MENÚ
MALDITA CIENCIA

Las mascarillas caseras de papel no evitan el contagio por coronavirus (pero pueden minimizar el riesgo)

Publicado jueves, 2 abril 2020
Comparte
Categorías
COVID-19
Recursos utilizados
Expertos

Esta consulta nos ha llegado varias veces a través de las redes sociales: nos preguntáis si podemos utilizar un simple pañuelo a modo de mascarilla para evitar el contagio por coronavirus. Es cierto que todas las trabas y barreras físicas que interpongamos entre el virus y nuestras vías respiratorias (nariz y boca), podrían reducir el riesgo de contagio. Sin embargo, como ya te contamos aquí, estas no son una medida suficiente para garantizar que el virus no llegue a nuestro organismo (mucho menos si las hemos hecho en casa).

Ya hemos comentado en otras ocasiones que el SARS-CoV-2 se propaga a través de pequeñas gotas de saliva, por lo que parte del mismo podría quedar retenido por el material de la mascarilla improvisada (que cuantas más capas tenga, mejor) si respiramos a través de ella. Estas podrían funcionar como una protección extra que podemos emplear además de no salir de casa y de mantener la distancia de seguridad, entre otras medidas.

Como adelantábamos en este artículo, según cuenta Beatriz Novoa, jefa del grupo de Inmunología y Genómica del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en este vídeo, en el que enseña cómo hacer una mascarilla casera de papel (o de tela) estas "no protegen completamente contra el coronavirus", ya que este "tiene solamente 120 nanómetros de diámetro" y, por lo tanto. se colaría entre los poros del material.

"Pero sí es una manera de ponérselo un poco más difícil (que el virus llegue a infectar) y dejar las mascarillas que sí protegen para el personal sanitario, para no desabastecerles a ellos", explica Novoa en el vídeo, en el que también aclara que es científica, pero no es experta en mascarillas.