MENÚ
MALDITA CIENCIA

Cuidado con el contenido que dice que Pfizer ha agregado un nuevo ingrediente "peligroso" a las vacunas contra la COVID-19 para niños de 5 a 11 años

Publicado martes, 16 noviembre 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Se están difundiendo contenidos que alertan de que la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer para los niños de 5 a 11 años lleva un nuevo ingrediente "peligroso", la trometamina. Un contenido en inglés publicado por la web Infowars afirma, además, que es un "medicamento para ataques cardíacos" que Pfizer ha agregado "en secreto" a las vacunas COVID-19 para niños.

Pero no hay evidencias de que el uso de la trometamina en la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 suponga un riesgo para la salud y el contenido desinformador no aporta ninguna prueba de ello. En la vacuna, la trometamina actúa como tampón, cuya función es ayudar a mantener el pH de la vacuna (una medida de cuán ácida o alcalina es una solución) y la estabilidad. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos, el uso de este tampón en la vacuna contra el coronavirus "no presenta problemas de seguridad o eficacia". Además, este tampón está presente también en otras vacunas y productos, incluyendo productos para su uso en niños.

La agencia autorizó este cambio en la formulación de la vacuna el pasado 29 de octubre para mejorar las condiciones de almacenamiento del fármaco. El cambio se aprobó no sólo para las vacunas diseñadas para niños, sino también para las destinadas a adolescentes y adultos.

Asimismo, la trometamina no es un "medicamento para ataques cardíacos", sino que sirve para tratar la acidosis metabólica, afección que puede producirse tras un paro cardíaco (entre otras causas) y que provoca que haya demasiado ácido en los líquidos corporales. Además, la web Infowars ya ha difundido otras desinformaciones que hemos verificado en Maldita.es, como las que circularon sobre el incendio en la catedral de Notre Dame en París o las que afirmaban que Biden utilizó un pinganillo en un debate presidencial de EEUU.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

La FDA autorizó incluir un tampón de trometamina en la vacuna de Pfizer que permite que el fármaco que conserve durante más tiempo

El pasado 29 de octubre, la FDA autorizó el uso de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer para niños de entre 5 y 11 años. A la vez, la agencia también aprobó un cambio en la fabricación de la vacuna para incluir una nueva formulación que utiliza un tampón diferente: un tampón de trometamina, también conocido como tampón Tris.

"Esta nueva formulación es más estable a temperaturas refrigeradas durante períodos de tiempo más prolongados, lo que permite una mayor flexibilidad para los proveedores de vacunación", indica la FDA en la nota de prensa.

Desde Pfizer explicaron a Reuters, agencia que forma parte de la International Fact-Checking Network (IFCN) al igual que Maldita.es, que añadir un tampón de trometamina permite que el ARN mensajero de la vacuna resista durante más tiempo antes de la administración, lo que significa que se puede almacenar a temperaturas de entre 2 y 8 grados hasta 10 semanas.

Este cambio no sólo se ha introducido en las vacunas diseñadas para los niños de 5 a 11 años. "También se utilizará en las dosis actualizadas de 30 mcg para adultos / adolescentes a su debido tiempo, lo que ayudará a garantizar un manejo simplificado de la vacuna en todos los grupos de edad", aseguraron desde la farmacéutica a Reuters.

Lo mismo indicaron desde la FDA a Associated Press, agencia que también está en la IFCN: "Esta nueva formulación también está autorizada para su uso en personas de 12 años o más".

El uso del tampón de trometamina en la vacuna contra la COVID-19 es seguro y se utiliza también en otros fármacos

El contenido de Infowars apunta que la trometamina es un "medicamento para ataques cardíacos", pero esto no es así. La trometamina se utiliza para tratar la acidosis metabólica, que provoca que haya demasiado ácido en los líquidos corporales. Una afección que puede producirse tras una cirugía de bypass del corazón o tras un paro cardíaco. La publicación también asegura que se trata de un "medicamento peligroso", pero no hay evidencias de que sea así y el contenido no aporta pruebas.

Como hemos indicado antes, la trometamina también se utiliza como tampón. "Es un ingrediente estabilizador que se usa para aumentar la cantidad de tiempo que los productos farmacéuticos pueden mantenerse almacenados", explican los expertos de Health Desk.

De hecho, se usa también en la vacuna contra la COVID-19 de Moderna y en otras vacunas y medicamentos aprobados por la FDA, como la vacuna contra el ébola, el dengue o la viruela y en un medicamento para tratar la diabetes, Humalog, que también está indicado para niños. Fuera de la industria médica, se utiliza como estabilizador en fragancias y cosméticos.

Según los expertos de Health Desk, el uso del tampón de trometamina (o tampón Tris) en la vacuna contra el coronavirus es seguro. "No hay evidencia de que las vacunas COVID-19 con trometamina causen efectos adversos graves para la salud. Tampoco hay evidencia de que se haya agregado trometamina para 'estabilizar a los pacientes' de los efectos negativos para la salud de las vacunas COVID-19", aseguran.

En su nota de prensa del 29 de octubre, la FDA afirma que han evaluado los datos de fabricación para respaldar el uso de la vacuna de Pfizer con el tampón de trometamina y han concluido que "no presenta problemas de seguridad o eficacia". Además, la agencia recalca que se trata de un tampón de uso común que está presente en otras vacunas y productos aprobados por la FDA, "incluidos productos para uso en niños".

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .