Maldita Tecnología
10/10/2020

¿Qué nos ha gustado leer esta semana? Cinturones de castidad conectados y ciberataques a hospitales

¡Hola, malditas y malditos! Esta semana, como parte de nuestro consultorio semanal, os contamos por qué tiene Facebook acceso a cosas que hago en otras aplicaciones o páginas fuera de la red social y también a qué se debe que a veces tengamos que estar completando tediosos puzles cuando queremos hacer algo por Internet. Si nunca has oído hablar de los test CAPTCHA, ese es tu artículo. Además, os recordamos cómo protegerse de las estafas al hacer compras online y cómo funciona la maquinaria detrás de esos juegos gratuitos que tanto enganchan. Y sin más dilación, vamos con las recomendaciones de esta semana:

¿Imaginas usar un cinturón de castidad y que se bloquee sin que puedas hacer nada?

Es lo que podría pasar con uno de estos aparatos conectados a Internet. En este artículo en Xataka se cuenta que un modelo concreto de cinturón de castidad electrónico, controlado vía aplicación para el móvil, sufre una vulnerabilidad que permite que alguien se entrometa en la conexión y pase a controlarlo por ti (o por esa persona de confianza a quien le has dado permiso para utilizar la aplicación). Estamos hablando de un aparato que se coloca en el pene y que no podría retirarse porque una persona totalmente ajena y desconocida a ti lo está evitando. Por eso hay que andarse con cuidado con los wearables, esos accesorios tecnológicos que se llevan puestos, como te contamos aquí.

Estudios muestran que ser uno mismo en redes sociales afecta positivamente al bienestar

Esto sale de que es muy difícil que uno se muestre como verdaderamente es en redes sociales: tendemos a editar las fotos antes de subirlas para vernos mejor, nos reservamos opiniones para no ir contra el resto... Este artículo en Retina ha analizado un estudio de las universidades de Columbia y Northwestern que concluye que las personas que se comportan así pueden estar afectando inconscientemente a su bienestar, ya que hace que se infravaloren en otros aspectos de su vida.

Facebook retira un post de Trump por minimizar los riesgos de la COVID-19

Las redes sociales siguen actuando contra el presidente estadounidense, Donald Trump, marcando sus publicaciones como falsas o erróneas. Hace unos meses, Twitter marcó dos publicaciones de Trump por far información falsa sobre el voto por correo y este desató una guerra contra las plataformas, como te contamos en Maldita Tecnología. Con las elecciones de Estados Unidos a la vuelta de la esquina, Facebook ahora ha eliminado una publicación del presidente en el que este daba "información engañosa" sobre la COVID-19, poco después de salir del hospital en el que le ingresaron al contagiarse del virus. Más en este artículo de La Vanguardia.

También prohibirá los anuncios políticos en EEUU después de las elecciones

Y en relación con eso... La compañía ha anunciado que después de las elecciones de Estados Unidos, prohibirá los anuncios políticos en la plataforma para los ciudadanos estadounidenses, tal y como recoge en este artículo en Genbeta. La publicidad política se prohibirá el 3 de noviembre, supuestamente a partir del momento en el que se cierren las encuestas. El objetivo, teóricamente, es evitar que pueda haber manipulación de los usuarios, como ha ocurrido en otras ocasiones.

Hospitales y centros de investigación, el nuevo objetivo de los ciberdelincuentes

Los ciberdelincuentes se han centrado en hospitales y en centros de investigación de vacunas durante la pandemia de COVID-19, explica este artículo en The Conversation. En algunos casos se debe a que se quiere robar propiedad intelectual, como en el caso de la vacuna, y en otros a que es un modo de retrasar las investigaciones y los avances de la competencia, en vista de la carrera que hay por desarrollarla. También se puede usar como método de chantaje, y un hospital es un punto débil porque sin infraestructura digital se retrasa su funcionamiento habitual. Pero leed, leed, y enteraos de cómo se labran estos ataques.

Otros artículos de Maldita.es