Si la semana pasada era una zapatilla bicolor, esta es una ilusión óptica numérica que, supuestamente, vemos diferente si tenemos determinados problemas de visión. Surgió en un tuit en inglés, otros lo replicaron traducido al español y de ahí ha saltado a muchos medios de comunicación. Esto no es verdad.

De nuevo, como en el caso de la zapatilla, es cierto que estamos ante una ilusión óptica, pero no es cierto que nos diga nada sobre el estado de nuestra visión. "No tiene nada que ver con tu propio error refractivo, si esto fuera cierto todos deberíamos ver lo mismo si llevamos nuestras gafas o lentillas con la graduación apropiada, o sin corrección alguna las personas que no la necesiten, y aun así dudamos", explica a Maldita Ciencia Elena Rodrigo, investigadora asociada de la división de Farmacia y Optometría de la Facultad de Biología, Medicina y Salud de la Universidad de Manchester.

Se trata simplemente de una imagen que provoca confusión, explica Rodrigo, porque es borrosa, y hacernos ver borroso es precisamete lo que causan esos problemas de visión que supuestamente se pueden identificar mirando esta ilusión óptica. "Tanto la miopía como el astigmatismo lo que provocan es un desenfoque de la imagen que genera borrosidad, la miopía de manera uniforme y el astigmatismo de manera, digamos, orientada en una dirección determinada: podrías ver más desenfadadas (borrosas) lineas horizontales que verticales, o viceversa, o en cualquier otra orientación".

¿Por qué en medio de esa confusión vemos, o creemos ver, unos números u otros? Pues porque nuestro cerebro sabe cómo ayudarnos a lidiar con información poco clara de manera eficaz y cuando vemos algo borroso, intenta averiguar, sin que nos demos cuenta, qué podría ser. "Podrías confundir un 4 con una A o una O con una Q, pero casi nunca un 8 con una M, por ejemplo, aunque sí con una B o un 6".

Sobre los números que supuestamente se esconden en esta imagen, la propia ilusión óptica está más definida en unos que en otros para favorecer esta confusión. El 2 y el 4 que se encuentran en las posiciones segunda y tercera están más definidos y son más difíciles de confundir con otros números, así que es el número correcto en todas las opciones.

Sin embargo, la primera posición está menos definida para que no esté tan claro si es un 3 o un 1, y lo mismo ocurre con la última, especialmente con la parte de arriba, para que no sepamos si lo que vemos es un 6 o un 0. "Los puntitos que delimitan el perfil de esos números tienen menor diferencia de contraste con respecto al fondo de la imagen y así se simula más el desenfoque", aclara Rodrigo, sin que un posible problema de visión suponga ninguna diferencia.

*Hemos hablado también con Jorge Ares, profesor del Grado de Óptica y Optometría de la Universidad de Zaragoza, que nos da otro motivo para entender por qué no es cierto que esta imagen sirva para diagnosticar ni comprobar ningún problema de visión.

"Hay varias inconsistencias en este bulo. La primera de ellas sería la inconsistencia del protocolo para realizar la prueba en sí. El aspecto que se percibe de un objeto observado depende (además de la ametropía o graduación del observador): de la naturaleza de estímulo y la distancia a la que se observa. Como el protocolo no sugiere ni el tamaño con el que hay que ver el estímulo ni la distancia a la que tenemos que colocarlo... mal vamos."

Continúa explicando que, si está imagen está prevista para ser vista en el móvil (unas 5 pulgadas a unos 30 centímetros), también queda desacreditado por sí mismo ya que así no se pueden medir problemas de visión esféricos, como la miopía o la hipermetropía, ya que estos problemas deben medirse de lejos.

Desde luego, explica Rodrigo, "es muy importante recordar que en caso de sospechar que padecemos alguna anomalía de la visión se hay que visitar al óptico-optometrista para una revisión, y hacer las revisiones periódicas recomendadas por tu óptico una vez al año como norma general a cualquier edad".

*Hemos actualizado este desmentido para incluir la explicación de Jorge Ares y así hacerlo más completo.