MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Trucos que podemos usar para registrarnos en una página web sin dar nuestros datos reales (cuando esté permitido)

Publicado domingo, 5 diciembre 2021
Comparte
Categorías
Vida digital
Recursos utilizados
Expertos

En Maldita.es ya os hemos hablado de cómo saber si estamos conectados a una web a través de una conexión segura y cómo saber si nos estamos registrando en una página oficial o en un clon malicioso. Sin embargo, aún quedan dudas: ¿qué pasa si necesito sí o sí registrarme en una página web pero no quiero dar mis datos verdaderos? Para esto también hay una solución.

Registrarse en una página web sin entregar nuestros datos reales puede ser muy útil si queremos probar la web antes de registrarnos de verdad o si simplemente queremos reducir la exposición de nuestros datos personales en internet. Eso sí, ojito con qué webs eliges para hacerlo: para algunas empresas o instituciones irá en contra de sus normas que te registres con datos falsos. Facebook es un ejemplo. En este caso, hablamos de páginas a las que simplemente quieras apuntarte para recibir una newsletter o suscribirte a una oferta sin que vayan a utilizar tus datos para contactarte en otra ocasión.

Evaluar si la página necesita nuestros datos personales para darnos el servicio

Para Marc Almeida, analista técnico, lo principal a la hora de tomar esta decisión es “ser conscientes de que en muchas ocasiones no hace falta dar nuestro nombre real o el código postal en el que vivimos, pues ni es necesario para ofrecer el servicio ni se lleva a cabo una verificación de identidad”. 

Es decir, que mientras que para cuestiones como darnos de alta en páginas de la administración pública o en nuestro banco online sí que son necesarios nuestros datos personales, que además son verificados, en otros lugares como foros online o páginas que nos piden un nombre y un email para poder descargar un documento, no son tan necesarios.

“Una vez que tenemos esto claro, se nos abren muchas puertas: ya no hace falta dar nuestro nombre real o nuestra dirección de correo personal en todos aquellos sitios en los que queremos simplemente probar el servicio o acceder a cierto contenido reservado para usuarios registrados”, añade Almeida. 

Usar pseudónimos o correos temporales son algunos de los trucos

¿Pero cómo hacemos esto? Paula, presidenta de Interferencias, una asociación en defensa de los derechos digitales y la privacidad, apunta que “los nombres y apellidos es el punto más fácil: basta con cambiarlos a pseudónimos y esa parte la tendremos cubierta”. 

Es por eso que los datos más comprometidos y difíciles de cambiar fácilmente son los correos electrónicos y los números de teléfono. Para solventar esto, “lo más fácil es acudir a emails y números temporales, servicios gratuitos que podemos encontrar en Internet”, añade la especialista. “Para ello, podemos utilizar, por ejemplo, Temp Mail o Temp-Mail, disposable temporary email para los correos y Quackr.io o SMS Tome para números de teléfono”, finaliza. 

No obstante, ambos especialistas advierten de que los SMS que solicitamos a través de estas aplicaciones son públicos, por lo que tenemos que tener cuidado y usarlos sólo en el caso de que no se envíe información personal en ellos. 

Almeida, además, señala herramientas como Fake Name Generator, que proporciona una identidad totalmente inventada y de la que podemos sacar un nombre, un correo electrónico y un número de teléfono, entre otros. También recomienda Crumbs, una extensión que, además de bloquear rastreadores, ofrece un servicio de alias incorporado: una dirección de email aleatoria que hará de intermediario entre el servicio y nosotros para que la web no conozca nuestro correo real pero nosotros sí que lo recibamos en él. 

También hay herramientas para "los datos que no damos", como nuestra ubicación o nuestro sistema operativo

Si queremos ir más allá, los dos expertos señalan que también son importantes los “datos que no damos”, como por ejemplo el navegador que utilizamos, el sistema operativo de nuestro ordenador o nuestra ubicación aproximada, que también suelen ser capturados por la web que visitamos. Para evitar dar esta información, “podemos utilizar una VPN para enmascarar nuestra localización, la extensión Privacy Badger para limpiar automáticamente cookies intrusivas o el complemento User Agent Switcher and Manager, que simula que estamos en otro navegador y otro ordenador con características distintas al nuestro”, termina la presidenta de Interferencias.

Te recordamos que en el repositorio de Alternativas digitales para tu día a día de Maldita Tecnología tienes herramientas alternativas a los servicios de las grandes tecnológicas, en caso de que quieras investigar qué otras aplicaciones puedes usar en tu día a día para cuidar un poco más el uso de tus datos personales.


Primera fecha de publicación de este artículo: 22/11/2021