Maldita Ciencia
14/09/2020

Las afirmaciones falsas o sin evidencias sobre el coronavirus de la cadena 'Sin miedo, con esperanza' escrita por el médico internista Nicasio Marín Gámez

Se ha viralizado como cadena un artículo de opinión titulado 'Sin miedo, con esperanza' publicado en Tele Almería Noticias escrito por el médico internista Nicasio Marin Gámez sobre el coronavirus. Hemos verificado el contenido y mezcla afirmaciones no probadas, con otras falsas y algunas ciertas. Os explicamos lo qué sabemos de cada uno de los 10 puntos del artículo.

No hay pruebas de que el SARS-CoV-2 esté mutando hacia formas menos virulentas

PRIMER PUNTO DE LA CADENA VIRAL
El virus Sars cov 2 está mutando hacia formas menos virulentas (delección genómica en el OFR 7b-8): está probado.

La cadena dice que "El virus Sars cov 2 está mutando hacia formas menos virulentas (delección genómica en el OFR 7b-8): está probado" pero no es cierto que esto esté probado.

"No está probado. Está mutando pero son pequeñas mutaciones y no parece que estén influyendo en la letalidad. No hay ningún estudio que lo diga", explica a Maldita.es Pedro Gullón, epidemiólogo y vocal de la Sociedad Española de Epidemiología.

"El cambio de letalidad se debe a que es una fórmula en que se divide número de fallecidos entre número de casos confirmados por PCR. Al hacer más pruebas y llegar a más asintomáticos, aumenta el denominador, pero los casos graves ya lo detectábamos antes. Por eso la letalidad baja, porque vemos más parte del iceberg que no veaímos antes", añade Gullón

Por su parte, la viróloga Sonia Zuñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología, señala que "es cierto que en algunos lugares se han detectado algunas secuencias de virus con deleciones [pérdida del material genético] en distintos genes del SARS-CoV-2. Se presupone que estos virus serán menos virulentos, pero no hay suficiente evidencia científica al respecto. Además, estas posibles variantes 'conviven' con los virus con genoma completo y no se están imponiendo en la población viral".

El virólogo del Instituto de Salud Carlos III Pepe Alcamí indica a Maldita Ciencia que la delección genómica que cita Marin ha aparecido en Singapur y de forma aislada en Taiwan, Australia y España. "El virus replica igual en cultivo y la carga viral en los portadores es igual que la de los virus completos. En un artículo se muestra que los pacientes infectados por este virus tienen una evolución mejor, quizás porque esa región induce una respuesta inmune muy potente y al no estar en el virus disminuiría la tormenta de citoquinas. Pero esto no quiere decir que 'el virus' a nivel global se esté atenuando. No está probado. Para que el virus con la delección ORF 7-8 se impusiera debería tener una ventaja en la transmisión sobre el otro, lo que no es la realidad. Por lo tanto, previsiblemente seguirá siendo una variante minoritaria", añade.

No está probada la inmunidad cruzada

SEGUNDo PUNTO DE LA CADENA VIRAL
"Las PCRs" no miden carga viral, sólo informan de la presencia de alguna de las tres fracciones del genoma del virus que ofrece la prueba, nada más. Ser positivo PCR ("los casos confirmados", que llaman) no es equivalente a estar enfermo (la mayoría, de hecho, actualmente, son asintomáticos, NO ENFERMOS). Está probado.
A veces, y conforme pasan los días más, ser PCR positivo no consiste sino en que le han detectado a usted alguno de los fragmentos, pero no un virus viable, ni mucho menos replicable y patógeno. Si usted encuentra, al hacer una obra pública, restos humanos, pongamos del paleolítico, son restos humanos sin duda, pero son inofensivos: no les van a atacar. También pasa ésto con muchas PCRs: restos de virus rotos. Está probado.

"Existe inmunidad cruzada -mediada por Linfocitos T- con los virus del resfriado común, de modo que son cada vez más las personas que sin tener anticuerpos (linfocitos B, test habituales) están inmunizadas y no se infectan. Esta probado", dice el segundo punto. Pero no es cierto que la inmunidad cruzada esté probada.

"No está probada la inmunidad cruzada con linfocitos T. El propio autor del artículo científico de que se suele citar como prueba explicó en Twitter que no significa que esta inmunidad cruzada por linfocitos T por otros coronavirus como los del resfriado esté generando inmunidad para prevenir la COVID-19. Está por ver si esa inmunidad respecto a otros coronavirus puede ser responsable de que se desarrollen síntomas menos graves en esas personas", según Pedro Gullón.

En realidad, "lo que se ha descrito es que hay reactividad cruzada de células T de individuos que no han estado infectados con SARS-CoV-2 (y por tanto se supone que se debe a infecciones previas con los coronavirus causantes de resfriado común). Pero se desconoce si estos linfocitos T son protectores frente a la infección con SARS-CoV-2. De hecho, aunque se empieza a conocer que la respuesta de células T tiene un papel relevante en la infección, sin anticuerpos neutralizantes parece que no es suficiente para proteger frente a la infección", explica Zuñiga. "Esto es una hipótesis que no está probada", señala Alcamí

Una PCR positiva implica estar contagiado y ser potencialmente transmisor del virus

TERCER PUNTO DE LA CADENA VIRAL
Las PCRs" no miden carga viral, sólo informan de la presencia de alguna de las tres fracciones del genoma del virus que ofrece la prueba, nada más. Ser positivo PCR ("los casos confirmados", que llaman) no es equivalente a estar enfermo (la mayoría, de hecho, actualmente, son asintomáticos, NO ENFERMOS). Está probado.
A veces, y conforme pasan los días más, ser PCR positivo no consiste sino en que le han detectado a usted alguno de los fragmentos, pero no un virus viable, ni mucho menos replicable y patógeno. Si usted encuentra, al hacer una obra pública, restos humanos, pongamos del paleolítico, son restos humanos sin duda, pero son inofensivos: no les van a atacar. También pasa ésto con muchas PCRs: restos de virus rotos. Está probado.

Es verdad que la PCR detecta el ácido nucleico (el genoma) del virus. Además, "dependiendo del valor que dé la PCR (que es cuantitativa), no se puede descartar que no sea virus infectivo. En cualquier caso, lo que está claro es que una persona con PCR positiva tiene genoma del virus y, potencialmente (sobre todo dependiendo del valor que dé la PCR), tendría virus infectivo. De hecho, se ha comprobado que se aísla más virus infectivo de las muestras con un valor mayor de PCR", detalla la viróloga Sonia Zuñiga.

Zuñiga advierte que no hay que mezclar conceptos: "es cierto que un infectado asintomático puede no llegar a desarrollar enfermedad, pero eso no implica que no tenga virus y pueda llegar a transmitirlo a las personas de su alrededor. De ahí las medidas de aislamiento, a modo preventivo".

José Alcamí señala que "el que un 70% de los pacientes sean asintomáticos no quiere decir que el virus no esté y sea viable. De hecho los asintomáticos transmiten el virus. No son restos paleolíticos".

"Tener PCR positivo no es equivalente de estar enfermo, es indicador de estar infectado o haberlo estado. Puedes seguir teniendo restos del virus durante varios días después de estar infectado. Por lo tanto, una PCR positiva no es equivalente a estar enfermo pero sí de estar infectado (o haberlo estado)", explica Joan Ramon Villalbi, médico de Salud Pública y miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS).

No es cierto que la enfermedad sea menos agresiva actualmente

cuarto punto de la cadena viral
El incremento de casos confirmados no se sigue de un incremento comparable de casos hospitalizados a los meses marzo-junio: la enfermedad es menos agresiva actualmente. Esta probado.

Pese a lo dicho en la cadena, no hay evidencias científicas de que la enfermedad sea menos agresiva actualmente."Nadie ha cogido un virus 'de antes' y 'de ahora' y ha probado en un modelo animal que la enfermedad que causan son distintas. Otro dato a tener en cuenta es que actualmente se están haciendo más pruebas y se está detectando un mayor número de asintomáticos, que al ponerse en aislamiento no pueden contagiar a personas más vulnerables de sufrir la enfermedad grave", aclara Sonia Zuñiga.

Incide en ello Joan Ramon Villalbi: "no es que la COVID-19 sea menos agresiva. Diagnosticamos muchos más casos leves, e incluso asintomáticos, que en marzo y abril. Entonces no se diagnosticaron aunque existieron porque no había PCR para todos y el sistema sanitario estaba saturado. A los que tenían fiebre y tos se les decía de quedarse en casa y no se les diagnosticaba. Este cambio en España y otros países hace que se diagnostiquen casos más leves e incluso asintomáticos. Esa es la explicación de por qué se ven casos menos graves", no que la enfermedad sea menos agresiva.

Alcamí afirma que el virus "sigue siendo igual de virulento" y señala a otros motivos para una menor agresividad: los pacientes de alto riesgo se protegen, por eso la edad media de los infectados es menor; los médicos han aprendido con la experiencia a tratar mejor a los pacientes y que "mientras no haya sobrecarga hospitalaria, la asistencia será mejor y menor la mortalidad. Si los hospitales se colapsan, la mortalidad volverá a aumentar".

La carga viral es similar en niños y adultos

quinto punto de la cadena viral
Los niños enferman mucho menos (sería horrible que no fuere así) y expresan formas de enfermar menos graves; por otra parte, en ellos la carga viral es menor y por tanto el inóculo del virus que trasladan a los adultos, menos infeccioso. Son hechos.

Aunque "es cierto que, en general, los niños no sufren una enfermedad severa si se infectan con SARS-CoV-2. Pero cuando se ha estudiado se ha encontrado que la carga viral que tienen los niños es similar a la que se encuentra en otros rangos de edad. Por tanto, son potencialmente tan infecciosos como un individuo de otra edad", aclara Zuñiga. La posible relación entre la carga viral inicial y la gravedad de la enfermedad lo explicamos en este artículo, algo que tampoco está demostrado.

"Con este virus no hay que confundir 'enfermedad' con 'cantidad de virus', porque se puede dar el caso de una persona asintomática (sin enfermedad) con alta carga viral (mucho virus), que pueda transmitir el virus a las personas de alrededor", añade Zuñiga.

José María Molero, médico de familia en la Comunidad de Madrid y portavoz del grupo de trabajo en enfermedades infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, señala que "los niños se contagian tanto como los adultos, pero los cuadros son más frecuentemente asintomáticos o con síntomas más leves. Por otro lado, la carga viral no es sinónimo de alta capacidad infectiva. Hay otros factores que influyen. Los niños tienen una alta carga viral y durante tiempo. Al ser menos sintomáticos o toser con menor fuerza, es probable que contagien menos. Pero se desconoce el motivo".

Alcamí destaca que "hay debate en ese punto porque hay trabajos que muestran menor transmisión por los niños pero otros que muestran transmisión de niños a adultos. Las cargas virales por encima de 6 años son similares a las de los adultos en algunos trabajos pero los casos son bajos porque se hacen pocas PCR a los niños ya que prácticamente todos son asintomáticos. Necesitamos más experiencia en este punto concreto".

Las normas ayudarán a la vuelta al cole presencial

SEXTO PUNTO DE LA CADENA VIRAL
La vuelta ordenada al colegio no tiene que ser un "enorme riesgo" si se siguen normas sencillas y sistemáticas. La comunidad educativa debería serenarse. Se suponen que han de enseñar, ¿no?

Los cinco expertos consultados coinciden en que este punto de la cadena es correcto: "es cierto que seguir las normas de mascarilla, distanciamiento social, higiene extrema, mayor ventilación.. debe ayudar a que la vuelta al cole no vaya a ser un desastre. Pero no hay que relajarse con las normas", destaca Zuñiga. Para Villalbi, es muy grave que las escuelas estén cerradas y aboga porque se reabran con medidas de seguridad.

"La vuelta al cole no tiene que suponer muchos brotes con medidas de seguridad sin mucha transmisión comunitaria del virus. Pero con una transmisión comunitaria alta es normal que haya clases confinadas al dar positivo niños y profesores. Tendremos que convivir con cierres de clases y de colegios", opina Pedro Gullón.

"El riesgo depende de la incidencia acumulada de casos en la comunidad. Si la incidencia es elevada, a pesar de las medidas de prevención, el riesgo de transmisión es también significativa. Es fundamental, además de las medidas, realizar la detección inmediata, ante la mínima sospecha clínica y cuarentena en los contactos", añade el médico de familia José María Molero.

¿Cuándo acabará la pandemia?

SÉPTIMO PUNTO DE LA CADENA VIRAL
Sars cov 2 estará circulando en la comunidad -yo lo afirmé hace 45 días mientras se nos decía que no, que eran "sólo brotes" en cataluña y aragón- al menos hasta el 2023 (datos basados en análisis de escenarios publicados). Para enero 2021 tendremos vacuna, luego habrá más oferta, y mientras, la pandemia será cada día menos noticia. para 2023 será historia.

Según la cadena, el virus circulará hasta 2023 y en enero de 2021 llegará la vacuna, lo que irá disminuyendo la pandemia hasta su desaperición en 2020. En cambio, los expertos consultados por Maldita.es no se atreven a dar fechas.

"Hasta que no haya una vacuna eficaz que reduzca en un 100% la posibilidad de contagio, el virus seguirá entre nosotros. De momento las vacunas que se postulan para el primer semestre del 2021 aspiran a reducir la enfermedad en los individuos que se infecten, pero no a impedir la infección, de modo que el virus se seguiría diseminando", destaca Zuñiga.

"Es previsible que, a pesar de la vacuna, siga circulando, lógicamente en menor cantidad, pero probablemente lo haga durante todo el año. Es imposible decir hasta cuándo va a seguir circulando y en mi opinión va a ser un virus que va a estar durante varios años entre nosotros, pero lógicamente más controlado", señala Molero.

"Vivimos en un escenario de alta incertidumbre. Quien diga lo contrario seguramente esté mintiendo", opina Gullón.

Los virus no compiten, se acumulan

octavo punto de la cadena viral
En otoño (todos los años ocurre igual), el virus gripal, los virus del resfriado común, y el VRS competirán con sars cov 2 y la mortalidad seguirá descendiendo (como lo ha hecho ahora claramente, está probado).

Aunque la cadena diga que "en otoño (todos los años ocurre igual), el virus gripal, los virus del resfriado común, y el VRS competirán con SARS-CoV-2 y la mortalidad seguirá descendiendo", esto no se puede saber todavía.

De hecho, puede que los virus se acumulen y estén presente a la vez en la misma persona, pudiendo tener a la vez una gripe y COVID-19, destaca el epidemiólogo Pedro Gullón. "La mortalidad del virus SARS-CoV-2 va a depender fundamentalmente del tipo de población infectada. Mientras no afecte a la población mayor de 65 años y/o con enfermedades crónicas, la mortalidad y el número de casos hospitalizados estarán controlados. No sabemos cómo se van a comportar las infecciones víricas del invierno, especialmente la gripe", opina Molero.

"Los datos que se manejan en este momento, provenientes del hemisferio sur, sugieren que la incidencia de infecciones por otros virus respiratorios será menor el próximo otoño, fundamentalmente debido a las medidas que se están siguiendo para contener el SARS-CoV-2 (mascarillas, distancia social, mayor higiene) que en el fondo valen para todos estos patógenos respiratorios", señala Zuñiga.

"No está probado nada y lo que está demostrado es que un paciente puede estar infectado por varios virus respiratorios a la vez", opina Alcamí. "Este año esperamos que haya más vacunación contra la gripe y ayude a distinguir la gripe de otras enfermedades respiratorias", según Villalbi.

Los 'robustos' deben cuidar de los 'frágiles' y todos tomar precauciones

NOVENO PUNTO DE LA CADENA VIRAL
Los "Robustos" han de cuidar de los "Frágiles" (enfermos significativos y ancianos debilitados) y éstos han de evitar contactos prescindibles. Todos debemos lavarnos las manos muchas veces al día (en mi caso, y por mi trabajo, estimo que no menos de 40-50 veces), airear los espacios cerrados, no compartir cristalería y vajilla, postoponer para mejores tiempos los tiernos y necesarios abrazos, y besos, y portar mascarilla cuando la distancia física sea < 2 mts. Todo ésto está probado, el resto de la gimnasia de prohibiciones, no.

El noveno punto de la cadena es correcto aunque con matices, según los cinco expertos contactados por Maldita.es: debemos tomas medidas para evitar la propagación del virus.

No obstante, Sonia Zuñiga cree que es erróneo lo que se refiere al "resto de la gimnasia de prohibiciones", que según el texto no están probadas su eficacia. La viróloga apunta que "todas las prohibiciones que se están imponiendo en este momento están destinadas a que esas medidas que dice se cumplan a rajatabla. Si a pesar de las medidas, la gente se las salta y suben los contagios, entonces hay que endurecer algunas medidas (por ejemplo con el asunto de los confinamientos)".

"Ignora una parte importante: si obligan a la gente a trabajar con personas cerca aumenta la posibilidad de contagiarse. Si estás trabajando en un restaurante, un sitio cerrado, y si un cliente está contagiado, mientras come puede contagiarte. Es muy ingenuo considerar que se soluciona con unas medidas de higiene individuales. Son útiles pero no son la panacea", opina Gullón.

Un último punto opinativo

DÉCIMO PUNTO DE LA CADENA VIRAL
Como saben, nuestro Gobierno fue lento de reacción al comienzo, y ahora se inhibe en favor de las Comunidades Autónomas, a las que atribuirá las consecuencias obvias, porque es consciente, de que la transmisión comunitaria es inevitable, que los rastreos generales ya tienen poco utilidad (salvo en contactos reales de enfermos y fines diagnósticos), aunque se siguen haciendo para visibilizar así "que nos protegen" , a pesar de lo costoso que resultan y de que las PCR son finitas.

Buena parte de este punto es opinativo, por lo que no podemos verificarlo, pero algunas partes sí.

Zuñiga está parcialmente de acuerdo sobre la poca utilidad de los rastreos generales: "la PCR es una foto fija que no implica que una persona que en ese momento es negativa no se vaya a contagiar a los diez minutos siguientes. Pero, por otro lado, sirve para poner en aislamiento a positivos (infectados) que pueden diseminar el virus y controlar la enfermedad. Además, en este momento no tenemos otra manera de asegurar que, por ejemplo, la gente que se reincorpora al trabajo después de sus vacaciones, no está infectada". Sobre los cribados masivos y su posibile utilidad ya hablamos en este artículo.

CADENA VIRAL
Las estadísticas diarias, amplificadas por los mas media, generan miedo. Las impresiones dominan y alimentan este miedo en cada informativo. La población está al albur de tanta infodemia. Tampoco el Gobierno tranquiliza. Pero sobre la materia de los hechos las cosas son distintas:
1. Sars cov 2 está mutando hacia formas menos virulentas (delección genómica en el OFR 7b-8): está probado.
2. Existe inmunidad cruzada -mediada por Linfocitos T- con los virus del resfriado común, de modo que son cada vez más las personas que sin tener anticuerpos (linfocitos B, test habituales) están inmunizadas y no se infectan. Está probado.
3. «Las PCRs» no miden carga viral, sólo informan de la presencia de alguna de las tres fracciones del genoma del virus que ofrece la prueba, nada más. Ser positivo PCR («los casos confirmados», que llaman) no es equivalente a estar enfermo (la mayoría, de hecho, actualmente, son asintomáticos, NO ENFERMOS). Está probado.
A veces, y conforme pasan los días más, ser PCR positivo no consiste sino en que le han detectado a usted alguno de los fragmentos, pero no un virus viable, ni mucho menos replicable y patógeno. Si usted encuentra, al hacer una obra pública, restos humanos, pongamos del paleolítico, son restos humanos sin duda, pero son inofensivos: no les van a atacar. También pasa ésto con muchas PCRs: restos de virus rotos. Está probado.
4. El incremento de casos confirmados no se sigue de un incremento comparable de casos hospitalizados con los meses marzo-junio: la enfermedad es menos agresiva actualmente. Está probado.
5. los niños enferman mucho menos (sería horrible que no fuere así) y expresan formas de enfermar menos graves; por otra parte, en ellos la carga viral es menor y por tanto el inóculo del virus que trasladan a los adultos, menos infeccioso. Son hechos.
6. La vuelta ordenada al colegio no tiene que ser un «enorme riesgo» si se siguen normas sencillas y sistemáticas. La comunidad educativa debería serenarse. Se suponen que han de enseñar, ¿no?
7. Sars cov 2 estará circulando en la comunidad -yo lo afirmé hace 45 días mientras se nos decía que no, que eran «sólo brotes» en cataluña y aragón- al menos hasta el 2023 (datos basados en análisis de escenarios publicados). Para enero 2021 tendremos vacuna, luego habrá más oferta, y mientras, la pandemia será cada día menos noticia. Para 2023 será historia.
8. En otoño (todos los años ocurre igual), el virus gripal, los virus del resfriado común, y el VRS competirán con sars cov 2 y la mortalidad seguirá descendiendo (como lo ha hecho ahora claramente, está probado).
9. Los «Robustos» han de cuidar de los «Frágiles» (enfermos significativos y ancianos debilitados) y éstos han de evitar contactos prescindibles. Todos debemos lavarnos las manos muchas veces al día (en mi caso, y por mi trabajo, estimo que no menos de 40-50 veces), airear los espacios cerrados, no compartir cristalería y vajilla, postponer para mejores tiempos los tiernos y necesarios abrazos, y besos, y portar mascarilla cuando la distancia física sea < 1.8 -2 mts. Todo ésto está probado, el resto de la gimnasia de prohibiciones, no.
10. Como saben, nuestro Gobierno fue lento de reacción al comienzo, y ahora se inhibe en favor de las Comunidades Autónomas, a las que atribuirá las consecuencias obvias, porque es consciente -al menos Simón lo es (e Illa, el ministro, puede serlo si aplica la Lógica, porque la Etica y la Estética no son, según creo, su fuerte), de que la transmisión comunitaria es inevitable, que los rastreos generales ya tienen poca utilidad (salvo en contactos reales de enfermos y fines diagnósticos), aunque se sigan haciendo para visibilizar así «que nos protegen» , a pesar de lo costoso que resultan y de que las PCR son finitas.
Es decir, se está produciendo una inversión del modelo: ahora nosotros somos, es decir actuamos a nivel estatal, como los gobiernos de los british y los suecos, y las comunidades se acercan más al gobierno totalitario chino con su advertencia de «cierre» y la gimnasia de medidas cambiantes ( oh qué absurdo ¡ aquel irracional confinamiento medieval de toda la población ¡)
Sigan con sus vidas, apliquen las medidas comentadas, y sobre todo, tengan una visión racional, sistemática y analítica de la pandemia, no se dejen influir tanto, y no tengan miedo, sino esperanza.

Primera fecha de publicación del artículo: 14/09/2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Otros artículos de Maldita.es