MENÚ
MALDITA CIENCIA

Cuidado con este vídeo que dice que la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer lleva una sustancia cancerígena

Publicado jueves, 2 diciembre 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Se ha difundido por Telegram un vídeo en el que una persona afirma que la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer, Comirnaty, lleva una sustancia cancerígena. "4-hidroxibutil, ¿qué es? Sustancia que se usa en el campo de la investigación de cáncer para causar tumores de vejiga en animales de laboratorio (...) Pues eso ahí te lo meten en tu maravillosa vacuna", señala.

La definición que lee la persona del vídeo es la de la nitrosamina N-butilo-N-(4-hidroxibutilo). Pero esta nitrosamina no está presente en la lista de ingredientes de la vacuna Comirnaty.

Lo que ocurre es que en el nombre químico de uno de los lípidos de la vacuna, el ALC-0315, aparece la secuencia "4-hidroxibutil", que es similar al nombre de la nitrosamina N-butilo-N-(4-hidroxibutilo). No obstante, según los expertos consultados por Maldita.es, que estas dos palabras sean similares no significa en ningún caso que la vacuna tenga alguna sustancia cancerígena.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

La vacuna contra la COVID-19 de Pfizer no contiene la nitrosamina N-butilo-N-(4-hidroxibutilo)

La persona que graba el vídeo muestra la composición de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer que aparece en la Guía Técnica publicada por el Ministerio de Sanidad. Como podemos ver, en el nombre químico del lípido ALC-0315 aparece la palabra "4-hidroxibutil":

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) explicó a Maldita.es que los lípidos son "pequeñas partículas de grasa que se utilizan en las vacunas de ARN mensajero para ayudar a transportar el ARNm a las células humanas sin que se degrade".

El hecho de que en el nombre químico de este lípido aparezca la palabra 4-hidroxibutil" no significa que la vacuna lleve nitrosamina N-butilo-N-(4-hidroxibutilo), sustancia que se usa para la investigación de cáncer según el Instituto Nacional de Cáncer (NCI) de Estados Unidos.

Roger Solanas, farmacéutico y experto en ensayos clínicos, apunta a Maldita.es que la similitud entre estas dos palabras se debe simplemente al método que se utiliza para nombrar las moléculas orgánicas, como es el lípido.

Adolfo Bastida Pascual, catedrático de Química Física y profesor en Universidad de Murcia (UM), explica que "4-hidroxibutil" es un nombre que se le ha dado un fragmento de la molécula, el lípido, pero que no tiene relación con los compuestos que se hayan utilizado para obtener la molécula. "Son meros convenios para nombrar a la molécula final independientemente de su ruta de síntesis", afirma.

En cualquier caso, aunque para sintetizar el lípido se hubiera utilizado la nitrosamina N-butilo-N-(4-hidroxibutilo), el lípido no tendría propiedades cancerígenas. "En química hay muchas moléculas que se forman uniendo varias moléculas de distintos componentes y que, al unirse, forman un compuesto distinto que no tiene las características de sus integrantes, sino que tiene sus características propias", indica Raúl Rybertt, químico farmacéutico chileno. Por tanto, el lípido "no tiene acción tóxica para el organismo, además la cantidad que está en una dosis de vacuna es insignificante y no representa peligro para la salud humana".

En esto coincide Salvador Bergoñón Fuster, experto en investigación clínica y epidemiológica y profesor en el departamento de Farmacología de la Universidad de Barcelona: "Si las partes por separado son cancerígenas, la molécula final, el lípido, no tiene porqué heredar esas propiedades". Además, recalca que el lípido es un sola molécula y que nuestro organismo no "rompe" esa molécula en sus diferentes componentes.

En este sentido, Rubén Prieto Díaz, farmacéutico e investigador en química médica en la Universidade de Santiago de Compostela (USC) afirma: "En mi trabajo actual investigamos sobre nuevos fármacos anticancerígenos y para producirlos usamos sustancias cancerígenas como es el hexano, diclorometano, metanol, etc., y los compuestos que producimos no presentan ninguna toxicidad probada". Además, destaca que cualquier medicamento debe pasar unos estrictos controles de toxicidad y seguridad.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.