MENÚ
HAZTE MALDITO
Herramientas
Inicia sesión
Hazte Maldito
MALDITA EXPLICA

Consejos para deshacernos del hielo y arrancar nuestro coche durante un temporal como el de la borrasca Filomena

Publicado viernes, 15 enero 2021
Comparte

Las consecuencias del paso de la borrasca Filomena por la península, como las bajas temperaturas y la formación de hielo en muchos puntos, incluidos los coches, tardarán todavía en desaparecer. Por eso, aunque la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda no conducir en estas condiciones, os damos algunos consejos sobre cómo eliminar el hielo que se forma en el parabrisas y otras zonas de los vehículos y cómo ponerlos en marcha, ya que es posible que no arranquen al primer intento.

Ser previsores es lo mejor en estos casos, por lo que si creéis que es posible que se vaya a formar hielo en el parabrisas, es buena idea colocar encima una manta o cartones que más tarde podáis retirar. Pero la helada también puede haberos pillado por sorpresa, por lo que los consejos sobre cómo eliminar el hielo nunca están de más.

Nunca hay que utilizar agua caliente para eliminar el hielo del parabrisas

Una de las primeras ideas que se nos podría venir a la cabeza para despejar el parabrisas de hielo es echar agua caliente, ya que así se derretirá esa capa rápidamente. Pero ojo, el agua caliente nunca es una opción. El motivo es que un cambio de temperatura brusco en el vidrio podría romper la luna del coche.

La web sobre coches Autocasión afirma que la luna delantera de los vehículos está formada por dos capas de vidrio separadas por una capa de film plástico para evitar la proyección de los fragmentos en caso de rotura. Y añade que si vertimos agua caliente sobre el parabrisas, "el golpe térmico lo astillará igual que un martillazo". De la misma manera, la Guardia Civil advirtió en Twitter sobre esta forma de quitar el hielo.

Algunas opciones son usar una solución de agua y alcohol, una rasqueta limpiacristales o arrancar el motor y dirigir el flujo de aire hacia el parabrisas

Tanto la Guardia Civil como la DGT ofrecen algunos consejos sobre cómo limpiar el hielo de los coches. Por ejemplo, una de estas opciones es diluir "una parte de agua y dos de alcohol" y echarla sobre la capa congelada. El punto de congelación del alcohol es más bajo que el del agua, por lo que puede ayudar a descongelarla. Además, existen líquidos anticongelantes ya preparados que se pueden usar en estos casos.

Ahora bien, ni debe usarse para rellenar el depósito de líquido del parabrisas (puede estropearlo) ni para rociar el cristal en caso de que la lámina congelada sea gruesa, ya que no servirá de nada.

En ese caso puede ser conveniente rascar la capa formada de forma manual, con una rasqueta limpiacristales o un cepillo de goma para evitar dañar la carrocería o la propia luna. Desde Autocasión afirman que la rasqueta debe ser de plástico y que la manera óptima de usarla es desde los bordes hacia el centro del cristal. Hay que tener en cuenta, además, que el hielo también se acumula en zonas donde es igual de importante eliminarlo, como la luna trasera y los faros.

A pesar de que el agua con sal también se encuentra entre las recomendaciones de la Guardia Civil, su uso tiene algunos inconvenientes: es corrosiva para la chapa de los vehículos y si no está bien diluida podemos arañar el parabrisas.

Otra forma de hacer desaparecer el hielo, aunque puede tardar un poco, es mantener el motor arrancado, encender la calefacción y dirigir el flujo de aire hacia el parabrisas. En este caso, debemos asegurarnos de que el cambio de temperatura sea progresivo por la misma razón por la que no debemos usar agua caliente: evitar un cambio brusco que rompa el cristal. No obstante, como hemos dicho, hay ocasiones en las que arrancar el coche tras una temporada de temperaturas por debajo de los 0ºC no sea fácil.

Antes de arrancar hay que esperar unos segundos y comprobar que la batería funciona

Si el coche ha pasado una temporada sin usarse, es posible que la batería se haya descargado o, directamente, haya dejado de funcionar. En este caso tiene mucho que ver el estado en el que se encontrase previamente y su antigüedad.

Girando la llave y accionando el contacto pero sin llegar a arrancar podremos comprobar si funciona o no: si se encienden las luces del interior del vehículo, la batería no ha muerto. También puede ser que el vehículo no arranque debido a las bajas temperaturas. En este caso, la mejor manera de ponerlo en marcha dependerá de si es gasolina o diésel y habrá que tener en cuenta las particularidades de un coche híbrido o eléctrico, como publica elDiario.es.

A la hora de arrancarlo hay que tener en cuenta el tipo de combustible que usa el coche

La gasolina soporta grados más bajos que el diésel antes de congelarse, ya que su temperatura de congelación está por debajo de los -100ºC. Por lo tanto, no debería preocuparnos que se congele en el depósito. Tras comprobar que la batería funciona, es recomendable pisar el embrague y no meter ninguna marcha para, acto seguido, intentar arrancarlo durante unos cinco segundos aproximadamente.

Si no arranca, podéis volver a hacerlo pero si después de varios intentos no habéis tenido éxito, será mejor esperar un par de minutos antes de repetir la operación. Si sigue sin funcionar, queda la opción de calentar la batería manualmente. Por ejemplo, se puede colocar una manta o una toalla caliente sobre la batería y dejarla varios minutos. Después habrá que repetir la operación anterior.

Un coche diésel, en cambio, es probable que arranque antes ya que, según elDiario.es, este "está condicionado por un calentamiento previo de los tubos de inyección". Estos tubos se activan en la primera fase de contacto, afirma la web autopista.es. Así que, si la batería funciona, es posible que sea suficiente con accionar el contacto (girar la llave sin encender el motor), dejarlo cinco segundos antes de devolver la llave a la posición inicial y repetir la misma acción cuatro o cinco veces.

En cuanto a los vehículos híbridos o eléctricos, cuentan con la ventaja de que los componentes eléctricos, dependientes de la batería, arrancan antes de activar el motor de gasolina. En cambio, el inconveniente es que los circuitos eléctricos funcionan mal a temperaturas bajo cero. Por tanto, si no arranca, hay que seguir los mismos pasos que en el caso de un coche de gasolina.

En cualquier caso, una vez arrancado lo conveniente es encender la calefacción y esperar varios minutos antes de echarlo a andar para que se aclimate. Y sobre todo, mucha precaución si sigue habiendo nieve en la carretera y comprobad las limitaciones de la DGT en este sentido.

En Maldita Ciencia explicamos algunas de las recomendaciones si vas a salir de casa, tanto a pie como en coche. Además, estate pendiente de las tuberías (que pueden congelarse) y de las terrazas, cornisas y elementos exteriores.


Primera fecha de publicación de este artículo: 13/01/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.