MENÚ
MALDITA CIENCIA

Autobronceadores, quemarse a la sombra y factor de protector solar: dudas y bulos sobre tomar el sol

Publicado jueves, 29 julio 2021
Comparte
Categorías
Piel/dermatología
Recursos utilizados
Expertos

Verano y sol van de la mano, y es por eso que en esta época es especialmente importante proteger adecuadamente la piel para evitar los posibles daños que los rayos UVA pueden causarle. Pero sigue habiendo muchas dudas y algunos bulos en este campo, que hemos ido resolviendo en Maldita Ciencia.

Los autobronceadores caseros pueden ser peligrosos y conviene evitarlos

Lo primero es que no es una buena idea ponerse creativo con las recetas de supuestos autobronceadores que puedes encontrar en internet. Cerveza, refrescos de cola, aceites, zanahoria o café. Son solo algunos de los alimentos y bebidas que se promocionan en Internet para elaborar autobronceadores caseros. Por muchas ganas que uno tenga de ponerse moreno, usarlos puede ser peligroso y es recomendable evitarlos. 

Nuestra maldita dermatóloga Inés Escandell, que nos ha prestado sus superpoderes, explica a Maldita Ciencia que utilizar aceites esenciales, mezclas caseras de aceites u otros productos de este tipo implica un riesgo. “No solo aumenta el riesgo de cáncer de piel a largo plazo, sino que estos productos pueden inducir también reacciones de fototoxicidad y fotoalergia por las que tras la exposición solar podría aparecer una quemadura en la zona donde se hubiera aplicado el producto e incluso en otras zonas del cuerpo”, afirma.

¿Y qué pasa con los productos potenciadores o aceleradores del bronceado?

Existen productos cosméticos que prometen hacer más rápido el proceso de coger colorcito gracias al sol veraniego. A diferencia de los que podamos fabricar en casa, estos sí están testados y su uso es seguro, pero recuerda que basan su funcionamiento en una actividad, tomar el sol, que tiene su propio riesgo y que conviene hacer siempre con protección y con cuidado.

Por qué el sol quema más si estamos en el agua

Es algo que todos hemos oído, pero ¿es cierto que el sol quema más mientras nos estamos bañando? Sí que lo es, por varios motivos. Uno de ellos es que en agua, como en la nieve, no recibimos solo el sol que, digamos, nos cae del cielo, sino también el que se refleja en la superficie.

Además, en el agua ocurre como cuando sopla el viento. En ese caso no es tanto que el sol queme más, sino que tardamos más en notar sus efectos y cuando volvemos a echarnos crema o decidimos ponernos a la sombra, el daño causado por el sol es mayor.

También puedes quemarte estando a la sombra

Ojo con resguardarnos del sol poniéndonos a la sombra porque no todas las sombras son iguales y algunas pueden dejar pasar parte de las radiaciones peligrosas del sol y terminar quemándonos también (aunque el riesgo es mucho menor que si nos exponemos abiertamente al sol).

Es verdad que “en la sombra recibimos menor cantidad de UVA y UVB”, los dos tipos de rayos ultravioleta que nos alcanzan, dice nuestra maldita dermatóloga Inés Escandell, que nos ha prestado sus superpoderes (aquí la Asociación Española de Dermatología y Venereología nos explica la diferencia) pero eso no supone una protección absoluta.

“Dependiendo de dónde nos encontremos, también a la sombra recibiremos más o menos radiación. Por ejemplo, cada tipo de suelo refleja un porcentaje diferente de ultravioleta, y mientras que el asfalto solo refleja aproximadamente el 2% de la radiación, superficies como la arena (17%) y en especial la nieve (85%) reflejan porcentajes más importantes de radiación y en ese caso también podríamos quemarnos”. Por lo tanto, cuidado: en la sombra estamos más protegidas, pero no del todo.

Qué significa el número del protector solar

Si has llegado hasta aquí esperamos que ya esté claro que el protector solar no es opcional y deberías usarlo siempre. ¿Sabes cuál elegir? Para eso es importante entender qué significa el número que simboliza la protección que ofrece cada crema. Nos preguntasteis si ese era el número de minutos que estabas protegido ante las quemaduras al aplicártelas.

Pero no es así. El factor de protección solar de una crema es por cuánto se multiplica el tiempo que te puedes exponer al sol antes de quemarte. Es decir, que si tienes una piel muy blanca y te quemas en 5 minutos, con un protector solar de factor 5 tardarías 25 minutos en quemarte.

Sin embargo, los expertos nos avisan de que merece la pena hacer la cuenta a la baja y aplicarse de nuevo crema antes de ese tiempo, porque el cálculo se hace en condiciones ideales de laboratorio, como la aplicación de la cantidad correcta de forma uniforme y sin sudores, baños ni otros imprevistos que sí suelen darse en la vida real.

Y si ya me he quemado, ¿qué me unto y qué no?

Por favor, intenta no quemarte. Es una sensación muy incómoda y el daño a la piel va más allá de lo visible. Pero si ya nos hemos quemado, hay algunas cosas que nos ayudarán a aliviar las consecuencias y otras que no es muy buena idea untarse.

Aquí hablábamos de qué hacen por nosotros las lociones aftersun, o para después de quemarnos: alivian el escozor y rehidratan la piel, pero poco pueden hacer contra el daño que el sol causa al ADN de las células de la piel que puede terminar causando, con el tiempo, un melanoma (un tipo de cáncer de piel, aunque hay más).

En cambio, ponerse clara de huevo o yogur no es la mejor de las ideas. La supuesta lógica detrás de ambos remedios es que ambas son sustancias frías (si vienen de la nevera) y que, gracias a su viscosidad o espesor, se adhieren a la zona quemada, ayudando a bajar la temperatura.

Pero esto en realidad no es una buena idea, ya que tanto la clara de huevo como el yogur pueden terminar causando una infección de la piel dañada. "No tiene sentido aplicar clara de huevo o yogur ni otros alimentos en una quemadura solar", explica a Maldita Ciencia Sara Gómez Armayones, dermatóloga del Hospital Clinic de Barcelona.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes la maldita Inés Escandell, dermatóloga.
Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.