Un vídeo corre por internet en el que te da instrucciones para sobrevivir a un ataque cardíaco cuando estás solo y tienes "unos 10 segundos antes de perder el sentido". La solución es toser "repetida y muy vigorosamente", pero no vale toser de cualquier forma: la respiración antes de cada tos debe ser profunda y la tos "profunda y prolongada", alternando respiración y tos cada dos segundos hasta que llegue la asistencia médica o el corazón palpite regularmente. Las respiraciones, dice este vídeo, "consiguen enviar oxígeno a los pulmones" y la tos supuestamente exprime el corazón y mantiene la sangre circulando.

Fotograma del vídeo viral

El mismo texto también se difunde como cadena de WhatsApp, de Facebook y de email. ¿Es verdad? Pues no, tanto la Fundación Británica del Corazón, la Asociación Estadounidense del Corazón y el británico Consejo de Reanimación lo desmienten. Su consejo es llamar a los servicios de emergencia, sentarte y permanecer lo más calmado posible hasta que llegue la ambulancia aunque tomarse una aspirina que tengas a mano también es recomendado. Si tienes que buscarla por toda la casa es mejor que esperes sentado a la ambulancia.

Los compañeros de Verne ya lo desmintieron en 2017 y lleva circulando al menos desde 2002, cuando el Consejo de Reanimación lo desmintió por primera vez.

Este artículo es parte de nuestro consultorio semanal, que puedes leer completo aquí.