Maldita Hemeroteca
11/06/2020

PP y Ciudadanos: 10 meses de desencuentros en el Gobierno de la Comunidad de Madrid

La gestión de las residencias de ancianos ha causado una nueva crisis en el Gobierno de la Comunidad de Madrid, pero no es la primera polémica que hay entre los dos partidos del Ejecutivo: PP y Ciudadanos. Como ya os hemos explicado en Maldita.es, las competencias de estos centros siguen en manos de las comunidades autónomas.

En la Comunidad de Madrid el encargado de las residencias de ancianos, al inicio de la pandemia, era solamente Alberto Reyero, Consejero de Política Sociales, de Ciudadanos. El 19 marzo, Reyero explicó en Onda Cero que en las residencias había “un número de fallecidos muy elevado” y que iba a aumentar entre “las personas mayores” a las que se refirió como aquellas de las que “cuidamos nosotros desde la Comunidad de Madrid, desde la Consejería de Políticas Sociales”, en referencia, a la responsabilidad de su departamento sobre esos centros.

Además, dijo que las residencias estaban colapsadas y que no descartaban pedir ayuda al ejército.

Ese mismo día la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dijo en una entrevista en Onda Cero que no se planteaba pedir ayuda al ejército.

Las posturas enfrentadas de los dos socios de gobiernos llegarpn también a las redes sociales. Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad de Madrid, de Ciudadanos, mostró su apoyo a Reyero en Twitter.

Reyero, además, también compartió en su Twitter el 21 de marzo una carta dirigida al vicepresidente Pablo Iglesias en la que pedía al Ministerio de Asuntos Sociales apoyo del ejército para las residencias de ancianos, a pesar de que Ayuso hubiera dicho que no se iba a hacer.

Isabel Díaz Ayuso quiso poner fin a este desencuentro dándole la gestión sanitaria de las residencias al Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, del Partido Popular. El 26 de marzo, la presidenta de la Comunidad de Madrid estableció un “mando único” para el Plan de choque sanitario en las residencias de ancianos bajo la titularidad de esta Consejería, como ya explicamos en Maldita.es

Al día siguiente, el 27 de marzo, Alberto Reyero aseguraba en Onda Madrid estar de acuerdo con la decisión [min. 1:40]: “No sólo estamos de acuerdo en que Sanidad tome el mando, sino que lo propusimos nosotros”.

Pero esto no hizo que Reyero dejara de hacer público sus preocupaciones por la gestión sanitaria de las residencias en la Comunidad. El 1 de junio reveló que dijo por email a Ruiz Escudero que no estaba de acuerdo con los protocolos filtrados en los que se decía que no se trasladaría a los hospitales a víctimas del coronavirus que estuvieran en residencias de ancianos.

Tras estas palabras, Ruiz Escudero defendió que estos protocolos sólo eran un borrador enviado por error, pero que en ningún caso eran definitivos.

Nombramientos con polémica

Pero esta no ha sido el único desacuerdo que ha habido entre el PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid. Uno de ellos fue el de Miguel Ángel Rodríguez, exsecretario de Comunicación con Aznar, al que Ayuso nombró su jefe de gabinete en enero de 2020. Unos meses antes Rodríguez tuiteó que el padre de Aguado se había llevado un contrato de 102.000 euros por la cara en la Asamblea, lo que Aguado desmintió. Este nombramiento no sentó muy bien al vicepresidente, y no dudó en decirlo en rueda de prensa con Ayuso delante.

 Por otro lado, Ayuso se enteró de los nombramientos de algunos de los consejeros de su propio gobierno por la radio. Como cuando en mitad de una entrevista en EsRadio le informaron de que Alberto Reyero sería su consejero de Políticas Sociales.

El caso Avalmadrid: Ayuso acusa a sus socios de ejercer de gobierno y oposición a la vez

Las declaraciones de Miguel Ángel Rodríguez sobre el padre de Aguado se debieron a que Ciudadanos apoyó que se creará una comisión de investigación por el caso Avalmadrid y que fuera presidida por Modesto Nolla, del Partido Socialista. Tanto Ignacio Aguado como César Zafra, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid manifestaron su compromiso en que se investigara todo lo posible este tema.

A Isabel Díaz Ayuso esto no le sentó nada bien, y acusó a sus socios de gobierno de estar a la vez en el Gobierno y en la oposición.

Diferencia de opiniones entre presidenta y vicepresidente sobre Telemadrid

La televisión pública también ha sido motivo de polémica entre Ayuso y Aguado, y también ha hecho que presidenta y vicepresidente se manden mensajes a través de los micrófonos y las cámaras. El 2 de septiembre la presidenta de la Comunidad de Madrid afirmaba en EsRadio que Telemadrid “ya no es un servicio esencial” y que tendría que demostrar que era un servicio público con audiencia.

Tres días después, Ignacio Aguado la contradecía en el programa Hoy por Hoy de Cadena Ser. Afirmó que Telemadrid “es un servicio público esencial” y que las cosas que funcionan hay que dejarlas.

El paso a la Fase 1 también causó diferencias entre Aguado y Ayuso

Uno de los desacuerdos más recientes fueron las diferencias entre los socios de gobierno en el paso de fases en la desescalada. El 5 de mayo Aguado decía en Televisión Española que creía que la siguiente semana Madrid estaría preparada para saltar a la Fase 1.

Sin embargo, Ayuso dijo el día después que Madrid no tenía prisa para llegar a la fase 1, y que aún tenían que reducir el número de pacientes que había en UCIS.

Finalmente se impuso el criterio de Ignacio Aguado, y Ayuso acabó defendiendo el paso a la Fase 1 esa misma semana, aunque el Gobierno no les permitió salir de la Fase 0 hasta el 25 de mayo.

Después de todas estas polémicas entre PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, en las que no han dudado en mandarse mensajes a través de los medios, habrá que esperar para ver si pueden reforzar su acuerdo de gobierno o si, como se lleva rumoreando varios días, se aproxima un adelanto de elecciones o una moción de censura en la región.

Otros artículos de Maldita.es