MENÚ
MALDITA CIENCIA

Las afirmaciones falsas del contenido que dice que los vacunados contra la COVID-19 en el Reino Unido están desarrollando el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (el sida)

Publicado lunes, 25 octubre 2021
Comparte
Categorías
Ciencia
Salud
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Se difunde una cadena de WhatsApp que afirma que "una comparación de los informes oficiales del gobierno" del Reino Unido demuestra que las personas vacunadas contra la COVID-19 están desarrollando el "síndrome de inmunodeficiencia adquirida", es decir, el sida. Nos la habéis enviado a nuestro chatbot (+34 644 319 229) y se difunde también por Telegram.

La desinformación sale de la web The Expose, de la que ya hemos desmentido otros contenidos en Maldita.es. En este contenido, aunque no se utiliza directamente la palabra "sida" (que en inglés es "AIDS"), sí se utiliza el nombre completo de la enfermedad: síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Pero el sida es una afección crónica provocada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), infección de transmisión sexual que también puede transmitirse por el contacto con sangre infectada o de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia. Por consiguiente, el sida es causado por un virus (el VIH) y no por una vacuna.

El contenido de The Expose afirma que los informes semanales de vigilancia de la vacuna COVID-19 publicados por la agencia de Salud Pública de Inglaterra (PHE) y la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) muestran, supuestamente, que el sistema inmune de las personas vacunadas se está degradando progresivamente y que, por tanto, tendrán el sida. Pero desde la UKHSA insisten a Maldita.es en que las vacunas contra la COVID-19 no causan sida, sino que esta enfermedad es causada por el virus VIH.

Lo que hace el contenido de The Expose es utilizar los datos de los informes oficiales para realizar sus propios cálculos y desinformar. Sin embargo, las conclusiones a las que llega la publicación son incorrectas, según los expertos consultados por Maldita.es.

Esta verificación ha sido realizada en el marco del proyecto #VacúnaTE que Maldita.es y la agencia de noticias Servimedia desarrollan contra la desinformación sobre las vacunas de la COVID-19 con el apoyo de Google News Initiative.

El contenido de The Expose utiliza los datos del informe de vigilancia de las vacunas COVID-19 del Reino Unido para desinformar

Hasta finales de septiembre, la agencia de Salud Pública de Inglaterra (PHE) se encargaba de publicar los informes de vigilancia de la vacuna COVID-19. Pero, recientemente, esta agencia ha sido sustituida por la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) y la Oficina para la Mejora de la Salud y las Disparidades. Ahora, es la UKHSA quien se encarga de publicar los informes.

Este es el motivo por el que los informes que utiliza el contenido estén publicados por dos agencias distintas. Por un lado, usa las actualizaciones que van desde la semana 36 a la 38 de 2021, publicadas por la PHE. Y, por otro lado, las de las semanas 39 y 40, publicadas por la UKHSA.

En concreto, en todas estas actualizaciones hay una tabla en la que podemos consultar los casos de COVID-19 que se han detectado en un periodoclasificados por estado de vacunación y por edades. Y, en las dos últimas columnas de esta tabla, aparecen los ratios de casos de COVID-19 entre vacunados con dos dosis y no vacunados, por cada 100.000 personas:

Captura de la Tabla 4 del informe de la semana 36

Esas dos columnas son las que utiliza la web The Expose para realizar sus propios cálculos y desinformar. Y esos cálculos los refleja en una serie de tablas que en ningún caso pertenecen a los informes de las agencias del Reino Unido. Son tablas creadas por la web, no por ninguna fuente oficial.

Lo que hace la web es comparar los ratios de casos de personas vacunadas y no vacunadas y concluir que la diferencia entre ambos es el porcentaje en el que el sistema inmune se refuerza o se degrada en diferentes grupos de población. Lo podemos ver en la siguiente tabla, en la que se utilizan datos del informe de la semana 36:

Pero no sólo eso. La web compara los porcentajes obtenidos semana a semana. En la siguiente tabla, en la que se utilizan los datos del informe de la semana 37, hay una nueva columna en la que se incluye el supuesto porcentaje de "aumento o disminución" del sistema inmune con respecto a la semana anterior:

Con estos resultados semanales, la web construye otra tabla a modo de resumen en la que calcula las semanas que le quedan a los vacunados contra la COVID-19 antes de sufrir un "fallo total del sistema inmune" y de que alcancen el "100% de degradación":

Basándose en estos supuestos datos, el contenido afirma falsamente que el sistema inmune de las personas que han recibido dos dosis se está degradando semanalmente y que, en unos meses, habrán perdido toda la capacidad de su sistema inmune y desarrollarán el sida.

Pero los cálculos y las afirmaciones que hace The Expose no tienen sentido, según los expertos consultados por Maldita.es.

Lo que indican los informes de las agencias del Reino Unido

Lo que muestran estos datos de los informes de la PHE y la UKHSA (entre la semana 36 y la 40) es que, en general, a partir de los 40 años los ratios de casos de COVID-19 fueron mayores en personas vacunadas en comparación con las no vacunadas. Según apunta la UKHSA en su último informe, "es probable que esto se deba a una variedad de razones, incluidas las diferencias en la población de personas vacunadas y no vacunadas, así como las diferencias en los patrones de testado".

La agencia indica que las tasas de casos en vacunados y no vacunados "son tasas brutas que no tienen en cuenta los sesgos estadísticos subyacentes en los datos". Por ejemplo, "es probable que existan diferencias sistemáticas en cuanto a quién elige hacerse la prueba y el riesgo de COVID-19 de las personas vacunadas". Estos sesgos, según la UKHSA, son más evidentes a medida que se vacuna a más gente.

Asimismo, la UKHSA explica que se espera "una gran proporción de casos" entre las personas vacunadas "simplemente porque una mayor proporción de la población está vacunada y ninguna vacuna es 100% eficaz". A fecha del 23 de octubre, el 67% de la población del Reino Unido cuenta con la pauta completa de la vacuna contra la COVID-19. Asimismo, la UKHSA apunta que "esto es especialmente cierto porque se ha dado prioridad a la vacunación en personas más susceptibles o con mayor riesgo de enfermedad grave".

En este sentido, Alberto Miranda Bedate, biólogo molecular y celular y especialista en bioinformática y data mining, también señala que las características de la población en ambos grupos (vacunados y no vacunados) no son homogéneas.

Lo mismo apunta Francisco Ramirez, estadístico e inmunólogo: "En la vacunación se dio preferencia desde el primer momento a los grupos de riesgo, considerando la exposición al virus (como los trabajadores en el área de salud) y ciertas enfermedades que provocan mayor vulnerabilidad frente a la COVID-19. Esto quiere decir que la población vacunada es diferente a la no vacunada en sus características y en su comportamiento, incluyendo personas con mayor riesgo de contagio". Además, destaca que en los informes vemos que la mayoría de las infecciones se dan en la población más joven no vacunada (menores de 18 años hasta los 40 años).

Con los datos de los informes del Reino Unido no se puede concluir que va a haber un "fallo total del sistema inmune" de los vacunados

En todo caso, según Miranda Bedate, con los datos de los informes de la UKHSA "en ningún momento" se puede concluir que va a haber "una desaparición o 'fallo total'" del sistema inmune de los vacunados. Como tampoco se puede afirmar que el sistema inmune de los vacunados se refuerza o degrada "frente a otros patógenos, mucho menos frente a un proceso como el sida".

En la misma línea, Ramirez indica que no tiene sentido afirmar que la vacuna provoca el sida basándose en la diferencia en las tasas de casos de COVID-19 entre vacunados y no vacunados. Además, el estadístico recalca que el contenido web The Expose ignora "el gran efecto de la vacuna en todos los grupos de edad respecto a la generación de anticuerpos anti-covid, así como el descenso marcado de hospitalizaciones y muertes por COVID-19".

"Si los vacunados estuvieran inmunodeprimidos no observaríamos descenso en hospitalizaciones y muertes por COVID-19 y generación de anticuerpos", apunta.

Anabel Forte Deltell, matemática, estadística y profesora de la Universidad de Valencia (UV), también señala que lo que hace el contenido "no tiene ninguna base". "El problema está en que la relación que ese ratio porcentual tenga que ver con la situación del sistema inmune es bastante dudoso", afirma.

La experta señala que el cálculo que hace el contenido no representa la degradación del sistema inmune y, en todo caso, pensar que esa degradación "se va a mantener a un ritmo constante hasta llegar al 0 es totalmente absurdo cuando, además, se ve que ni siquiera los valores observados mantienen ese ritmo".


Esta es la cadena de WhatsApp que se comparte:

"Una comparación de los informes oficiales del gobierno demuestra que los totalmente vacunados están desarrollando el síndrome de inmunodeficiencia adquirida

Las últimas cifras del Informe de vigilancia de vacunas contra PHE del Reino Unido sobre casos de Covid muestran que las personas de 40 a 70 años doblemente vacunadas han perdido el 40% de la capacidad de su sistema inmunológico en comparación con las personas no vacunadas.

Su sistema inmunológico se está deteriorando alrededor del 5% por semana (entre el 2,7% y el 8,7%).

Si esto continúa, las personas de 30 a 50 años tendrán un 100% de degradación del sistema inmunológico, …"


En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el maldito Alberto Miranda Bedate y Francisco Ramirez.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Fact-checkers de más de 70 países nos hemos unido para luchar contra las mentiras y la infodemia que ha traído consigo la pandemia de coronavirus. Puedes consultar los desmentidos en la base de datos CoronaVirusFacts del International Fact-Checking Network (IFCN) .