Bienvenidos a un nuevo episodio de este Especial Dietas de Maldita Ciencia con el que queremos ayudaros a que no os la cuelen si habéis vuelto del verano con la intención que quitaros algunos kilos de encima.

Después de hablar de los trucos y las dietas que no necesitas probar porque no tienen base científica y no funcionan, aquí vamos a contar algunos trucos que sí han demostrado ser eficaces a la hora de perder peso. Aunque más que trucos, deberíamos hablar de hábitos, porque no son soluciones fáciles y rápidas, sino más bien costumbres para que adelgazar vaya unido a una mejora de la salud.

1. Come menos ultraprocesados y vigila los azúcares añadidos

Los productos ultraprocesados son aquellos elaborados de forma industrial, como por ejemplo los precocinados, la bollería, galletas y similares, las bebidas azucaradas, los lácteos edulcorados y postres, las carnes procesadas... En su preparación a menudo se añaden azúcares y harinas procesadas, carbohidratos simples con un enorme potencial para alterar nuestro metabolismo. Se consideran una de las principales causas de sobrepeso y obesidad en la actualidad.

Te contamos más sobre ellos y cómo actúan aquí.

2. Más frutas, verduras y vegetales

Hay un consenso generalizado en que los alimentos de origen vegetal son la base de una alimentación saludable: frutas, verduras, legumbres, semillas y frutos secos. Son ricos en nutrientes como fibra, agua, hidratos de carbono complejos, proteínas, grasas saludables, vitaminas y mineras. Más vegetales en la dieta se relaciona con más salud

Aquí te contamos más sobre las ventajas de los alimentos vegetales, incluidos los frutos secos.

via GIPHY

3. Suficientes proteínas

Las proteínas aportan al cuerpo los aminoácidos necesarios para llevar a cabo muchos procesos de crecimiento y reparación, y además favorecen la sensación de estar satisfechos tras comer. Y no pienses que solo los alimentos de origen animal te las aportan. Aquí hablamos de las dietas basadas en productos vegetales y dedicamos una especial atención a las proteínas.

Hablamos de ello con más detalle aquí

4. Quítate el miedo las grasas

El papel de las grasas en el sobrepeso y la obesidad lo tenemos tan grabado que pocos dudamos de él, así que lo primero que hacemos cuando queremos adelgazar es reducir su consumo y optar por productos light, bajos en grasas o desnatados. Sin embargo, no todas las grasas son iguales y cada vez está más claro que la mayoría de ellas tiene un hueco en una dieta saludable.

Aquí puedes leer toda la explicación.

Si quieres profundizar en este tema y aprender más, te recomendamos que eches un vistazo a los libros Lo que dice la ciencia para adelgazar y Lo que dice la ciencia sobre dietas, alimentación y salud, del químico Luis Jiménez.