MENÚ
MALDITA CIENCIA

Qué sabemos sobre el efecto del confinamiento en nuestra vista

Publicado martes, 9 junio 2020
Comparte
Categorías
Ojos/Oftalmología
Recursos utilizados
Hablar con la fuente involucrada
Expertos

Nos habéis preguntado si es verdad que con el confinamiento empeora la vista. Ana Belén Cisneros del Río, secretaria general del Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL), afirma que debido al confinamiento, nos movemos en espacios reducidos, con luz artificial, y desempeñamos trabajos en los que la vista se utiliza casi únicamente en distancias cortas y que requieren un esfuerzo mental. Todos estos factores pueden causar problemas visuales como vista cansada o incluso visión borrosa.

“Lo natural para el órgano visual es enfocar la visión de lejos. La visión a distancias próximas conlleva un esfuerzo de los músculos de los ojos, que si se lleva a cabo durante un largo periodo de tiempo y sin las medidas oportunas puede conllevar fatiga visual”, cuenta a Maldita Ciencia.

Dentro de los problemas visuales que cualquier persona puede haber experimentado durante el confinamiento, Cisneros destaca la visión borrosa, problemas de enfoque, vista cansada, sequedad ocular, picor de ojos y dolor de cabeza. 

Además, la Delegación de Galicia del Colegio Nacional de Ópticos Optometristas (CNOO) explica a Maldita Ciencia que ahora que poco a poco podemos salir a la calle, es probable que haya personas que noten que ven peor de lejos y que antes no se hayan dado cuenta, ya que la mayor parte del tiempo estaban mirando a distancias menores. 

“Nuestro sistema visual está construido para la visión lejana (más allá de 6 metros). Cuando lo empleamos para ver cosas que están más cerca, es cuando más esfuerzo realiza y más energía consume”, explica. Muchas horas al día mirando cosas que están cerca de forma habitual puede estimular la aparición o el aumento de la miopía, según el CNOO. Aún así, considera que dos o tres meses es un período de tiempo bastante corto como para poder provocarlo.

Karen Walsh, científica del Centro de Investigación y Educación Ocular (CORE) de la Universidad de Waterloo, señala a Maldita Ciencia que es probable que al permanecer aislados haya aumentado nuestro uso de dispositivos digitales: “Este enfoque cercano en una pantalla puede ser agotador para los ojos, cambiar la frecuencia con la que parpadeamos y hacer que los notemos irritados o secos”

Su recomendación es que si has notado que tu vista ha empeorado de alguna manera, contactes con un óptico profesional. Para evitar problemas visuales, el COOCYL recomienda seguir la regla 20-20-20. “Cada 20 minutos debemos dejar de mirar a la pantalla del ordenador durante 20 segundos mientras enfocamos algún punto u objeto que se encuentre a seis metros (20 pies) de distancia".

Para disminuir la sensación de fatiga visual, también es recomendable “evitar la sequedad ocular, forzando el parpadeo”. “Lo normal sería parpadear de 15 a 20 veces por minuto y normalmente delante de un ordenador pasamos a 5 veces”, destaca el COOCYL. También es posible utilizar un humidificador o aplicar lagrimas artificiales si fuera necesario.

Si se utiliza el ordenador, es recomendable ajustar el brillo y contraste de la pantalla para que esté en consonancia con la iluminación de la zona de trabajo. Cisneros sostiene que reducir la luz ambiental nos permitirá poder suavizar el brillo del monitor, mejorando así la visualización del texto”.

“Asegúrate de que tienes la luz apropiada, mejor si es natural. Pero recuerda que el exceso de luz también puede ser perjudicial. No coloques la pantalla de frente o de espaldas a una ventana o cualquier fuente de luz directa. Opta mejor por una iluminación lateral y evita los reflejos”, afirma.

También recomienda mantener el monitor del ordenador a unos 60 centímetros de distancia y ligeramente por debajo del nivel de los ojos. Para los móviles o tabletas, la distancia debe ser de entre 35 y 40 centímetros.

En el caso de la televisión, la recomendación es no situarse a menos de dos metros de la pantalla, pero dependerá de su tamaño. Cisneros recomienda situarse a dos metros si el televisor es de 32 pulgadas, a 2,5 metros, si es de 42 pulgadas y a tres metros si su tamaño es de 46. 

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.