MENÚ
MALDITA CIENCIA

No hay evidencias de que beber agua con limón ayude a asentar el estómago

Publicado miércoles, 21 octubre 2020
Comparte

En Maldita Ciencia ya os hemos contado que beber agua con limón en ayunas no ayuda a perder peso, ni a prevenir ninguna enfermedad. Ahora nos habéis preguntado si sirve para asentar el estómago. No hay evidencias de que sea así. 

Miguel Ángel Lurueña, tecnólogo de los alimentos, explica a Maldita Ciencia que otorgar propiedades de este tipo al agua con limón es uno de los mitos más antiguos. “Normalmente se le atribuyen infinidad de beneficios: desde prevenir o tratar el cáncer hasta combatir la COVID-19, pero no hay nada de cierto en ello. No es una bebida milagrosa, sino agua con limón”, afirma. 

Según cuenta, el zumo de un limón aporta una cantidad importante de vitamina C y ese es su aporte más significativo: “Eso no significa que necesitemos tomarlo y tampoco quiere decir que hacerlo prevenga o cure enfermedades como el catarro o la gripe”. El experto afirma que en una dieta normal tenemos un aporte de vitamina C suficiente, sin necesidad de tomar “remedios milagrosos”. 

Esta vitamina la podemos encontrar en múltiples frutas y verduras, tal y como cuenta María González, presidenta del Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de Galicia y miembro del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas: “Alimentos como pimientos, kiwis o brócoli aportan más cantidad de vitamina C que el limón”.

La experta confirma a Maldita Ciencia que no hay evidencias de que el agua con limón ayude a mejorar o aliviar la digestión. De hecho, según cuenta, un consumo excesivo de esta bebida puede llegar a tener efectos negativos como daños en el esmalte de los dientes. 

Además, Lurueña recuerda que normalmente no es buena idea beber zumo de frutas, sino comer la fruta. ¿Por qué motivo? Porque cuando elegimos la primera opción, según el experto, ingerimos una elevada cantidad de azúcares libres y esto puede tener un efecto adverso sobre nuestro organismo.

Aun así, “en el caso del limón esto no es tan ‘grave’ como en otras frutas porque su contenido de azúcares es bastante escaso (en torno a un 2,5% frente al casi 9% de una naranja)”. En Maldita Ciencia ya os hemos contado por qué comerse la fruta entera es más saludable que beberse su zumo y cómo repercuten los diferentes tipos de azúcar en la salud.

Daniel Ursúa, dietista-nutricionista, considera que antes de pensar en si el agua con limón ayuda a asentar el estómago, debemos plantearnos por qué necesitamos asentarlo. “Si hemos hecho una comida muy pesada con grandes cantidades de grasas, alcohol y, por ejemplo, carnes rojas… ¿Qué efecto real puede tener un vaso de agua con unos pocos mililitros de limón? Ninguno. Lo que debemos hacer es evitar comidas de ese tipo”, afirma a Maldita Ciencia.

Primera fecha de publicación del artículo: 21/10/2020.