Maldita Tecnología
01/08/2020

¿Qué nos ha gustado leer esta semana? Cables submarinos, mascarillas y 'doomscrolling'

¡Hola, malditos, hola, malditas! ¿Qué tal lleváis la semana? Por aquí os hemos dejado algunas cosas que leer durante estos días, por ejemplo, si es obligatorio que entreguemos nuestros datos para entrar en un local de ocio en el marco COVID-19, como ha ordenado Madrid. También os hablamos del Historial de Ubicaciones de Google, a raíz de que alguno de vosotros recibiera un correo que os sonaba raro, y sobre la autorregulación de las empresas tecnológicas, un término que puede que hayáis leído alguna vez.

Eso sí, para cerrar bien la semana no podían faltar las lecturas que os prometemos cada sábado sobre tecnología, para que no se os escape ni una de la actualidad de este mundo. ¡A ponerse cómodos, que allá van!

Un estudio reciente concluye que el reconocimiento facial con mascarillas no funciona como es debido

De esto te hemos hablado alguna vez en Maldita Tecnología, especialmente cuando Mercadona anunció en plena pandemia que usaría esta tecnología para detectar a delincuentes en algunas de sus tiendas. Un ejemplo más sencillo fue cuando te hablamos de Face ID, el sistema que usan los iPhone para identificar a sus dueños y desbloquear la pantalla. Lo que concluye este estudio, realizado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) es que con la cara tapada (con algo similar a la forma de una mascarilla), esta tecnología pierde gran parte de su precisión. Más en este reportaje en CNN.

Los jefes de las multinacionales tecnológicas son interrogados en el Congreso estadounidense

Esta cita era una muy esperada, ya que no es tan habitual que cuatro de las personas con más poder del mundo se sienten ante los congresistas estadounidenses a responder preguntas sobre las malas prácticas de sus empresas. Se reunieron en una conferencia de Zoom para hablar de la competencia desleal que hacen sus compañías el presidente ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg; el de Amazon, Jeff Bezos; Tim Cook, de Apple; y también Sundar Pichai, director ejecutivo de Google. La conclusión general es que estos pudieron escaquearse bastante de las acusaciones, pero leed este artículo en El País para saber más.

Un cable submarino de 6.500 kilómetros que Google anclará al puerto de Bilbao

Otro enorme cable más que hunden en el océano para extender la capacidad de la red y los servicios informáticos. ¿Sabías que en Bilbao ya se desplegó otro cable de red en 2018? En esta ocasión, es para que Google pueda desarrollar su "nube" en Madrid. Ya sabéis, ese conjunto de superordenadores que se conectan entre sí gracias a cables submarinos como este y que albergan todo el contenido que subimos a Internet. Google tiene intención de ampliar la lista de sitios que cuentan con este tipo de infraestructura y España es el elegido. Lo cuentan todo en este artículo en eldiario.es.

¿Has oído hablar del doomscrolling?

Ya están otra vez con los anglicismos, diréis... Es verdad que muchos conceptos tecnológicos se adoptan en inglés y se terminan quedando en ese idioma aunque se usen en otras partes del mundo, pero es que algunos son realmente difíciles de traducir en una sola palabra. El doomscrolling es un hábito por el que pasamos la mayoría de personas que tenemos móviles y que se refiere a la "experiencia de hundirse en las arenas movedizas de las emociones mientras consumes sin parar noticias apocalípticas". Algo que se ha intensificado durante la pandemia de COVID-19. Por eso, no dejéis pasar este reportaje en The New York Times (en español) y los consejos que da para desengancharos un poco de esta manía.

Máquinas que aprenden gracias a mis canciones: ¿me compensan a mi ese trabajo?

Este artículo en Xataka plantea una pregunta muy curiosa: si un programa informático basado en inteligencia artificial consigue crear nuevas canciones gracias a piezas mías que he introducido previamente para que aprendiese... ¿me tendrían que pagar a mi por ese trabajo? Los expertos que han consultado concluyen más o menos lo mismo: actualmente la regulación solo está contemplada para las personas y sus obras y todavía queda discusión por tener para empezar a gestionar estos casos. Por tanto, difícilmente.

Otros artículos de Maldita.es