Maldita Tecnología
23/05/2020

Canarias, campo de pruebas de apps post-COVID: rastreo de contactos y pasaporte sanitario

Se ha anunciado que las Islas Canarias serán el laboratorio de estudio de dos soluciones tecnológicas de las que se ha hablado a nivel mundial para afrontar el regreso a la normalidad en situación de pandemia. Una de ellas es una aplicación para móviles de rastreo de contactos de personas contagiadas de COVID-19, para enterarte de si has interactuado con alguien que tiene la enfermedad (te hablamos sobre ellas aquí). La otra es también una app, que almacenaría nuestro historial clínico para “certificar” de alguna manera que ya hemos pasado la COVID-19 y así poder mostrarlo cuando viajamos a otros sitios: lo que se conoce como ‘pasaporte sanitario’.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Esta última deriva de un proyecto que la Organización Mundial del Turismo (OMT) quiere probar a nivel mundial, según asegura el Gobierno de Canarias, y que en principio se va a estrenar en julio, con un vuelo al archipiélago. Esta aplicación tiene más sombras que luces, dado que el “pasaporte sanitario digital” del que tanto se habla para garantizar que una persona es “inmune” al coronavirus no está avalado por la comunidad científica ni tampoco hace mucha gracia en cuanto al uso y protección de los datos de salud. Te contamos lo que sabemos de ellas.

La aplicación de rastreo de contactos es un piloto descentralizado y no se sabe aún si se aplicará a toda España

Aunque el piloto se vaya a realizar en Canarias, esto no significa que se vaya a crear sí o sí una aplicación para toda España, simplemente que se va a probar su eficacia en el territorio canario.

La aplicación que se va a probar va a ser descentralizada y funcionará por bluetooth. ¿Qué significa esto? Principalmente, que los datos de contactos anónimos con otros dispositivos que recoja nuestro propio móvil a través de la aplicación se quedarán en nuestro móvil. Para saber más sobre cómo funcionan estas aplicaciones, te lo contamos en este artículo. La aplicación piloto se apoyará en una tecnología llamada DP3T, de la cual también te hablamos en ese artículo, y en un sistema que han elaborado Apple y Google (puedes leer sobre esto aquí).

Esto implica que la gente tendrá un papel mucho más activo en todo esto y es esencial su participación para que funcione: cuando a alguien le llegue un aviso al móvil de que ha estado en contacto con un COVID positivo esa persona tiene que, voluntariamente, ponerse en cuarentena. Además, el enfermo también tiene que colaborar: el médico le dará un código que tendrá que introducir en la aplicación para que esta emita avisos al resto de móviles con los que ha estado en contacto. La participación es clave y sin ella no funcionará nada del sistema, como contamos en este artículo

La aplicación que llevará un “pasaporte sanitario digital” se probará en julio en un vuelo dirigido a Canarias, pero no es del Gobierno

La otra aplicación piloto se llama Hi+Card y su desarrollo lo anunció el Gobierno de Canarias el pasado 8 de mayo. Desde entonces, multitud de medios de comunicación se han hecho eco de ella para asegurar que el primer “vuelo seguro” de COVID-19 va a llegar a Canarias con pasajeros no contagiados. ¿Qué es lo que anuncian verdaderamente? “Esta aplicación se configura como un "pasaporte sanitario digital” para que “los pasajeros puedan viajar con tranquilidad y las compañías aéreas puedan, a su vez, aumentar la capacidad de sus vuelos”, explica la consejería canaria de Turismo, Industria y Comercio en un comunicado. Es decir, que en ella se podrá guardar un certificado de nuestros datos sanitarios que de alguna manera afirmen que estamos sanos y libres del coronavirus.

La idea del pasaporte sanitario no gusta ni a nivel científico, por la dificultad de asegurar la inmunidad, ni a nivel tecnológico, por el hecho de que maneje información personal muy sensible, como los datos de salud: la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) se pronunció contra estas aplicaciones. Meter en un mismo saco digital todo nuestro historial clínico es un proceso complicado.

Esta aplicación se quiere basar en la tecnología blockchain (de la cual te hablamos aquí), según sus desarrolladores: el Air Institute y Tourism Data Driven Solutions (TDDS). El uso de esta tecnología para aplicaciones que gestionen datos sanitarios está aún en pruebas y en este caso se contempla que se use a nivel internacional. Si llega a estar disponible para su descarga aquí, os podremos hablar de su funcionamiento.

“La aplicación permite registrar cualquier tipo de certificado y, en el contexto en el que estamos, de certificado sanitario. No utilizaremos otra información que la que certifiquen las autoridades sanitarias, por lo que no se da por hecho que una persona ya no se puede contagiar”, explican ahora a Maldita Tecnología desde Air Institute.

“No hay certezas con la COVID, no se sabe si vas a estar inmunizado”, explican a Maldita Tecnología desde la consejería de Turismo de Canarias. “Son gestos, fundamentalmente, lo que se persigue ahora mismo en Turismo, recuperar la confianza”, algo que pretenden conseguir en cierto modo con esta app. A su vez, aclaran que la idea es que se pueda mostrar un historial clínico que diga que estás “inmunizado” tras haber pasado la enfermedad para recuperar poco a poco el turismo.

El Ministerio de Sanidad es el que tendría que dar la orden a los sistemas sanitarios de las comunidades autónomas de que se volcara la información sanitaria en la red que sustentaría esta aplicación, para que al acceder nosotros pudiéramos mostrarla allá donde fuéramos y que se tuviera certeza de que es oficial.

Sin embargo, aunque el gobierno canario dice que el Ministerio está avisado, desde Sanidad explican que no tienen información al respecto.  Air Institute nos dice que “todavía” no han contactado con el Ministerio porque están trabajando en la parte técnica, pero en TDDS dicen que no cuentan con él porque la aplicación “se basa en la inmunidad”, tal y como declaró su director a National Geographic.

Extracto de "Volar con pasaporte inmunológico, ¿solución a la COVID-19?", de National Geographic Viajes.

Nos hemos puesto en contacto con la Organización Mundial del Turismo varias veces por correo, pero hasta el momento de esta publicación no han contestado la consulta.

A día de hoy no se sabe ni el grado de inmunidad ni la duración que genera haber pasado la COVID-19 

Con el 'pasaporte sanitario digital' se busca justificar de alguna manera si tenemos COVID-19 o no y si hemos pasado por la enfermedad. Si se usara este supuesto para así “garantizar la seguridad” de un vuelo, por ejemplo, es algo con lo que la comunidad científica, por el momento, no está de acuerdo. La posición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que todavía no se sabe cuál es el grado de “protección” que puede tener una persona tras haberse infectado con COVID-19 ni tampoco cuánto dura. Aquí explicaron los compañeros de Maldita Ciencia lo primero que estableció la organización sobre ellos.

La presidenta de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), África González, coincide con ese factor: “Las personas que se han infectado y han desarrollado inmunidad estarán protegidas frente al virus. El tiempo de protección se desconoce, pero estaríamos hablando de al menos un año (en lo que se conoce con otros coronavirus convencionales) y de más de dos años en el caso de SARS y MERS. No ha pasado suficiente tiempo para saber cuánto puede durar la inmunidad, y si las personas han desarrollado memoria a largo plazo”, nos explica.

En la SEI no consideran el pasaporte apropiado porque además de que no se sabe aún el tipo de inmunidad y la memoria generada frente al virus, “el proceso de inmunidad puede cambiar en una persona”, explica. Compara la reacción cruzada con otros coronavirus de infecciones comunes que pueden llegar a activar respuestas de reconocimiento del coronavirus actual (SARS-Cov-2).

Además de mencionar estos factores, las revistas científicas Nature y The Lancet han publicado contraindicaciones de los pasaportes que buscan garantizar que una persona está libre de COVID-19 por considerar que esta medida podría causar discriminación socioeconómica y también entre diferentes regiones y etnias. Los tests son necesarios para que esto funcione y el acceso no está garantizado a nivel global.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Otros artículos de Maldita.es