MENÚ
MALDITA CIENCIA

Malditos lunares: por qué aparecen, cómo distinguir los peligrosos y por qué algunas personas tienen muchos y otras muy pocos

Publicado lunes, 4 octubre 2021
Comparte
Categorías
Piel/dermatología
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes

Hay personas que guardan especial cariño a sus lunares, otros sienten total indiferencia ante estos y algunos ni se acuerdan de los que tienen en la espalda. Seas quien seas, en Maldita.es respondemos algunas preguntas básicas sobre estos pequeños puntos pigmentados de la piel que tenemos prácticamente todos los humanos.

¿Qué es un lunar y por qué aparece?

Según explica a Maldita.es la doctora Reyes Gamo, dermatóloga de la Unidad de Cáncer de Piel del Grupo Pedro Jaén, los lunares (cuyo nombre científico es nevus melanocíticos) son “formaciones cutáneas que aparecen en la piel por la proliferación de melanocitos en un punto determinado”. Los melanocitos, añade, son las células que segregan melanina, “que es el pigmento natural que da color a la piel, los ojos y el pelo”. 

Inés Escandell, dermatóloga y maldita que nos ha prestado sus superpoderes, señala que los lunares “aparecen por la predisposición genética de cada individuo”. Esto es, que cada persona puede tener una combinación de genes que hace que desarrolle más lunares a lo largo de su vida. La exposición solar también influye en la aparición de los nevus, “pero lo más importante es el factor genético”, precisa.

Así, el mecanismo que desencadena un lunar comienza en la expresión de determinados genes relacionados con las células que dan color a la piel. "De uno o varios melanocitos pasamos a tener un montón de clones, como un tumor pero benigno, y esto es un nevus", precisa Escandell

Los nevus suelen aparecer desde el nacimiento (a los que llamamos nevus congénitos), a lo largo de la niñez (sobre los primeros 6-12 meses de vida) y la adolescencia, pero pueden surgir a cualquier edad. El dermatólogo Manuel Fernández Llorente explica que la aparición de nuevos lunares “es algo normal” y que la mayoría se desarrollan entre los 20 y los 30 años. Con el paso del tiempo pueden ir perdiendo progresivamente su pigmentación e, incluso, desaparecer.

¿Cómo distinguimos los peligrosos de los inofensivos? Las reglas ABCDE y patito feo

Por norma general, los lunares que aparecen a lo largo de nuestra vida son inocuos y no acarrean ningún indicio de problema. No obstante, Gamo destaca que algunos pueden volverse peligrosos y dar lugar a un tumor de la piel llamado melanoma, que es causado por una proliferación celular excesiva en los melanocitos. “Dentro del cáncer de piel, el melanoma es uno de los menos frecuentes pero también uno de los más agresivos. De hecho, puede ser letal si no se diagnostica y se trata a tiempo”.

¿Y cómo podemos distinguir los nevus inocuos de los que pueden indicar algún problema de salud? Las expertas recomiendan aplicar dos reglas a la hora de autoexplorar los lunares: la del ABCDE y la del patito feo. La Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) ha elaborado esta infografía con consejos de cómo autoexaminarse la piel.

Infografía elaborada por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)

La regla ABCDE hace referencia a los factores que hay que observar de los lunares y que pueden ser un indicativo de problema. Estas reglas no son un diagnóstico médico de por sí, pero pueden ayudar a saber cuándo hay que pedir cita con dermatología:

  • Asimetría: un lunar puede ser problemático si presenta diferencias en algunos de sus ejes (la mitad izquierda de la derecha, por ejemplo).
  • Bordes: los lunares normales son redondeados y con sus extremos regulares. Un lunar borroso, difuminado o con márgenes irregulares es anormal.
  • Color: aquellos lunares inocuos son de color marrón, aunque los hay también azules, casi negros (en gente de piel oscura) o rosados (en personas con piel muy clara). Un nevus extraño presenta varios colores en el mismo lunar.
  • Diámetro: hay que prestar especial atención a los lunares grandes, que tengan más de seis milímetros de diámetro, como la anchura de un clip o de un lápiz.
  • Evolución: un lunar extraño modifica su tamaño, aspecto y textura en relativamente poco tiempo. Este es, según ambas expertas, el factor más importante. También hay que estar pendiente de si sangra, pica, supura o duele.

La regla del patito feo, explica Gamo, hace referencia a “localizar y vigilar un lunar que sea claramente distinto de los que tenemos en el resto del cuerpo”, ya sea por su forma, tamaño, crecimiento, color, etc. “Cualquier elemento que convierta ese lunar en el patito feo es suficiente para pedir cita con el dermatólogo y salir de dudas rápidamente”, concluye.

¿Por qué algunas personas tienen tantos lunares y otros tan pocos?

Como hemos explicado, la predisposición genética es el factor que más pesa en la aparición y desarrollo de lunares. Como ejemplo, Gamo explica que si uno o los dos progenitores tienen muchos lunares, los hijos o hijas tienen más probabilidades de desarrollar más nevus. Del mismo modo, precisa que las personas con fototipos claros tienen más predisposición a tener un recuento mayor de lunares.

Por otro lado, la exposición solar también importa en el desarrollo de los lunares (aunque menos que el condicionante genético). Así, Escandell indica que “si nos exponemos mucho al sol durante la infancia y la juventud es más probable que aparezcan más lunares que si la exposición es baja”.

En último lugar, los tratamientos con terapias biológicas, con inmunosupresores, la quimioterapia o la fototerapia también aumentan la probabilidad de que surjan lunares nuevos.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes la maldita Inés Escandell, dermatóloga.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.


Primera fecha de publicación de este artículo: 15/09/2021