MENÚ
MALDITA CIENCIA

Cómo actuar si te encuentras sobre arenas movedizas

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes

El cine y la televisión nos han enseñado que si acabamos en unas arenas movedizas podemos morir engullidos por este terreno. Pero, en realidad y debido a nuestra densidad, aunque nos atraparan las piernas, en ningún caso nos enterrarían vivos. Os explicamos qué son y qué hacer si te atrapan las arenas movedizas.

Las arenas movedizas son un fluido no newtoniano, es decir, una sustancia cuya viscosidad varía con la tensión que se le aplica. Son del tipo dilatante: aumentan su viscosidad al aumentar la presión aplicada.

Las típicas arenas movedizas están formadas por arena fina, arcilla y agua salada. En reposo, su viscosidad es mayor. Ahora bien, ante una fuerza externa sufren un proceso de licuefacción, lo que significa que pasan de estado sólido a líquido. A mayor estrés, más líquidas se convierten las arenas y mayor capacidad de hundirnos. Eso sí, una vez acabada esa presión, se solidifican. Por ello, no es fácil escapar de ellas: al moverte rápido se hacen líquido, te hundes y al quedarte quieto se solidifican y cuesta salir. ¡Menuda trampa!

Aunque sea difícil escapar, es imposible que animales no humanos o personas nos hundiésemos del todo. Esto se debe a que nuestra densidad es similar o menor a la de las arenas y, a lo sumo, nos arrastrarían hasta ocultar la mitad de nuestro cuerpo.

Pese a que no nos fuesen a ahogar, puede ser difícil escapar de ellas. Además, al formarse habitualmente en zonas de mareas bajas, de no salir a tiempo, la persona ‘atascada’ podría ahogarse al llegar la marea alta

Vale, no moriremos ahogados en la arena pero, ¿qué hacer para salir si estamos atrapados hasta la cintura? Como puedes ver en el siguiente vídeo, la mejor opción es, primero, mover una pierna en círculos para empujar el agua hacia la arena y hacer que se licúe nuevamente. Una vez convertido en líquido, será más sencillo sacar la pierna a flote, apoyarla en la superficie y hacer lo mismo con la otra. Una vez fuera, mejor moverse despacio para disminuir la presión ejercida y evitar que se licue demasiado la arena… o acabarás hundiéndote de nuevo.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes Virgillio Beltrán, biólogo .

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.