MENÚ
HAZTE MALDITO
Herramientas
Inicia sesión
Hazte Maldito
MALDITA CIENCIA

El vídeo que se utiliza para afirmar falsamente que el VIH no existe: el virus del sida es real y no hay evidencias de que fuese creado por humanos

Publicado lunes, 6 julio 2020
Comparte
Categorías
Enfermedades
Recursos utilizados
Observación
Literatura científica

Nos habéis preguntado por una publicación en la que se afirma que el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) no existe y va acompañada de un vídeo que supuestamente explicaría “por qué crearon el sida”. El virus sí que existe y no hay evidencias de que haya sido creado por humanos. El vídeo forma parte de un documental criticado por apoyar a los negacionistas del virus. Os contamos lo que sabemos al respecto. 

El virus del VIH existe

Los "negacionistas" del virus del VIH proponen que este este virus no existe o que sí, pero no causa sida. Sin embargo, como os contamos aquí, desde hace décadas el consenso científico es que el HIV es el causante del sida.

Este movimiento negacionista es muy peligroso, ya que ha causado que personas decidieran dejar el tratamiento. Según algunos estudios, podría haber llevado a más de 300.000 muertes en Sudáfrica por la influencia de este mito en las decisiones del gobierno.

El vídeo forma parte de un documental criticado por apoyar a los negacionistas del sida

El vídeo publicado en redes sociales proviene del documental de 2009 House of Numbers: Anatomy of an Epidemic. En él, el director canadiense Brent Leung aborda qué son el VIH y el sida y qué se está haciendo para tratar la enfermedad. 

El documental ha sido calificado como parcial y sesgado por diferentes científicos y críticos al considerarlo un ejemplo de negacionismo del sida. Según recoge The New York Times, 18 médicos y científicos entrevistados en el documental afirmaron en un comunicado que Leung "actuó con engaño y sin ética" al reclutarlos y que su película "perpetúa la pseudociencia y los mitos".

Leung entrevista tanto a científicos involucrados en la investigación sobre el VIH como a negacionistas. Por ejemplo, en el fragmento compartido en redes sociales participa Michael Gottlieb. Era inmunólogo del Centro Médico de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y hoy en día es conocido por identificar en 1981 el sida como una nueva enfermedad y por su posterior investigación al respecto. 

También James Curran, que fue coordinador del grupo de trabajo sobre el sida en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y Robert C. Gallo, investigador conocido por su papel en la identificación del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) como agente responsable del sida.

Pero del mismo modo aparecen en el fragmento dos de los representantes más conocidos del movimiento negacionista del sida: el virólogo Peter Duesberg y el químico estadounidense Kary B. Mullis, que ganó un Nobel en 1993 y también negaba la existencia del cambio climático. 

El doctor Ben Goldacre afirmó en el periódico The Guardian que lo que “se presenta como un viaje ingenuo de un joven cineasta para descubrir la ciencia detrás del VIH, en realidad, es una pieza triste y perniciosa de propaganda negacionista del sida”.

En la misma línea se posiciona el crítico de The New York Times Jeannette Catsoulis, que afirma que se trata de “un panfleto de apoyo a los negacionistas del sida” que incluye “inferencias irresponsables y conclusiones sin fundamento”.

El origen del VIH fue la mutación de un virus similar que afectaba a otras especies animales, según las evidencias científicas

En la publicación compartida en redes sociales, se incluye este vídeo para “comprender por qué crearon el sida”. El fragmento no dice en ningún momento que el virus fuera creado por humanos. 

Pero Duesberg y Mullis (precisamente los dos negacionistas) sugieren que los CDC estaban buscando en los años 80 algo que asustara al pueblo estadounidense para conseguir dinero. “Los CDC estaban buscando algo así, cuando se presentó. Estaban esperando que llegara una nueva plaga porque la polio se había erradicado, el presupuesto del CDC estaba sufriendo recortes”, afirma Mullis en el vídeo. 

Duesberg, por su parte, afirma que “para que puedan justificar sus gastos y sus excesos y realizar sus carreras, deben encontrar enfermedades infecciosas”.

No es la primera vez que los negacionistas sugieren que el VIH ha sido creado por humanos. En ocasiones anteriores, han indicado que los artífices han sido científicos de la CIA o de laboratorios estadounidenses, tal y como os contamos aquí.

Sin embargo, estas teorías conspiranoicas nunca se han demostrado. Las evidencias científicas apuntan a que el origen del VIH fue la mutación de un virus similar (virus de inmunodeficiencia en simios, SIV por sus siglas en inglés) que afectaba a otras especies animales, es decir, de un proceso de zoonosis (infección que supera la barrera entre especies para saltar al ser humano). 

De hecho, un estudio publicado en la revista Science en 2016 confirmó el origen concreto de uno de los tipos de virus de inmunodeficiencia humana, el VIH-1 y de su propagación. Según explica este artículo de la Agencia Sinc, los investigadores probaron que la pandemia de esta variante se originó a principios de 1920 en Kinsasa, actual capital de la República Democrática del Congo, y se expandió por el resto del mundo a partir de los años 60 (sin la mediación de experimento científico maligno alguno).

Primera publicación: 6 de julio 2020.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.