Maldita Tecnología
24/03/2020

Traffickers, uso de cargadores y data brokers: ya está listo el quinto consultorio de Maldita Tecnología

¡Hola, malditas y malditos! Estos días estamos que no paramos con desmentidos, explicaciones y aclaraciones relacionadas con el coronavirus, pero aquí estamos un martes más con nuestro consultorio tecnológico. Seguimos respondiendo a tus preguntas relacionadas con el mundo online y también alguna que otra duda sobre vuestros dispositivos. Echa un ojo, que igual hemos incluido hoy tu pregunta.

Hoy hablamos de los “traffickers”, del mal uso de los cargadores del móvil y definimos lo que son los data brokers. Ya sabéis que este consultorio busca responder a vuestras preguntas y dudas sobre aspectos  del mundo online que no entendáis, términos e información relacionada con tecnología digital. Podéis hacerlo a través de Twitter, Facebook y en el correo electrónico [email protected] 

¿A qué se dedican los 'traffickers'?

Nos habéis preguntado qué es un ‘trafficker’ y a qué se dedica y alguno nos habéis insistido en que os habeis encontrado varios anuncios publicitarios por Internet animando a dedicarse a esta profesión (porque sí, es una profesión) y no ha quedado claro en qué consiste su trabajo.

Lo primero es recalcar que en el ámbito tecnológico se utilizan muchos anglicismos para definir y describir ciertos procesos que, si usásemos otras palabras, os sonarían mucho más. En este caso también pasa: un trafficker se dedica al márketing digital y a ocuparse de las campañas de publicidad en las redes sociales y otros medios. Es decir, uno de los actores más que están detrás de los anuncios que veis por Internet.

Por si os sonaba un poco rana el término, en este caso no tiene nada que ver con la otra acepción que tiene en inglés, referente a una persona que intercambia bienes ilegales, desde drogas a personas. Aquí solo vamos a hablar de anuncios publicitarios.

via GIPHY

Para explicar todo esto un poco mejor, vamos a rescatar este artículo sobre la publicidad online dirigida que hicimos cuando nació Maldita Tecnología en el que se habla de cómo funcionan los anuncios. En él os hablamos de la técnica del "retargeting", una estrategia de márketing basada en tu comportamiento online que permite a los anunciantes saber en qué productos y servicios estamos más interesados.

También explica cómo terminan los anuncios que vemos en algunos de los recovecos de Internet donde los encontramos: detrás del proceso hay empresas (redes publicitarias) que llevan la información de un sitio a otro, fabrican el anuncio y se aseguran de medir el impacto que ha tenido. En este proceso entra también la figura del 'trafficker'.

proceso-publicacion-anuncion-online
Ejemplo del esquema que siguen los servidores de publicidad publicado en T2OMedia.

Básicamente, son las personas que se ocupan de lidiar con todo lo que tiene que ver con una campaña publicitaria concreta online: la diseñan, la administran, pactan el contenido, comprueban el impacto. etc. Con esto, lo que buscan es aumentar el tráfico (las visitas e interacciones) de una página web concreta.

Nos ayuda a explicarlo Millán Farfán García, director de The Image Company, dedicada a la comunicación y publicidad online, y que también es un maldito que nos ha prestado sus superpoderes. "Es una persona que funciona como un 'broker publicitario' dentro de un medio de comunicación: su labor es que las campañas publcitarias contratadas por los clientes del medio en cuestión alcancen los objetivos cualitativos y cuantitativos previamente acordados".

Nos pone un ejemplo de campaña publicitaria con sus respectivos requisitos para que se de por satisfactoria: una semana de duración, 100.000 impresiones (el número de veces que aparecerá el anuncio en cuestión) y 1.000 clics (en el banner del anuncio). Es decir, que se tiene que hacer clic mil veces en un anuncio para que se considere efectiva.

De esto también os hablamos en el artículo sobre publicidad que hemos mencionado arriba: cuando arrancó la difusión de la publicidad online, los comerciantes y proveedores de anuncios web pagaban por cada impresión que generaba un anuncio concreto, pero hoy en día también depende de la cantidad de personas que lo veían y hacían clic en él.

"La profesionalización del sector mediante los másteres de marketing digital y la competencia feroz existente actualmente requiere de personas cualificadas para maximizar los ingresos de los soportes publicitarios de los medios", explica para justificar la presencia y la gran demanda de este puesto en las empresas dedicadas al márketing, una cuestión que también os había generado dudas.

¿Consumen energía los cargadores estando conectados si no se enchufan a un dispositivo?

Que levante la mano el que enchufa el cargador del móvil a una regleta y no lo saca de ahí hasta que se ha envuelto en pelusa. Es una práctica más que común en nuestras casas, y por eso nos habéis preguntado si los cargadores consumen energía cuando están conectados a la red pero sin estar cargando ningún aparato y si se pueden estropear por ello. Desde ya os decimos que el consumo de energía es mínimo y que el cargador no tiene por qué estropearse, siempre y cuando se utilice con el dispositivo original con el que se corresponde. Vamos con la explicación.

Los cargadores de hoy en día están diseñados para que al estar enchufados, aun no teniendo un dispositivo conectado, no acumulen demasiada energía y no se recaliente el transformador. Es decir, como si tuvieran un pequeño accionador que si no detectan un dispositivo al final del cable, no dejan que absorba demasiada energía. Y eso es determinante en el consumo. Ahora vamos a ello.

¿Qué pasa con la vida útil de los cargadores? Es decir, con darles un mal uso y cargar dispositivos que no son los originales del cargador. Por ejemplo, usar el cargador universal de unos auriculares inalámbricos para el móvil o viceversa. Pues que ahí sí que podemos estar forzando sin saberlo tanto al cargador como el dispositivo.

"Cuando el cargador es malo emite más de lo que debería: si es muy grande termina quemando el cable o rompiéndose él porque si metes más energía de la que permite, empieza a entrar a lo bruto a la batería", explica a Maldita Tecnología Joaquín Galván, ingeniero del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid.

Utiliza una analogía para dar más contexto: imaginad que el cargador fuese como una bomba de agua y el cable una tubería. Si bombea menos agua de la que entra en la tubería, en principio no tiene por qué pasar nada, pero si le pones más agua de la que la tubería puede soportar, empezaría a empujar con tanta fuerza que terminaría por estropear el conducto. O sea, que lo que hay al final del conducto (el móvil) también sufriría el desgaste.

Como os decíamos, el consumo energético de un cargador puesto sin desenchufar es mínimo. Desde la organización FACUA nos recalcan que "el consumo del cargador cuando está enchufado a la red realmente es muy pequeño" y que depende del cargador (si es más antiguo o si se está cargando un móvil, por ejemplo, con el cargador de una cámara).

Aun así, hablan de una diferencia de "céntimos" en la factura de la luz. "Lo que sí puede ser relevante es la vida del cargador", tal y como os explicábamos un poco más arriba.

Tened en cuenta que no es solo el cargador del móvil lo que se deja enchufado. ¿Qué hay de los cables de la televisión, del router de internet, de las cadenas de música...? Son cables que "no vemos" normalmente y que sin embargo también están enchufados sin descanso.

via GIPHY

"¿Tú cortas el agua todos los días en tu casa? Imagina que la cisterna tiene pérdidas por evacuación y la junta pierde agua: no es significativo pero bueno, pasa", afirma Galván. Con esto lo que quiere decir es que no es cuestión de desenchufar todos los dispositivos constantemente, puesto que a nivel energético la diferencia no va a ser muy extrema. Sin embargo, eso no quita que su recomendación sea no dejarlos siempre puestos.

Con todo, os dejamos este artículo de Xataka en el que se explica el "consumo fantasma" y los mitos y verdades que hay alrededor del consumo de los aparatos que dejamos enchufados.

¿Qué son los 'data brokers'?

Es así como se llama a las compañías especializadas en recoger, agrupar y analizar datos de las personas para crear perfiles sobre ellas y listas segmentadas que pueden luego ser usados con distintos fines, entre ellos comerciales.

Como los brokers financieros, recopilan esta información de fuentes muy distintas, incluyendo la navegación online, transacciones con tarjetas de crédito, registros, fuentes públicas y más. Normalmente, el destino final de estos paquetes de datos y los perfiles creados a partir de ellos son vendidos a otras compañías que, en ocasiones, utilizaran todos esos datos para intentar vendernos cosas en función de nuestros perfiles.

Como decíamos, la información puede ser pública y obtenida a través de los propios usuarios, pero en la mayoría de las ocasiones es recogida de otras empresas, especialmente aquellas que tengan tareas de márketing. En algunos casos, los ‘data brokers’ (que también son empresas) no proporcionan paquetes de datos a otras compañías directamente, sino que dejan a esas empresas utilizar la información que ellos ya tienen compilada en sus sistemas.

via GIPHY

¿Qué te hemos dejado igual? Piensa en estas empresas como las intermediarias entre por ejemplo, un hipermercado y un fabricante de neveras inteligentes. Estos frigoríficos pueden recopilar información sobre lo llena que tienes la nevera, los ingredientes que metes en ella y el tipo de comida que consumes. Esos datos, aunque no se asocien a ti directamente, se pueden agrupar con los de tus vecinos que también tengan una nevera inteligente y vendidos a un data broker, que a su vez se los vende a una cadena de alimentos. Así sabe si le interesa abrir una tienda con productos determinados en tu barrio o no.

Este concepto está incluido en nuestro glosario tecnológico, donde hay definidos una treintena de términos relacionados con el mundo digital. Echa un vistazo y ya sabes que si hay alguna palabra que se te escapa o que no llegas a comprender, ¡solo tienes que preguntar! A nuestro correo ([email protected]), Twitter o Facebook.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Otros artículos de Maldita.es