Maldita Tecnología
15/09/2020

Precios de billetes de avión, pasaportes biométricos y fundas antiradiación: ya está aquí el 15º consultorio de Maldita Tecnología

¡Bienvenidos, malditas y malditas, un martes más a nuestro consultorio semanal! Esta entrega va sobre los precios de los billetes de avión y por qué cambian si los miramos en diferentes momentos, los pasaportes biométricos y unas fundas que (supuestamente) servirían para que no puedan localizarnos por nuestro móvil.

Si todavía no hemos incluido tu pregunta o es que simplemente no nos la has hecho llegar, este es tu momento. Escríbenos a [email protected], por Twitter, Facebook o rellena este sencillo formulario y te contestaremos en uno de los próximos consultorios. Mientras tanto, ¡a por el de esta semana!

¿Qué es un pasaporte biométrico?

Una de las consultas de esta semana ha sido sobre los pasaportes biométricos. A pesar de que no estemos muy acostumbrados a oírlo nombrar con ese calificativo, el pasaporte que probablemente tengas en tu casa, si es reciente, es biométrico.

Son aquellos que contienen un pequeño chip incrustado que guarda cierta información personal sobre su dueño, en concreto una fotografía que lo identifique, sus huellas dactilares y los datos contenidos en el código OCR del DNI (las dos líneas finales). Ahí aparece información identificativa como el tipo y número de pasaporte, nuestro nombre completo, nuestro sexo y un número de control.

A día de hoy coexisten varios modelos de pasaporte electrónico que principalmente sirven para identificarte gracias a esa información biométrica que porta en el minúsculo chip. Quizás te suene haber visto en algún aeropuerto internacional dos colas a la hora de presentar la documentación: una para “e-passports” o pasaportes electrónicos y la normal, que lleva a las cabinas con personal del aeropuerto.

¿Qué hay en cuanto a la seguridad? La Comisión Europea cuenta con una serie de estándares que deben seguir los pasaportes biométricos de los estados miembros de la UE: “la integridad, la autenticidad y la confidencialidad de los datos, almacenados digitalmente en el chip del pasaporte, tienen que estar igualmente garantizadas”. 

Entre esas exigencias enumeran protocolos que deben incluir estos documentos para evitar tácticas como el “skimming”, que permitiría clonar la información contenida para su uso fraudulento, y también el uso de “infraestructuras de clave pública” por países, que sería digamos el ‘puesto de control’ que se ocupa de que el chip, el programa que este utiliza y las políticas de seguridad criptográfica están en orden para poder usarlo.

Nuestra maldita Mar Arribas, que trabaja en el campo de la ciberseguridad y la ingeniería informática, nos explica que “falsificar un pasaporte así es mucho más difícil” porque “se almacena en un servicio digital gubernamental qué huellas se han guardado con un sistema de llave pública”. 

Es decir, que además de nuestros datos, el chip contiene un código que certifica que es el real y no la falsificación. En el caso de que se duplicaran el pasaporte y el chip, se podría saber que este es falso “ya que esas huellas con ese pasaporte no han sido registradas en la base de datos del gobierno por un funcionario autorizado”.

¿Por qué cambian los precios de los aviones cuando me meto varias veces? 

¿Es una leyenda urbana o de verdad controlan nuestras compras al dedillo? Lamentamos deciros que no hay una respuesta de sí o no para ella ya que confluyen muchas variables y las aerolíneas no están abiertas a desvelar todos sus trucos algorítmicos. Sin embargo, vamos a intentar contaros algunas de las cosas que sí sabemos.

via GIPHY

Los precios de los billetes de avión varían por cosas básicas como el hecho de que sean en clase “Turista” o clase “Business” (en primera) o por la fecha en la que los reservamos: no suele ser lo mismo hacerlo con tres meses de antelación que con tres días.

Ahora bien, en lo que coinciden algunos profesionales que analizan las tendencias de los precios es en que lo que rige principalmente que un precio cambie es la tendencia de la oferta y la demanda. No es tan fácil como decir que “cuantas más personas haya mirando un billete, más sube este”, sino que existen muchas otras variables más complejas.

En esta publicación, por ejemplo, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) usa un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre los billetes bonificados para residentes en Canarias para reafirmar que su “tesis del sector aéreo respecto a que la evolución de las tarifas responde exclusivamente a la interacción de la oferta y la demanda”. El informe, dicen, también descarta “cualquier posible práctica fraudulenta por parte de las compañías aéreas”.

“En general, el precio empieza alto, luego baja y luego vuelve a subir”, explica Craig Sowerby, licenciado en finanzas y autor de “Travel Hacker”, a Maldita Tecnología, pero que todo depende de la capacidad del avión y lo que se haya llenado antes de su salida.

Nos explica que un pasajero clasificado en clase “Turista” tiende a reservar con antelación para pillar un precio barato para sus vacaciones, por ejemplo, y eso las aerolíneas lo saben, por lo que pueden empezar con un precio algo más alto. A partir de ahí se iría ajustando a la demanda y de ahí las variaciones. En cambio, un trayecto más común para gente que viaja por negocios empezará con precios algo más bajos e irán aumentando a medida que tienen que reservarse los vuelos de última hora.

En esta entrevista para El Confidencial, el presidente de la ALA, Javier Gándara, asegura que “todo eso está gestionado por un sistema muy sofisticado de ‘revenue management’ (gestión de ingresos) que lo que intenta hacer es ir modificando esa curva teórica de llenado del avión en función de cómo se vaya comportando la demanda”. Y, por supuesto, detrás de esos sistemas también hay inteligencia artificial analizando todos los datos de anteriores compras para hacer predicciones de cuánto estarían dispuestos a pagar los clientes.

via GIPHY

¿Qué hay de los cambios abruptos cuando miro billetes al día siguiente, por ejemplo? Las aerolíneas agrupan en paquetes de precios un determinado número de asientos. Imagina que tienen 80 asientos de 230 a un precio inicial de 35 euros. A medida que se va llenando el avión y una vez vendidos esos asientos a ese precio, este aumenta automáticamente porque pasa a estar disponible el siguiente paquete: 60 asientos a 65 euros, y así sucesivamente, tal y como nos explica Sowerby.

Esta técnica tiene que ajustarse a la realidad: es decir, que si una aerolínea asegura que quedan “4 asientos a este precio”, al comprar 4 billetes este debería cambiar. Este tipo de patrón oscuro es muy frecuente, pero si no dice la verdad, se podría denunciar por fraude.

Sowerby señala que las cookies son importantes, pero no tiene constancia de que utilizar un navegador u otro o la aplicación para móviles en vez de una página web sean factores significativos. Un ejemplo: la información individualizada que se puede obtener gracias a la navegación de una chica de 20 años que viaja a Canarias cada año en fechas señaladas (Semana Santa, Navidad, etc.) puede servir para ajustar los precios que irán tomando los billetes en esas fechas.

Lo que sí que sigue siendo un secreto son las ecuaciones algorítmicas con las que las compañías ajustan tantas veces al día los precios que aparecen en sus páginas. Utilizar una VPN (Virtual Private Network o red virtual privada), como aconsejan muchos artículos, hará que la compañía no pueda identificar tu dirección IP ni tenga rastreadores como cookies descargados en tu ordenador, porque serás un cliente totalmente nuevo para ellas.

¿Funcionan las fundas para inhibir señales inalámbricas del móvil y que no nos “espíen”?

Nos habéis preguntado por unas fundas recomendadas en Internet con “efecto Faraday” que supuestamente sirven para inhibir todo tipo de señales inalámbricas, como el wifi o los datos móviles, y si sirven para que no te “espíen”. Lo cierto es que este tipo de estuches pueden ‘hacer pantalla’ parcialmente de ciertas señales, pero son de una intensidad limitada. Tampoco funcionan con cualquier frecuencia. Os lo explicamos.

“Puedes conseguir el mismo efecto envolviendo bien el móvil con papel de aluminio o mejor, poniendo el móvil en modo avión o apagándolo”, reconoce a Maldita Tecnología Alberto Nájera, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), que además ha probado una de ellas.

Nájera explica que usándola con el móvil, por ejemplo, se pierde la cobertura, “pero para eliminar todas las señales (wifi, GPS, las diferentes bandas de telefonía, etc.), que son muchas, y de diferentes frecuencias, no suelen funcionar al 100%”. 

Hace poco te explicamos en este artículo lo que significan las frecuencias radioeléctricas y que las señales que llegan a los móviles pueden ser de varias de ellas. “Cada frecuencia necesita una malla diferente. Por ejemplo, la radiación del microondas que es igual a la de la wifi necesita una red de unos pocos milímetros, por eso en la puerta tienes una malla de agujeritos de un tamaño específico”, comenta Nájera.

En el caso de estos estuches el efecto podría ser similar: no todas las señales se verán afectadas por igual, sino que servirá para interferir con algunas como la cobertura móvil o el GPS porque “el móvil debe ‘gritar’ más para poder conectarse a las antenas”. Y, sin embargo, no se garantiza que lo hagan efectivamente.

Lo que también resalta el profesor es su inutilidad para otra de las funciones principales que dice cumplir: aislarte de ciertas radiaciones, “algo que es innecesario porque a las intensidades habituales no hay evidencia de efectos sobre humanos”.

En realidad, para lo que sí se ha considerado que sean útiles este tipo de fundas es para ciertas llaves inalámbricas para los coches que sean más vulnerables a hackeos. Pero para que no te “espíen” a través del móvil, como nos consultabais, solo se va a conseguir un efecto de apagado o modo avión.

¡No os vayáis todavía!

No somos técnicos o ingenieros pero contamos con mucha ayuda de personas que son expertas en su campo para resolver vuestras dudas. Tampoco podemos deciros qué servicio usar o dejar de usar, solo os informamos para que luego decidáis cuál queréis usar y cómo. Porque definitivamente, juntos y juntas es más difícil que nos la cuelen.

Si tienes cualquier duda sobre esta información o cualquier otra relacionada con la manera de la que te relacionas con todo lo digital, háznosla llegar:

En este artículo han colaborado con sus superpoderes la maldita Mar Arribas.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Primera fecha de publicación de este artículo: 15/09/2020.

Otros artículos de Maldita.es