MENÚ
MALDITA CIENCIA

Lugares con mayor riesgo de contagio por coronavirus: interiores con poca ventilación en los que se reúne mucha gente, a veces se prescinde de la mascarilla y se habla alto

Publicado lunes, 25 enero 2021
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica

Nos habéis preguntado cuáles son los sitios en los que existe un mayor riesgo de contagiarse del coronavirus. Entre ellos, se encuentran los bares, los restaurantes, las discotecas o los gimnasios. Todos tienen en común determinados factores: suelen ser interiores, con poca ventilación, en los que se reúnen un gran número de personas, a veces se prescinde de la mascarilla y se habla alto. Más allá de estos lugares, ¿cuál es también el riesgo en los supermercados, las Iglesias, las piscinas públicas, las residencias o los colegios? Os explicamos todo lo que sabemos al respecto.

Saber dónde y cómo se producen los contagios es clave para el estudio de la pandemia y la toma de decisiones. Pero a día de hoy en España al menos el 40% de los casos tiene origen desconocido, según indica un análisis publicado el pasado 13 de enero por el Instituto de Salud Carlos III.

El informe, que tiene en cuenta los casos diagnosticados a partir del 10 de mayo de 2020, indica que, de los casos que sí tienen un ámbito de exposición conocido, el domicilio es el lugar en el que se producen más contagios (el 34,1%). Además, según este análisis, en el ámbito laboral se producen al menos el 5,7% de contagios; en centros sociosanitarios, el 4,3%; en centros sanitarios, el 2,1%; y en el ámbito escolar, el 0,1%.

¿Qué tienen en común los lugares en los que se producen más contagios?

Aun así sabemos que existen diferentes variables que influyen en el riesgo de contagio de COVID-19. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos señalan que, en general, cuanta más interacción haya entre las personas y más tiempo interactúen entre sí, mayor es el riesgo de propagación de la COVID-19.

También influye si se está en un sitio cerrado. En Maldita Ciencia ya os hemos explicado que el contagio por coronavirus es hasta 18 veces más probable en lugares cerrados que en espacios al aire libre. Esta diferencia tiene que ver con la posible transmisión aérea del coronavirus a través de aerosoles (especialmente si el lugar no está bien ventilado). 

Pedro Gullón Tosio, epidemiólogo social y médico especialista en medicina preventiva y salud pública, explica a Maldita Ciencia que también influye la distancia física en las personas y la actitud que tiene en esos lugares. “Por ejemplo, las medidas de protección como la mascarilla o la propia ventilación”, añade. 

José Luis Jiménez, experto en aerosoles de la Universidad de Colorado en Estados Unidos, confirma a Maldita Ciencia que los contagios aumentan si no se lleva mascarilla o si las que se llevan son de mala calidad o están mal ajustadas. “Por ejemplo, con huecos alrededor de la nariz”, afirma.

Además, hablar o cantar alto y gritar también puede aumentar el riesgo de contagio. María Enríquez, enfermera del instituto de investigación del Consejo General de Enfermería, cuenta a Maldita Ciencia que, por lo tanto, influye también si la música está alta y eso provoca que la gente se acerque más oírse o tenga que gritar. 

Jiménez menciona que hay muchos casos de superpropagación en coros (sin mascarillas) y en bares frente a lo que ocurre donde la gente está callada, por ejemplo en bibliotecas o cines. “La falta de ventilación suficiente permite que se acumule el virus en el aire y aumenta mucho los contagios”, señala.

Un artículo publicado en la revista British Medical Journal indica que la ventilación, los patrones específicos de flujo de aire y el tipo de actividad influyen en la posibilidad de contagio. También serían importantes la carga viral del emisor, la duración de la exposición y la susceptibilidad de un individuo a la infección.

Enríquez considera que, más allá de generalizar en lugares, es importante pensar en las condiciones individuales de cada sitio: “No habrá el mismo riesgo en un supermercado pequeño, con poca ventilación y que esté masificado que en otro supermercado que permita la distancia interpersonal y tenga ventilación”.

La Asociación Médica de Texas ha compartido en Twitter una infografía sobre el riesgo de contagiarse en diferentes escenarios. Por ejemplo, indica que ir a comprar alimentos o comer afuera en una terraza supone un riesgo “bajo moderado”. Al ir a nadar a una piscina pública o trabajar una semana en unas oficinas, el peligro es “moderado”. Actividades como ir al gimnasio, a un bar, a un concierto de música muy concurrido o al cine conllevan un riesgo alto. 

En interiores poco o más ventilados, las mascarillas FFP2 son las más recomendables para evitar contagios

Como medida de protección, la mascarilla FFP2 es la mejor para interiores "sobre todo si la ventilación es deficiente o nula", señala a Maldita Ciencia José María Lagarón, líder del grupo de Nuevos Materiales y Nanotecnología del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA). "Las FFP2 están diseñadas para parar en las dos direcciones (inhalación y exhalación) al menos un 94% la penetración de aerosoles finos y casi al 100% los aerosoles considerados infectivos mayores de 0,6 micras", añade Lagarón. *

Javier Díaz Alonso, responsable técnico de Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL), explica a Maldita Ciencia que "si hablamos de la capacidad de la mascarilla para proteger la salud y la seguridad de la persona que la lleva, sólo hay un tipo a considerar: las mascarillas autofiltrantes (FFP2 y FFP3)".

Por su parte, el médico de familia Javier Padilla opina que la transmisión por aerosoles "lo que debería es poner el foco en el correcto uso de la mascarilla quirúrgica, bien ajustada y bien colocada, conjuntamente con la ventilación" y añade que las FFP2 tienen mayor utilidad en entornos cerrados, mal ventilados y esa utilidad es mayor aún si consideramos la transmisión por aerosoles pero no cree que esto signifique que la mascarilla quirúrgica no sea válida. El médico de familia sí tiene dudas sobre el uso de mascarillas de telas en entornos cerrados "porque faltan estudios y nadie puede comprobar si se están usando homologadas o no".

Bares, restaurantes, discotecas o gimnasios: los lugares en los que el riesgo de contagio es alto

Una vez analizadas las variables que influyen en la posibilidad de contagiarse, ¿cuáles son los lugares en los que se corre un mayor riesgo? Para Gullón, serían los restaurantes, los bares o los gimnasios. Así lo confirma una investigación publicada en noviembre de 2020 en la revista científica Nature, que además analiza cómo afectan las desigualdades en el riesgo de contagiarse.

“En estos lugares se está bastante tiempo en el mismo lugar, por lo que la persona que tienes al lado está expuesta durante un tiempo prolongado; la ventilación es relativamente complicada; y encima, en el caso de los bares y los restaurantes, te quitas la mascarilla mientras estás hablando y comiendo porque la propia actividad implica que te la tienes que quitar”, señala. A ello se suma que “normalmente las reuniones en los bares se producen con gente que no son convivientes”.

Una investigación publicada en Nature Human Behaviour incluye entre las medidas más efectivas para frenar la propagación de la COVID-19 el cierre de lugares en los que se reúnen grupos de personas durante un periodo extendido de tiempo. Los autores mencionan, por ejemplo, los cierres de tiendas y restaurantes. En Maldita Ciencia hemos contactado con varios expertos que coinciden en que cerrar los interiores de los bares es una buena medida aunque es muy difícil medir su efecto.

Bares y restaurantes

En los bares y restaurantes, el riesgo puede variar dependiendo de algunos factores. No es lo mismo ir a la terraza de un bar en la que se cumplen las medidas de distanciamiento, que comer en el interior del mismo y que las mesas no estén separadas. 

El riesgo más bajo se da cuando solo atienden por ventanilla, hacen entregas a domicilio o preparan comida para llevar. Conlleva algo más de riesgo cuando se empieza a atender a clientes al aire libre, según los CDC. 

Y aún más cuando también se les atiende en interiores, ya que en ellos “puede ser más difícil mantener a las personas separadas y hay menos ventilación”. El riesgo mayor se daría si además no se separan las mesas entre sí ni se reduce el aforo del bar o restaurante, según los CDC.

Gimnasios

En los gimnasios el riesgo de contagiarse también es alto, según los expertos consultados por Maldita Ciencia. Un estudio realizado en Corea del Sur y publicado en la revista científica Emerging Infectious Diseases indica que el ejercicio físico intenso en instalaciones deportivas concurridas podría aumentar el riesgo de infección.

"Los gimnasios se clasifican como escenarios de riesgo de transmisión por coronavirus alto", señalaba a Maldita Ciencia Pepe Alcamí, virólogo del Instituto de Salud Carlos III. "Son espacios cerrados, ventilados artificialmente, con densidad de población elevada y en el que por el ejercicio se ventila fuerte, se suda y por tanto se limpia el sudor con toallas y manos que luego se depositan en las máquinas. Está, además, la zona de vestuarios, muy cerrados y con un alto flujo de personas", afirmaba.

Además, si en los gimnasios no se requiere el uso de mascarillas, el riesgo aumenta. Mónica Berjón, investigadora especializada en Virología y Biología Molecular en el Max Planck Institute for Medical Research (Heidelberg, Alemania) explicaba que, si no se toman las medidas de seguridad establecidas, los gimnasios son un lugar idóneo para la propagación del virus.

La mayor tasa de infección se produce a partir de los aerosoles generados al respirar, estornudar, toser o hablar, según la experta: “Cuando se hace deporte, la velocidad con la que se desprenden estos aerosoles es mayor, favoreciendo la dispersión del virus”.

Discotecas

Algo parecido ocurre con las discotecas. Jiménez indica que el peligro en este caso sería alto porque “se hace ejercicio al bailar”: “Eso hace que salga más virus de los contagiados al respirar más fuerte. Y que respiremos más aire. También porque se tiende a no guardar la distancia y no llevar mascarilla”. 

Del mismo modo, pueden suponer un riesgo de contagio importantes las reuniones sociales en casas tanto con amigos como con familiares. Lorenzo Armenteros del Olmo, portavoz COVID-19 de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), indica a Maldita Ciencia que las reuniones familiares sin cumplir estrictamente las medidas de seguridad suponen un alto riesgo de contagios

Reuniones familiares en casa

El experto afirma que el riesgo de contagios en comidas y reuniones familiares es en algunos casos “incluso más alto” que en encuentros con amigos “por la falsa sensación de seguridad que nos produce estar con nuestra familia, que hace que nos relajemos en exceso”. También menciona que el riesgo es alto si se convive con enfermos. 

Jiménez afirma que en España las casas suelen estar mal ventiladas. “Como se pasa mucho tiempo compartiendo el aire y no se suele guardar la distancia ni llevar mascarilla y se habla, los contagios son frecuentes”, explica el experto en aerosoles. Aunque recuerda que no todos los que comparten casa se contagian. En Maldita Ciencia ya os hemos contado por qué algunas personas pueden ser responsables de numerosos contagios mientras que otras pueden no transmitir el coronavirus.

Salas de conciertos

También puede ser alto el riesgo de contagiarse en las salas de conciertos, según los expertos consultados por Maldita Ciencia. Eso sí, como en la mayoría de casos mencionados, todo dependerá de algunos factores. La viróloga del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) Isabel Solá afirma a Maldita Ciencia que el riesgo es alto si la gente está de pie, no se respeta la distancia entre personas, se canta, se grita y se salta sin mascarilla. “En conciertos de música clásica, el riesgo es menor siempre que haya distancia entre personas, mascarilla y buena ventilación”, añade. 

De los supermercados al cine, las peluquerías o las iglesias: en qué sitios el riesgo es moderado o puede llegar a ser bajo

Solá explica que en los supermercados, las tiendas y los grandes centros comerciales el riesgo es “moderado bajo” si se mantiene una afluencia limitada, distanciamiento social, mascarillas y una buena ventilación. Para reducir el riesgo, aconseja limitar el tiempo de estancia.

También considera moderado el riesgo en los cines “por ser un espacio cerrado en el que se está un tiempo relativamente alto”. La viróloga Sonia Zúñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología, añade que el riesgo podría disminuir y ser bajo si todo el mundo va con mascarilla, se guardan las distancias, nadie come ni bebe y nadie habla, se ríe o grita. 

La mayoría de expertos consultados coinciden en que el riesgo también es moderado en los salones de belleza o peluquería. Lo más seguro sería, según Zúñiga, que el lugar sea amplio y esté ventilado y que dentro la gente esté separada entre sí, con mascarilla y sin apenas hablar. 

En las guarderías, los colegios o las universidades, los expertos consultados señalan que el riesgo sería moderado bajo. “La experiencia ha mostrado que no son una gran fuente de contagios. Posiblemente se están aplicando las medidas correctamente: mantener la higiene, reducir los alumnos por aula y contactos, mantener las distancias, ventilar muy bien y, frecuentemente, llevar mascarillas”, señala.

En el caso de las residencias, expertos como Armenteros mencionan que el riesgo es moderado mientras que otros como Zúñiga sugieren que sería bajo siempre que se sigan a rajatabla las medidas de protección. Por ejemplo, la prohibición de recibir visitas sin supervisión. Aun así, Zúñiga señala que es importante tener en cuenta que las residencias son “el lugar donde se acumula la mayor concentración de personas más vulnerables, por lo que unos pocos casos en una residencia pueden originar un brote de casos severos con consecuencias fatales”.

En las oficinas el riesgo también sería moderado bajo, según los expertos contactados. Zúñiga señala que se podría considerar bajo si “la gente respeta las distancias, todo el mundo lleva mascarilla, se ventila bien y frecuentemente, el sistema de ventilación está en regla y no se come, ni se bebe ni se fuma con los compañeros de trabajo”.

La viróloga considera que en las iglesias, que también son sitios cerrados, el riesgo es moderado. Eso sí, dependerá de cuánta gente se reúna y de si cantan o si no llevan a rajatabla las medidas de protección. Jiménez recuerda que “ha habido muchos contagios, sobre todo en iglesias pequeñas, cantando sin mascarillas”. 

Por otro lado, en las piscinas públicas, “el riesgo sería moderado alto, ya que las personas se quitan las mascarillas en el momento de meterse al agua”. “Se quedaría en moderado si las personas en el agua (y fuera) están lejos, no hablan y no gritan”, añade.

En cuanto a los medios de transporte, el riesgo difiere entre ellos. Armenteros señala que en los autobuses suele ser alto; en los trenes, moderado; y en los aviones, bajo porque el aire se filtra. En Maldita Ciencia ya os hemos explicado que el riesgo dependerá de la duración del viaje y de la cantidad de personas, además de la ventilación.


Primera fecha de publicación de este artículo: 22/01/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.