitas".

A continuación recopilamos algunos de los bulos sobre hospitales vacíos de los que os hemos hablado:

No, este vídeo de una sala vacía no es una UCI de un hospital de Valencia

Uno de los casos más recientes es este vídeo grabado supuestamente en la UCI de un hospital de Valencia el 29 de septiembre de 2020, coincidiendo con el aumento de casos de COVID-19 en España. Es un bulo: aunque el vídeo sí corresponde al Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, no fue grabado en una UCI, sino en "una sala de observación dedicada únicamente a pacientes sospechosos o positivos de COVID-19". En declaraciones a Maldita.es, el hospital ha asegurado que los "pacientes sospechosos o positivos de COVID-19" se quedan en esa sala de observación "hasta que llega el resultado de la PCR para ingresar en planta". "Por eso en alguna ocasión no hay pacientes, si están ya todos ingresados", añaden.

No, el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida no está vacío y la carpa que se ha instalado no es un hospital de campaña, funciona como una sala de espera para pacientes con síntomas de COVID-19

Previamente, ya había circulado un vídeo similar que supuestamente demostraba que el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida (HUAV) estaba vacío. El pasado 10 de julio, cuando publicamos nuestro desmentido, había 46 pacientes por COVID-19 en planta y 6 en la UCI, según datos del Departament de Salut de Lleida.

Además, desde el hospital negaron que estuviera vacío y nos explicaron que la carpa no es un hospital de campaña, sino un espacio para que los pacientes con síntomas de COVID-19 esperen a los resultados y no entren en contacto con otros.

No, este diputado de Río de Janeiro no ha hablado de "la gran farsa" de la COVID-19 al descubrir un hospital de campaña vacío en Brasil: se quejaba de que aún no hubiera sido inaugurado

Este tipo de bulos no sólo se difunden en España, sino que también se pueden ver en otros países. Por ejemplo, en junio se movió un vídeo en Brasil de un supuesto diputado que habría descubierto que la COVID-19 es "una gran farsa" al ver que en un hospital no había nadie ingresado. Sin embargo, como ya os explicamos en Maldita.es, el diputado se quejó de que el hospital aún no hubiera sido inaugurado, no de que no hubiera pacientes y que por lo tanto la pandemia fuera "una gran farsa". De hecho, el hospital no se abrió hasta el pasado 18 de junio.

En definitiva, el hecho de que un vídeo muestre la sala de un hospital vacía en un momento concreto no quiere decir ni que la pandemia de la COVID-19 sea "mentira" ni que ese centro hospitalario no tenga pacientes ingresados. Piénsatelo dos veces antes de compartir ya que, como decimos, existen numerosos factores por los que una sala de hospital puede estar vacía puntualmente.


Fecha de primera publicación de este artículo: 07/10/2020.


Primera fecha de publicación de este artículo: 10/11/2020

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.