MENÚ
HAZTE MALDITO
Herramientas
Inicia sesión
Hazte Maldito
MALDITA EXPLICA

Por qué debemos quitar la nieve de nuestras terrazas o cornisas: el peso y el peligro de que se haga hielo y caiga

Publicado domingo, 10 enero 2021
Comparte

La borrasca Filomena ha traído nieve a gran parte del país. Es importante seguir estas recomendaciones para que la nevada no se convierta en una pesadilla y cause el derrumbe de una terraza o tejado debido al peso de la nieve.

Es  importante quitar la nieve desde el primer día para evitar derrumbes

El meteorólogo Marc Redondo con quien ha hablado Maldita.es, ve “con preocupación las imágenes que la gente comparte en las redes sociales de sus terrazas llenas de nieve”. Explica que “no nos podemos hacer una idea de lo que puede llegar a pesar toda esa nieve”, que en ocasiones puede llegar a superar el medio metro.

Redondo recomienda a la gente que “retire lo antes posible toda esta nieve regando la terraza con una manguera, por ejemplo. El agua la va a derretir y todo irá a parar al desagüe. Sobre todo de cara al temporal que se avecina en los próximos días que hará que la nieve no llegue a derretirse porque apenas se superarán 2 grados, y de noche, aún la va a endurecer más con la gran helada que se espera, intensa y duradera”.

Por su parte, Jesús San Vicente, arquitecto y maldito que nos ha prestado sus superpoderes, también aconseja quitar la nieve lo antes posible, antes de que se congele, ya que también puede ser el origen de otros problemas como goteras o humedades “porque el agua, en lugar de irse rápidamente como se va cuando llueve, se puede filtrar y dar problemas de goteras”. 

El problema del peso de la nieve en tejados y terrazas no es sólo el derrumbe, también la caída sobre personas

El arquitecto Pedro Torrijos ha explicado en un hilo de Twitter que “en edificios más o menos convencionales, es razonablemente improbable” que haya derrumbes por la nieve, sino que el problema una vez que para de nevar y empieza a helarse, “no porque pese más, sino porque puede caerse y hacer daño a la gente de la calle”.

En la misma línea, el arquitecto Jesús San Vicente, declara que “las terrazas en España están calculadas con una sobrecarga de nieve de alrededor de 500 kg/m2, una medida que excede lo que ha caído en los últimos días. Por lo que, en principio, no debería haber riesgos de sobrecarga en una terraza, aunque sí podría haberlos en pérgolas metálicas o en estructuras ligeras, ya que se combina el riesgo del peso de la nieve con el viento”.

También es importante quitar la nieve de los accesos a los portales y de los pasos peatonales y evitar pasear por parques y jardines

José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored, explica también en su perfil de Twitter que es importante limpiar la nieve desde el mismo día en el que cae en “los accesos a los portales y vías peatonales anexas a las viviendas, con el fin de evitar la formación de duras placas de hielo (nieve endurecida)”.

Asimismo hay que tener en cuenta que el peso de la nieve también puede derribar un árbol, por lo que es recomendable no pasear por jardines y parques, además de evitar pasear por otras zonas donde haya árboles alrededor.

Evita tener macetas en balcones y alféizares

El peso de la nieve que cae sobre ventanas, alféizares o balcones puede hacer que objetos como macetas que están en el precipicio se desprendan y caigan a la calle. Por lo que la mejor opción es quitarlas para evitar que caigan sobre una persona que se encuentre pasando por debajo en ese momento.

¿Cuál es el peso que pueden soportar las terrazas y balcones?

Marc Redondo, explica en Tiempo.com que la cantidad de nieve acumulada en los tejados puede ser un problema” porque “la baja temperatura impide que la nieve se derrita y se van acumulando kilos”. A eso se le suma la dificultad de controlar el peso que tiene la nieve sobre una superficie.

El peso de la nieve, además, varía según el estado de la misma: recién caída (120 kg/m³), nieve prensada o empapada (200 kg/m³) y nieve mezclada con granizo (400 kg/m³), según la Norma Básica de Edificación.

Por este motivo del peso, se recomienda retirar la nieve lo antes posible. De acuerdo con el meteorólogo, la sobrecarga de nieve que un edificio debe soportar sobre sus superficies horizontales expuestas a la intemperie dependerá "de la altitud a la que se sitúe la población". 

Según Redondo, “de 201 a 400 metros de altitud, la sobrecarga por nieve tiene que ser de un mínimo de 50 kg/m2, de 401 a 600, de 60 kg/m2. A partir de aquí, cada 200 metros de altitud aumenta en 20 kg/m2. A partir de 1.200 metros de altitud, la sobrecarga será el valor de la altitud divido por 10. Así, una casa construida, por ejemplo, a 3.000 metros de altitud, debe soportar un peso de 300 kg/m2”.

Para los tejados, explica el meteorólogo, se debe aplicar el “mismo cálculo”, aunque no habría problema de derrumbe en un tejado con una inclinación de más de 60 grados, ya que la nieve resbalará. En este caso, sí que podríamos tener un problema por la caída de la nieve.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el malditos Jesús San Vicente, arquitecto.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de WhatsApp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.


Primera fecha de publicación de este artículo: 09/01/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.