Circula por Facebook y nos habéis hecho llegar una advertencia sobre el turrón de lacasitos que comercializa Mercadona. En ella se advierte de que es “una porquería que no debería entrar en ningún hogar” y como razón se enumeran algunos de sus ingredientes, principalmente la gran cantidad de azúcar y algunos de sus aditivos, como la goma laca o la cochinilla.

En este post se mezclan preocupaciones bien fundamentadas con otras que no lo están tanto. La tecnóloga de los alimentos y dietista-nutricionista Beatriz Robles nos explica que “todos los aditivos que utiliza la industria alimentaria están autorizados por la Comisión Europea, que no solo autoriza el compuesto, sino que establece en qué alimentos y en qué cantidades puede emplearse”. Esas cantidades se fijan de forma que siempre estén muy por debajo de las cantidades en que serían peligrosos.

Hay que añadir que, en este caso esos aditivos se utilizan en los lacasitos en general, tanto en turrones como fuera de ellos, y no parece haber tanta alerta con ese otro producto. 

El azúcar, en cambio, sí es algo que sería mejor evitar. En este producto, que el azúcar sea el primer ingrediente en la lista significa que es el ingrediente más abundante, no que casi todo sea azúcar. En cualquier caso, es verdad que la enorme cantidad de azúcar lo hace un alimento muy poco recomendable en términos de salud.

Robles concluye: “El producto no es en absoluto recomendable, pero no por los aditivos supuestamente peligrosos que denuncia el bulo, sino por su perfil nutricional: es un producto ultraprocesado compuesto fundamentalmente por azúcar“.

Hay otra cosa problemática de este producto que no se menciona en el post y que sí nos señala Gemma del Caño, experta en seguridad de la industria alimentaria: el uso de personajes de dibujos animados en el envoltorio, colocados ahí para atraer al público infantil, una estrategia de marketing que se utiliza a menudo para colocarles a los niños productos especialmente insanos.

Este artículo forma parte de nuestro Consultorio Científico.

#FundaMaldita.

Te necesitamos para luchar contra la mentira. Llevamos un año detectando, comprobando, desmintiendo y viralizando la verdad con tu ayuda y queremos seguir construyendo Maldita.es contigo.

Queremos convertirnos en fundación para no ser propiedad de nadie y hemos empezado un crowdfunding. Dona si puedes y difunde en redes.

Hazte embajador/a de Maldita.es