👉 HAZTE MALDITO. HAZTE MALDITA. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]
Maldita Ciencia
Maldito Bulo
09/07/2020

No, James Hildreth no ha afirmado que el coronavirus sea un exosoma y no hay evidencias de que sea así

Nos habéis hecho llegar un contenido compartido en redes sociales que defiende que el coronavirus que causa la COVID-19 “no es un virus, es un exosoma”, y donde se atribuye esta afirmación a James E. K. Hildreth, un médico estadounidense experto de VIH, y presidente del Meharry Medical College, una universidad situada en Nashville, Tennessee. Es un bulo. La afirmación viene de un artículo del año 2003, se refería al VIH y no al SARS-CoV-2 y está descontextualizada. De hecho Hildreth ha denunciado que se utilice su trabajo para asegurar que el SARS-CoV-2 no existe. Os explicamos.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

La frase sobre los exosomas no se refiere a la COVID-19 y está manipulada

Como supuesto argumento a favor de esta teoría conspiranoica sin pruebas se está utilizando una frase que dice literalmente "“no es un virus, es un exosoma” y que se atribuye a James E. K. Hildreth, médico estadounidense experto de VIH y presidente del Meharry Medical College, situada en Nashville, Tennessee.

La frase proviene de un artículo publicado en 2003 en la revista Journal of Cell Biology, pero el autor no es Hildreth sino William Wells, un biólogo que trabajaba en la Rockefeller University Press y que hoy es consultor para la tuberculosis del USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional).

En el artículo se explicaba la teoría que algunos retrovirus (virus de ARN) pudieran “secuestrar” los sistemas de comunicación intercelulares. Y se refería concretamente al virus del VIH. Wells cita Hildreth, que ya entonces trabajaba en el VIH, atribuyéndole esa frase literal: “the virus is fully an exosome in every sense of the word,” es decir: “el virus es completamente un exosoma en todos los sentidos del término”.

Sin embargo, en el artículo de Hildreth que Wells referencia, titulado “La hipótesis del exosoma como caballo de Troya”, la frase entre comillas no está.

Wells ha confirmado a Maldita Ciencia que “esa cita está basada en una conversación telefónica con el Dr. Hildreth”.

También hemos preguntado al doctor Hildreth si reconoce esa frase como suya y estamos a la espera de una respuesta.

La respuesta de W. Wells a Maldita Ciencia.

Hildreth: “El virus es real. La pandemia es real y está causada por el virus. Y punto”

A raíz de que haya circulado esa frase y se haya usado para poner en entredicho la existencia del SARS-CoV-2, Hildreth ha declarado públicamente en varias ocasiones que no comparte en absoluto esa idea o que se infravalore su peligrosidad.

Lo explica él mismo en este tuit: “parece que alguien está citando mi trabajo sobre el VIH y los exosomas para afirmar que no considero la COVID-19 una amenaza grave”, y después de haber enlazado un artículo suyo de 2017 donde propone que el virus del VIH se comporte como un exosoma, añade: “Aquí está el paper y así podéis leer por vosotros mismos que yo no he dicho tal cosa. COVID-19 es un virus totalmente diferente y es una amenaza grave”.

Y en este otro nos recuerda que el virus y la pandemia son reales, “y punto”.

Qué es un exosoma y por qué se relaciona (falsamente) con el actual coronavirus

Los exosomas son un tipo de vesículas (bolsas) celulares que forman parte de la fisiología de una célula, y que pueden contener material celular como lípidos, ARN o ADN, o proteínas, entre otros. Aunque su función no está clara, probablemente sirvan para expulsar material innecesario de la célula y para mantener el equilibrio homeostático entre sus componentes, tal y como explica este artículo de Science.

Circula por internet una teoría, sin ninguna evidencia científica, que asegura que el coronavirus causante de la COVID-19 es en realidad un exosoma, una de esas vesículas celulares provocada por la supuesta contaminación electromagnética que generarían las redes 5G. Como ya hemos explicado aquí, no hay ninguna evidencia científica de una relación entre el 5G y la COVID-19.

El origen de esta idea sin evidencia científica es Andrew Kaufmann, profesor asistente de Ciencias Políticas de la Universidad Católica de América, cuyas teorías conspiranoicas han sido desmentidas muchas veces (aquí, aquí, aquí, y aquí, por ejemplo). Kaufmann defiende esta supuesta teoría de que el virus SARS-CoV-2 no existe, que se trata de un exosoma y por tanto la pandemia se debe a que en realidad nuestros cuerpos están siendo envenenados con el 5G. Lo explica bien en este hilo de Twitter el divulgador científico Jonathan Jerry.

Que el 5G no causa ni la COVID-19 ni ninguna otra enfermedad lo hemos explicado muchas veces (por ejemplo aquí, aquí y aquí).

Primera fecha de publicación: 9 de julio de 2020.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Fact-checkers de 30 países nos hemos unido para luchar contra la ola de desinformación que ha traído consigo el nuevo coronavirus iniciado en China, puedes leer más sobre los desmentidos en este artículo y en este otro del IFCN.

Otros artículos de Maldita.es